‘Hay que buscar inversionistas para los proyectos sociales'

‘Hay que buscar inversionistas para los proyectos sociales'

No es usual que expertos extranjeros vengan a Colombia a dictar conferencias y no cobren; esto, sin embargo, fue lo que hicieron Juan Alfaro, Simon Zadek y Hugh Evans en el Foro Unidos por la Inversión Social, organizado por la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema.

21 de junio 2013 , 06:07 p.m.

Alfaro y Zadek son expertos en Sostenibilidad y Responsabilidad Social y Evans, en movilización social para combatir la pobreza extrema. Este diario habló con Alfaro.

¿Por qué usted y los otros dos conferencistas no cobraron por venir al foro?

Además de que tengo una proximidad muy fuerte con Colombia, cuando las cosas tienen un carácter filantrópico y el proyecto merece la pena no es lógico estar hablando de pobreza y cobrando 15.000 o 20.000 dólares. No todo es dinero.

Usted destaca la importancia de las alianzas público privadas para mejorar la calidad de vida de la población y generar modelos sostenibles en el tiempo. ¿Cómo deben entenderse esas alianzas?

Son proyectos que tienen que ver con la pobreza extrema; son el papel de los gobiernos estableciendo políticas públicas de promoción a través de agencias estatales, las empresas colaborando con su punto de vista de la innovación o apoyando proyectos que tengan un fin social y/o ambiental, los agentes del tercer sector, sobre todo el de las ONG, y los fondos de inversión.

Por ejemplo…

Una envasadora de productos lácteos se pone en marcha en colaboración con la administración pública, con ayudas de la Unión Europea, para formar a los que van a ser ganaderos, a través de ONG, creando emprendedurismo social. Esos nuevos ganaderos se generan a través del microcrédito que permite que la empresa venda su tecnología y esto va produciendo economías locales.

¿Qué anima a una empresa a vincularse a ese tipo de programas sociales que la alejan de su objetivo del lucro?

Las empresas no solo están para ganar dinero, pues son agentes de la sociedad civil y por lo tanto se tienen que involucrar en las sociedades en las que actúan y eso significa ser partícipes también de los problemas que se generan a nivel social.

¿Es masiva esa participación?

Más empresas están llegando a los países a operar y lo primero que analizan es la condición del ecosistema social, económico y ambiental, y en cierta forma si el país tiene un problema ambiental o social contribuir a su solución.

¿Y cómo lo hacen?

 A través de las estrategias de responsabilidad corporativa. Las empresas son cada vez más activas en estos temas y no tiene nada que ver con los fines de lucro y eso no significa dejar de ganar dinero. Cada día tienen más importancia los activos intangibles como propio valor de la compañía y todas estas actividades generan un impacto reputacional para las empresas de alto nivel.

¿Qué le pasa a las empresas que no se involucran en esos temas?

No pasa absolutamente nada. Es el poder del consumidor el que puede establecer la opción de compra y premiar o castigar a las compañías con la compra o no de un determinado producto, servicio o solución. No soy partidario de que estas cuestiones se apliquen por ley, sino de que aquellas empresas que crean de que eso es bueno que lo hagan.

Si una empresa no se vincula a esos programas, ¿no le pasa nada salvo que el consumidor decida castigarla?

No soy partidario de que el consumidor castigue a nadie y tampoco de establecer por ley las cosas. Hay empresas que dicen: ‘cumplo la ley, pago mis impuestos’. Esa es una responsabilidad básica de la compañía, pero hay otras que quieren ir más allá. La generación de ventajas competitivas establecidas a través de pautas de responsabilidad corporativa son innumerables a nivel de mercado, y hay empresas que creen en esto y otras que no, y me parece bueno.

Una empresa tiene la intención de vincularse a este tipo de programas pero no sabe cómo hacerlo…

Yo defiendo una iniciativa que es importante poner en marcha: una especie de hub de proyectos sociales y ambientales, es decir, que emprendedores sociales compartan sus proyectos, que hagan una especie de road show. Esto se puede encarrilar con la ayuda de las agencias estatales para la remediación, en este caso, de la pobreza o de cualquier otro tema y que las empresas o los fondos de inversión decidan en qué proyectos poner su dinero.

¿Cómo funciona eso?

Las grandes fortunas, las fundaciones patrimoniales y los fondos de inversión están seleccionando proyectos, vía estos hub, para invertir, muchas de ellas esperando un retorno de la inversión y otras haciendo inversiones creyendo en la causa social y ambiental para los cuales se hace esta inversión.

¿Un ejemplo de actividades rentables para las empresas?

Una empresa de microcréditos en India concede préstamos de 175 dólares a mujeres emprendedoras con los cuales compran un teléfono móvil y una batería de recarga y llegan a los pueblos que están sin conectividad para que la gente se puedan comunicar con sus familiares, los mercados etc. En 10 años, la compañía telefónica ha facturado 300 millones de dólares. Haciendo un bien social, que es proveer conectividad, a las emprendedoras les ha multiplicado por cuatro su renta anual.

Ahí hay dos empresas...

Sí, la banca de microcréditos y la de telefonía. En India los consumidores de nuevas tecnologías de comunicaciones son de 20 millones de personas adicionales al año. Por lo tanto, van a ser millones de nuevos consumidores que la compañía tendrá en el futuro.

Pero la compañía de teléfonos solo vende unos aparatos y presta el servicio.

Imaginémonos el caso de la envasadora de productos lácteos: lo que ha hecho es un proceso para formar ganaderos a los cuales les va a vender su tecnología, que la compran con el microcrédito blando. Ya hay un nuevo consumidor de tecnología, que es un nuevo empresario, esto es lo que genera economías indirectas. Por eso soy más partidario de cofinanciar proyectos que tengan que ver con la estrategia empresarial que la propia filantropía.

¿En Colombia hay fondos de inversión como los que usted señala?

En Colombia ese es un mercado incipiente; eventos como el Foro sirven para poner en valor esa creación de nuevos activos financieros para que se tome conciencia de que hay determinados proyectos que se pueden someter en road show internacionales a financiadores de esos proyectos en Colombia.

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.