Un restaurante para perros es la sensación en Río de Janeiro

Un restaurante para perros es la sensación en Río de Janeiro

La cocina es visible atrás de grandes vidrios diseñados para que los clientes puedan ver cómo los co

13 de enero 2011 , 06:40 p.m.

Rachel Zanardi pide al camarero un plato de cordero con vegetales y arroz para Julyana, de 2 años, y otro de pollo para Davyd, de 8, que no son sus hijos, sino sus dos perros, a los que ha llevado al primer restaurante de alimentación natural para canes de Brasil.
“Los perros son como los niños o los viejos: hay que tratarlos lo mejor posible”, afirma esta abogada de 49 años que vive en Copacabana, la zona más turística de Río de Janeiro, donde se acaba de abrir hace apenas 15 días este restaurante pionero.
Con 32 millones de perros, se considera que Brasil tiene la segunda mayor población canina del mundo atrás de Estados Unidos.
La comida que aquí sirven no contiene conservantes ni colorantes, y sí sanísimos y naturalísimos Omega 3 y 6, vitaminas y sales minerales.
“Las alergias de Davyd -un Yorkshire- mejoraron mucho desde que dejó de comer su ración empaquetada para tomar estos menús naturales. Prefiero gastar un poco más y tener un animal con buena salud”, afirma.
Pet Delicia: Cozinha com Amor (Mascota Delicia: cocina con amor) es el nombre del pequeño establecimiento que tiene un comedor terraza al exterior, cubierto de césped sintético, y que promete una mejor salud y una vida más larga para el mejor amigo del hombre.
“Preferimos considerarlo un espacio para perros, más que un restaurante, porque estamos en un país donde mucha gente todavía pasa hambre”, explica Roberta Camara, quien abrió el lugar hace quince días con su esposo sueco Jörgen.
Camara, una investigadora en ciencias que decidió cambiar radicalmente de profesión, aplica a las comidas caninas las “más estrictas” normas del Ministerio de Agricultura. “Lo que servimos es mejor que cualquier comida hogareña, porque aquí todo es equilibrado y calculado por especialistas en nutrición animal”, afirma.
Y aún con la ventaja de que los menús naturales “son mucho más sabrosos que la comida industrializada para perros”, asegura.

 

Río de Janeiro/AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.