MAQUILAS GOOD BYE!!

MAQUILAS GOOD BYE!!

Entre octubre del año 2000 y marzo de 2002 las maquiladoras mexicanas perdieron 270.000 empleos, y ello es de significativa importancia si se recuerda que en el año 2001 las exportaciones de las maquilas ascendieron a 77.000 millones de dólares, que representaron la mitad de las exportaciones del país.

11 de febrero 2003 , 12:00 a.m.

Entre octubre del año 2000 y marzo de 2002 las maquiladoras mexicanas perdieron 270.000 empleos, y ello es de significativa importancia si se recuerda que en el año 2001 las exportaciones de las maquilas ascendieron a 77.000 millones de dólares, que representaron la mitad de las exportaciones del país.

Este comportamiento negativo se explica en parte por la recesión de la economía estadounidense, la revaluación del peso y la confusión sobre la modificaciones del régimen impositivo de las maquiladoras. Pero el factor mas notable es el éxodo de factorías mexicanas hacia China, país que se ha convertido en un competidor muy agresivo gracias a sus bajos costos. Mientras en México el salario por hora oscila entre 2 y 2.50 dólares incluyendo los beneficios sociales y las cargas laborales, el salario en China oscila entre 0.35 y 1,00 dólares, por hora con todos los beneficios sociales y cargas fiscales incluidas, además del hecho de que la educación, la vivienda y la salud están garantizadas por el Estado.

En el pasado reciente, la debilidad del peso encubrió la menor eficiencia de la producción mexicana, pero cuando el peso comenzó a revaluarse desde 1999, el costo de producción se ha elevado en 30%. Aunque persiste la ventaja estratégica de la ubicación geográfica cercana al mayor mercado mundial, ahora resulta claro que no es sostenible cifrar la competitividad exclusivamente en los bajos costos, si países asiáticos en especial China, han bajado el piso mínimo salarial mundial hasta niveles a los cuales nuestros países no pueden homologarse. Se trata entonces de mejorar la productividad, a través de incorporación tecnológica, mejoramiento de la calificación de la fuerza de trabajo y de las condiciones de competitividad sistémica con mejor infraestructura y sinergia en las relaciones laborales. El promedio de educación de la los trabajadores mexicanos sólo asciende a 8 años de estudio.

Aunque hay países que proponen en la OMC imponer sanciones a China por otorgar subsidios a los inversionistas, la actitud dominante entre las empresas transnacionales es aprovechar las inmensas potencialidades del mercado chino a futuro y no enfatizar las críticas ni apoyar sanciones por las restricciones chinas a las libertades sindicales y a los derechos políticos de la oposición. Pero no hay que equivocarse en creer que China se limita a competir con bajos salarios: Ofrece ingenieros y gerentes bien capacitados, ha elevado la eficiencia de sus puertos y está dedicando diez veces mas recursos que antes a enviar estudiantes de administración de empresas y de ingeniería a Occidente.

México por el contrario encuentra reparos de los inversionistas respecto del nivel de corrupción que eleva los costos de transacción, la creciente criminalidad, la congestión en la frontera, el retraso en la calificación de su fuerza de trabajo y en la menor eficiencia de sus puertos.

Hasta ahora el sector electrónico es el que mas ha sufrido, pues su producción se redujo en 8,8 por ciento en el 2001 y la empresa Phillips despidió a 900 trabajadores a raíz del traslado de parte de la producción a su planta de Suzhou en China, al tiempo que la japonesa Canon desplazó a 700 trabajadores en México al trasladar parte de su producción a Thailandia y Vietnam.

En cambio en la empresa Maytag anunció el traslado de su planta desde Galesbury (Illinois) hacia Reynosa en México y la japonesa Toyota anunció la expansión de su planta en Tijuana para producir allí el camión Tacoma. La Sanyo por su parte anunció que compartirá su producción de 5millones de televisores entre Tijuana y Forest City (Ark).

México conserva pues grandes ventajas competitivas derivadas de su cercanía al mercado estadounidense, lo cual le permite responder más rápido a las exigencias del mercado, que un proveedor transoceánico; pero enfrenta el reto de mejorar su eficiencia, pues cifrar la competencia sólo en los bajos costos laborales, está ahora en cuestión. Y el futuro de las maquilas en la OMC es incierto. Y hay países que llegaron tarde

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.