Conozca las ventajas de una mentalidad elástica

Conozca las ventajas de una mentalidad elástica

En tiempos de cambio, es más útil contar con personas flexibles que totalmente rígidas e inflexibles.

11 de junio 2013 , 07:27 p.m.

Aunque parezca contradictorio, las personas con rasgos de carácter fuerte pueden ser débiles y vulnerables. Esto les ocurre cuando deben hacer frente a situaciones nuevas, debido a que su actitud inflexible puede impedirles adaptarse a los cambios de forma satisfactoria.

Así se desprende de una investigación de la BI Norwegian Business School, BI-NBS (Oslo, Noruega), según la cual hay organizaciones que desaparecen porque no logran adaptarse con la rapidez que exigen las transformaciones de su entorno, debido, entre otros factores, a la inflexibilidad de sus gerentes y equipos de gestión.

El estudio, dirigido por el profesor Jan Ketil Arnulf, siguió durante 3 años a 60 directivos de diez equipos de gestión diferentes, en una empresa de marketing.

Evaluaron 16 rasgos de la personalidad e inteligencia de los participantes, como sus niveles de estabilidad emocional, dominancia, atención a las normas, audacia social o atrevimiento, sensibilidad, apertura al cambio, autosuficiencia y perfeccionismo. De ahí los resultados.

Según el profesor Arnulf, este conocimiento debe inducir a realizar esfuerzos –en la elección y acción de los directivos y los equipos de las compañías– para superar la rigidez mental, que supone “una obstrucción en las situaciones de crisis, y comprender el valor de la reflexión y la flexibilidad mental”.

ALGUNAS ESTRATEGIAS

Para el psicólogo clínico italiano Roberto Crobu, director de Óptima Coaching, hay estrategias psicológicas y ejercicios prácticos que puede aplicar una persona para desarrollar una mentalidad más flexible:

1. Poder de la imitación. Recomienda buscar “a nuestro alrededor a aquellas personas que consideramos flexibles para usarlas como modelo, observando cómo actúan y piensan, para tratar de hacer lo mismo”.

2. Suspender los juicios y relativizar. “Si queremos desarrollar una mente flexible, tenemos que darnos cuenta de que lo que nos hace daño no es la realidad en sí misma, sino el hecho de que estamos juzgándola como ‘mala’ para nosotros.

Aceptar que estamos teniendo un juicio no funcional y permitirnos o darnos la oportunidad de cambiarlo nos ayudará mucho”.

3. Cambiar la percepción de la realidad. “Un ejercicio de la PNL, que es muy útil, consiste en preguntarse: ¿cuál es la intención positiva de este acontecimiento desagradable o problema que tengo que afrontar? “Esto tiene que ver con buscar el aspecto positivo, el revés de la situación, la oportunidad escondida tras el aparente riesgo y las consecuencias positivas”.

4. Las dos caras del cambio. “El ideograma que los chinos usan para la palabra ‘crisis’ está compuesto por dos ideogramas, de los cuales uno sirve para componer el concepto de ‘peligro’ y el otro para componer el de ‘oportunidad’. Quedarnos solo con uno de los dos contribuye a esa rigidez que queremos evitar”, señala Crobu.

EFE / Reportajes

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.