Tecnológicas, en busca de la confiabilidad perdida

Tecnológicas, en busca de la confiabilidad perdida

El impacto financiero sería mínimo debido a la integración de Google y Facebook en la sociedad.

16 de junio 2013 , 03:58 p.m.

Los gigantes tecnológicos, a cuyos servidores supuestamente tuvo acceso la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) se enfrentan a una lucha por mantener la confianza de unos consumidores que desde hace años vuelcan su intimidad en la red.

Según lo revelado por Edward Snowden, extécnico de la CIA y subcontratista de la NSA, a los periódicos The Washington Post y The Guardian, la NSA y el FBI recaban datos directamente de los servidores de Microsoft, Yahoo!, Google, Facebook, PalTalk, AOL, Skype, YouTube y Apple a través del programa Prism -cuya existencia aseguran desconocer cada una de esas empresas- para espiar contactos en el extranjero de sospechosos de terrorismo a nivel mundial.

En esa lista destaca la ausencia de nombres como Twitter, que supuestamente habría rechazado cooperar con el Gobierno estadounidense, y Amazon.

Google ha reiterado en varias ocasiones que no facilita el acceso directo a sus servidores al Gobierno y que solo cede información cuando recibe una orden judicial, como está establecido por la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (Fisa).

“Los informes que sugieren que Google está dando acceso sin límites a datos de nuestros usuarios son falsos”, dijo el cofundador de la empresa, Larry Page, en el blog oficial de la compañía, un mensaje en la misma línea que el realizado por Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, quien calificó dicho supuesto de “intolerable”.

Por el momento, ambas empresas han pedido permiso a las autoridades federales estadounidenses para revelar datos sobre cómo actúan cuando el Gobierno recaba información de casos que alegan que afectan la seguridad nacional.

El jueves de la semana pasada, David Drummond, jefe de Asuntos Legales de Google, dijo al canal público PBS que cuando reciben una orden judicial para entregar datos al Gobierno estadounidense, lo hacen a través de un sistema de transferencia de datos FTP seguro y establecido por la agencia gubernamental implicada, por lo que en ningún caso el Gobierno tiene acceso directo a los servidores de la multinacional.

Pese a esas explicaciones, queda por determinar el alcance y el modo de operar de Prism, que según el director nacional de Inteligencia, James Clapper, se realiza con el “conocimiento” de las empresas de Internet implicadas y con el objetivo de “facilitar” la vigilancia de datos en el extranjero tal y como autoriza el Congreso de ese país.

Muchos se preguntan ahora cómo estas empresas pueden asegurar la privacidad de los datos de sus consumidores si, tal y como sostienen, no conocían que el Gobierno tuviese ese tipo de acceso a sus servidores.

“Es la clásica tormenta del peor tipo, nadie puede defenderse porque se trata de seguridad nacional”, dijo a la página de internet Politico un ejecutivo de Microsoft que pidió no ser identificado. “Cuando todo esto acabe, lo mejor que podemos esperar es que la gente crea que es en nuestro mejor interés proteger sus datos y que hacemos todo lo que podemos para lograrlo. ¿Será suficiente nuestra palabra?”, añadió.

Holmes Wilson, cofundador del grupo en defensa de los derechos en línea ‘Fight for the Future’, afirmó que los sistemas establecidos para la obtención de esos datos presentan profundos problemas de privacidad.

“Estas compañías sostienen que no han dado acceso directo a sus servidores, pero lo que han creado es un mecanismo legal y tecnológico complejo que actúa de la misma manera. Dios sabe qué otras agencias gubernamentales tienen acceso a esa información”, comentó al influyente periodico británico The Guardian. “Hay un potencial de abusos tremendo”, añadió.

Microsoft, Yahoo, Google, Facebook, PalTalk, AOL, Skype, YouTube y Apple habrían accedido a colaborar con el gobierno mientras que Twitter y Amazon se habrían negado.

OBAMA EXPLICARÁ AL G8 LA IMPORTANCIA DEL PROGRAMA

En vista del malestar de los gobiernos europeos por el espionaje, la Casa Blanca informó que el presidente estadounidense, Barack Obama, explicará esta semana en la reunión del G8 “la importancia” de los programas secretos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, en inglés) que registran datos digitales de extranjeros para evitar complots terroristas. “Vamos a escuchar las preguntas (de los aliados europeos), y a tener un intercambio sobre estos programas y otros esfuerzos de lucha contra el terrorismo”, dijo uno de los asesores de Seguridad Nacional.

Así mismo, insistió en que el presidente estadounidense explicará a los líderes europeos “la importancia de estos programas en términos de lucha antiterrorista” y que, acabar con ese tipo de vigilancia “eliminaría una herramienta esencial” para la “seguridad compartida”. Obama indicó que los programas de espionaje de llamadas y comunicaciones en Internet cuentan con un “amplio apoyo bipartidista” en el Congreso, “ayudan a prevenir ataques terroristas” y son revisados por su equipo de asesores y el poder judicial. “No se puede tener 100 por ciento de privacidad y 100 por ciento de seguridad”, dijo.

LOS ÁNGELES/EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.