Colombia, una joya para los capitales chilenos

Colombia, una joya para los capitales chilenos

En los próximos meses, el grupo chileno CorpBanca concretará, por 1.280 millones de dólares, la compra de Helm Bank y se hará a uno de las 'joyas' del sistema financiero colombiano.

24 de junio 2013 , 08:48 a.m.

El calificativo de joya se le aplica al establecimiento financiero criollo, entre otros, por el posicionamiento y estrategia en el nicho de empresas del sector real y a que sus clientes se encuentran entre los de mejor calidad de cartera del sistema.

Sin embargo, la toma del Helm no es la única que han hecho los conglomerados chilenos en los últimos años en Colombia, pues ocurrió lo mismo, por ejemplo, con los activos de Carrefour (hoy Jumbo y Metro) y Banco Santander, además de otras firmas como Cryogás, Farmasánitas, Terpel, Lafrancol y Aires, esta última comprada por LAN.

La Dirección de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon) de Chile dice en un documento que el año pasado la inversión de ese país en el exterior creció 47 por ciento, al sumar 8.553 millones de dólares, impulsada especialmente por las grandes adquisiciones en Colombia.

Aunque los montos de las transacciones chilenas no corresponden necesariamente a los que se miden en la balanza de pagos colombiana, significaron desembolsos para los adquirentes australes por cerca de 4.600 millones de dólares.

Además, en el 2012 Colombia se situó como el principal receptor de inversión extranjera directa (IED) chilena, con 5.315 millones de dólares.

Por su lado, la balanza de pagos, del Banco de la República, indica que de la nación austral llegaron en 2012 en IED a Colombia 3.074 millones de dólares, con un incremento de 372 por ciento respecto a 2011.

Lo anterior le valió ubicarse como el primer inversionista extranjero del 2012 en Colombia, sin incluir petróleo. No obstante, el auge de capitales chilenos viene de atrás y entre 1990 y 2012 el país suramericano acumuló en Colombia un 'stock' de 14.218 millones de dólares. El director de Direcon, Álvaro Jana, dijo que los flujos de inversión directa de Chile hacia Colombia y otras naciones se motivan principalmente por una necesidad de contrarrestar el limitado tamaño del mercado austral, que es de apenas unos 17 millones de habitantes. Adicionalmente, expresó que, aunque en un grado bastante menor al de los 90, cuando las firmas chilenas empezaron a abrirse al mundo, el auge de IED la causan factores como la privatización de empresas y la ventaja que otorgan al empresariado la experiencia de haber desarrollado exportaciones a determinados mercados durante un período prolongado.

 La Cepal dice que el alza de la IED se debe también a que el clima de negocios no solo está mejorando en su país, sino también en otras economías de la región, como Colombia, Perú, Brasil. "Las empresas chilenas se han beneficiado de varios años de buen crecimiento económico en el mercado nacional y en los principales mercados extranjeros donde operan, principalmente, Argentina, Brasil, Colombia y Perú", señala el reporte.

 La similitud cultural, la baja penetración y los buenos márgenes de intermediación, en el caso de la banca, son otros factores que impulsan la inversión chilena en Colombia.

A eso se suma, el 'know how' que sus grupos del comercio minorista han acumulado a lo largo de los años.

Otro hecho que consideran expertos como catapulta de la inversión chilena en Colombia se relaciona con el TLC entre las dos naciones, que entró en vigor en el 2010, pues contempla no solo el comercio sino acuerdos para evitar doble tributación.

 La estabilidad política y el crecimiento sostenido de Colombia igualmente han llevado, según Prochile, a que unas 70 firmas australes y de otras naciones incursionen en nuestro país.

Paralelamente, Colombia cuenta con una población en su mayoría joven y una clase media emergente. 

LOS PERIODOS

Entre 1994 y 1997, la inversión chilena en Colombia estuvo asociada al sector energético (principalmente generación y distribución de electricidad), y cuando se encauzaron fondos de largo plazo, entre otros, a empresas como Chivor y Emgesa.

Según Direcon, el segundo ciclo de la inversión austral se inició en 2003 y va hasta hoy y está relacionado, entre otros, con recursos dirigidos a sector de servicios -en particular en Sodimac (Homecenter), donde tienen el 49 por ciento-, la apertura de las tiendas por departamentos Falabella y La Polar y la compra de Terpel por parte de Copec.

A pesar de la incursión de cadenas de comercio en Colombia como Falabella, Ripley, Easy y La Polar, los recursos chilenos se han concentrado en el sector energético -tanto en generación como en distribución eléctrica- con inversiones por 6.126 millones de dólares y el 68,8 por ciento del total.

Cabe recordar a finales de los 90, cuando se privatizaron varias eléctricas y empresas de distribución de energía, una buena parte de los recursos llegó a través de Enersis, operador y vehículo de la española Endesa para la región.

EJECUTIVOS CHILENOS, SATISFECHOS CON LOS CONSUMIDORES COLOMBIANOS

En un centro comercial del sur de Bogotá están las tres tiendas por departamento más emblemáticas de los chilenos: Ripley, Falabella y La Polar. Esa puede ser una muestra del atractivo real que tienen para las firmas de ese país atender clientes colombianos.

Y seguramente, esa es la percepción de firmas de varios sectores de la economía que han puesto sus ojos en esta parte de la región. El Grupo petrolero Copec, CorpBanca, Gasco, Indura, Cencosud y Alto, son algunas de las empresas que han incursionado en el país con miras a obtener más oportunidades de negocios.

Jaime Munita, presidente de CorpBanca Colombia, explicaba hace unas semanas que “hay una serie de negocios que queremos desarrollar como el financiamiento de infraestructura, donde CorpBanca

Chile ha desarrollado una fortaleza y vamos a replicar esas prácticas, sobretodo con el potencial que tiene Colombia”. La cadena Ripley es otro caso reciente de incursión chilena en Colombia. Hace un par de meses, cuando abrió en Bucaramanga la primera de tres tiendas que ya tiene en operación, la cabeza de la empresa para Colombia,Sergio Collarte explicaba las motivaciones de ‘desembarcar’ en el país.

“Hicimos evaluaciones y vimos que era un mercado atractivo y empezamos a preparar nuestro proyecto. En febrero del año pasado se inició el proceso de ingreso” señaló. Y destacó Collarte: “hubo mucha gente que nos ayudó en Colombia, no tuvimos trabas, sino puras cosas positivas y eso nos permitió tener la sede de la compañía de financiamiento”, al lado de las tiendas.

En el comercio, el paso de Cencosud -que ya tenía a Easy- con sus marcas Jumbo y Metro, luego de que compró los supermercados a Carrefour, es otra ‘movida’ chilena reciente, con miras a crecer en Colombia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.