Cali mío estructura su expansión latinoamericana

Cali mío estructura su expansión latinoamericana

Para el 2014, planea abrir restaurantes en Costa Rica y Panamá, inicialmente; luego, en Ecuador y Perú. En Colombia, debutará en Cali y el Eje Cafetero, además de lanzar nuevo formato en Bogotá.

04 de junio 2013 , 06:53 p.m.

Durante las últimas cuatro décadas, la marca Cali mío se ha posicionado como la más importante del Grupo CBC, gracias a su amplia masa de clientes en Bogotá.

Ahora, su meta es expandirse fuera de la capital del país y estructurar su crecimiento internacional.

Este grado de madurez también llega acompañado del lanzamiento de un nuevo formato en Bogotá, que se sumará a los 16 restaurantes que ya operan en la ciudad.

Se trata de dos nuevos puntos que desarrollan el concepto ‘campestre’ y que la compañía abrirá antes de finalizar el año: uno en la Autopista Norte, vía Sopó, y el otro en la vía a Siberia.

César García, presidente de la junta directiva del Grupo CBC, explica que este es un “gran salto” que da la empresa, después de conocer los resultados de estudios de mercadeo que definieron que los bogotanos demandan este tipo de lugares descentralizados.

“Es una inversión importante porque se trata de áreas grandes, con parques, granja y un pequeño galpón para ver el desarrollo de los pollos. Los visitantes conocerán el manejo de aguas, de tierras; la evolución delos cultivos sanos y sin químicos que manejamos en toda nuestra cadena. Serán puntos de encuentro familiar y muy lúdicos”, cuenta.

Cada uno de estos dos restaurantes campestres tendrá una inversión de 800 millones de pesos y generará cerca de 100 plazas de trabajo.

Adicionalmente, este año la cadena abrirá cuatro restaurantes más en Bogotá, en los que invertirá 180 millones de pesos (en los que se ubiquen en centros comerciales) y 450 millones (para los construidos en la calle). Cali mío es la marca que más pesa en los ingresos operacionales del Grupo CBC, conformado, además, por Cali vea y Brasa Roja.

Según explica García, representa el 35 por ciento de las ventas de este grupo que, el año pasado, según cifras del portal www.losdatos.com, vendió 82.953 millones de pesos, con un incremento, frente al 2011, de 2,17 por ciento. Para este año, con las nuevas aperturas en Bogotá y con la expansión hacia otras regiones del país, la meta se ubica en 12 por ciento.

cali y eje cafetero

Aunque Cali mío es la marca más antigua del Grupo, no había salido de Bogotá, como las otras dos. Ahora, los planes se enfocan en el Eje Cafetero y Cali. “Esas ciudades lo demandan”, dice García, quien revela que el alto pedido de franquicias para operar Cali mío en esos destinos los llevó a pensar en la necesidad del crecimiento, y lo harán de manera directa.

Acerca de adquisiciones de otras compañías nacionales, García dice que es complicado por la informalidad reinante. “Eso hace más difícil el tema de valoración para saber qué se compra, porque en muchos casos, los manejos no son tan transparentes como se necesita que sean. Hay empresas con 15 puntos, pero manejos administrativos irregulares y, por eso, mejor hacerlo de manera orgánica.

el salto internacional

Esta expansión cruzará las fronteras y empezará con restaurantes propios en Panamá y Costa Rica, y luego, en los países de la región andina.

Ese salto internacional de la cadena se debe concretar durante el primer semestre del 2014.

“Ya estamos buscando locaciones en esos países, y sobre todo trabajando el tema de los permisos y del cumplimiento de las normas sanitarias y salvaguardias. En el segundo semestre del próximo año, operaremos directamente”, explica Díaz.

¿QUÉ AFECTA LA RENTABILIDAD DEL GRUPO CBC?

Según Cesar García, presidente de la junta directiva del Grupo CBC, el consumo de pollo en el país crece y se acerca a los niveles de Venezuela y Brasil, mayores consumidores per cápita. En Colombia, según Díaz, se venden 25 millones de unidades de pollo preparado al mes, además de los 27 millones de pollos crudos que comercializan los supermercados.

Sin embargo, los obstáculos que enfrenta el negocio, según el directivo, tienen que ver con la inseguridad. “La gente deja de asistir a restaurantes luego de ciertas horas, y prefiere pedir domicilios, y eso nos afecta a todos”, dice.

Además, por ser una empresa de servicio a la mesa, la contratación de personal pesa mucho dentro del gasto, porque la competencia, Kokoriko y Frisby, ofrecen autoservicios.

jaivia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.