Coyuntura/Las ARL y las TIC, unidas en la seguridad laboral

Coyuntura/Las ARL y las TIC, unidas en la seguridad laboral

Prevenir accidentes y enfermedades laborales resulta más económico que afrontar constantes incapacidades; pero lograr la prevención adecuada requiere capacitación y actualización

12 de junio 2013 , 07:09 p.m.

En la actualidad, las empresas reconocen que solo en la medida en que promueven el crecimiento de los individuos que trabajan en ellas, impulsarán el desarrollo de la organización en su conjunto, permitiendo dinamizar la continuidad del core de sus negocios.

Sin embargo, existen las empresas en las que prevalece la lógica financiera, más que la lógica del autocuidado y la prevención.

Según el Diagnóstico Situacional en Seguridad y la Salud en el Trabajo de Colombia, realizado por el Instituto de Salud y Trabajo (ISAT), y con colaboración del Gobierno de Canadá, los factores de riesgo, las enfermedades laborales y los accidentes de trabajo se pueden prevenir con intervenciones que no requieren grandes inversiones por parte de las empresas, ni prescindiendo del empleado por sus contantes ausencias.

Un empleado enfermo o con cualquier tipo de discapacidad es desfavorable a la hora de medir el crecimiento operacional de una compañía; por esto, aplicar correctamente las políticas gubernamentales por parte de las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL) es una tarea que debe realizarse al ‘dedillo’.

En ese sentido, se desarrollaron, en la Universidad Manuela Beltrán, estudios documentados en la tesis de maestría en educación titulada: Desarrollo del uso de las TIC en estudiantes de especialización en salud ocupacional con la utilización de recursos educativos digitales.

Como autor de la tesis, considero que la seguridad y la salud en el trabajo es un área del conocimiento que se caracteriza por ser eminentemente preventiva, interdisciplinaria, intersectorial y con participación multipartita de todos los actores sociales que en ella se involucran, es decir, incluye a los trabajadores, los empleadores, los gobiernos, el sector educativo, el sector científico y el aparato productivo en su conjunto, dentro de un modelo holístico mucho más cercano a la realidad del mundo del trabajo.

En la actualización y el aprendizaje de los profesionales en salud ocupacional y seguridad industrial, las TIC (Tecnologías de la Información y la comunicación) son de gran importancia.

Actualmente, este profesional orienta su labor a disminuir la presencia de peligros para el empleado, buscando alternativas innovadoras, como los recursos educativos digitales en la capacitación empresarial para adultos, que brinde las herramientas necesarias en el desarrollo de su gestión.

La ley 1562 del 2012, por ejemplo, involucra por primera vez el uso de las TIC en el ámbito laboral; en su párrafo dos establece que: “en todas las ciudades o municipios donde existan trabajadores afiliados al sistema general de riesgos laborales, las Administradoras de Riesgos Laborales deben desarrollar las actividades de promoción y prevención con un grupo interdisciplinario capacitado y con licencia de salud ocupacional propio o contratado bajo su responsabilidad.

Para ampliar la cobertura, la ejecución de dichas actividades podrá realizarse a través de esquemas de acompañamiento virtual y de tecnologías informáticas y de la comunicación, sin perjuicio del seguimiento personal que obligatoriamente respalde dicha gestión”.

Asimismo, dispone que sea responsabilidad de las ARL desarrollar servicios de promoción y prevención, campañas, programas y toda serie de acciones que garanticen a sus empresas afiliadas el cumplimiento del desarrollo básico del plan de trabajo anual en los programas de salud ocupacional.

ENFERMEDADES LABORALES

Fasecolda registra en su página que los trabajos u oficios que involucran a los empleados en algún tipo de riesgo profesional están ubicados en el sector inmobiliario, empresariales y de alquiler, seguido de las industrias manufactureras, de construcción, agricultura, ganadería, caza y silvicultura.

La enfermedad laboral más frecuente se relaciona con las lesiones osteomusculares; cabe anotar que los factores de riesgo en los lugares de trabajo predominantes son: los disergonómicos, el ruido, las temperaturas no confortables y el polvo o humo.

En cuanto a los factores psicosociales prevalecen: la atención al público, el trabajo monótono y las responsabilidades mal definidas.

COLOMBIA VS. OTRAS NACIONES

En trabajos de investigación desarrollados por la Universidad, se compara la legislación nacional colombiana con las de países como Chile y Argentina, encontrando que Colombia se encuentra en un nivel intermedio alto, ya que incluye consideraciones para trabajadores con problemas de farmacodependencia, avanzando respecto a consideraciones en empleadas de servicio doméstico y trabajadores independientes.

En temas como espacios confinados, las investigaciones revelan que falta mucho por hacer en legislación, debido a la falta de reglamentos técnicos o normatividad, adoptando normas internacionales que no siempre son aplicables al país. La investigación concluye que existe un enfoque hacia el tema de la prevención de la accidentalidad, pero se deja de lado la prevención de las enfermedades laborales.

Edgar Martínez Rosado,
Director de Posgrados Universidad Manuela Beltrán Santander.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.