El proceso de transformación del ambiente laboral

El proceso de transformación del ambiente laboral

La efectividad de las organizaciones depende de la comprensión de la etapa en la que se encuentran.

03 de diciembre 2012 , 05:43 p. m.

Una vez termina la valoración de su ambiente laboral, se plantean los objetivos para el próximo ejercicio.

El seguimiento a 281 procesos en Colombia muestra que la efectividad de las empresas es muy distinta dependiendo de la etapa en la que se encuentre. ¿Por qué es así?

De las empresas que se encuentran en una etapa temprana (Ambiente Laboral en un nivel bajo o inferior), el 13 por ciento cumplió la meta que se le planteó y el 32 por ciento avanzó sin llegar a alcanzar el objetivo.

El 55 por ciento restante, desmejoró.

De las empresas que se encuentran en niveles intermedios, las diferencias fueron apreciables.

El 30 por ciento cumplió la meta, el 33 por ciento avanzó sin llegar al objetivo y el 37 por ciento desmejoró.

De las compañías que se encuentran en una etapa de madurez (Ambiente laboral sobresaliente o superior), las diferencias fueron incluso mayores.

El 60 por ciento cumplió la meta, el 19 por ciento avanzó sin llegar al objetivo y el 21 por ciento desmejoró.

Estos resultados parecen contrarios a la intuición ya que es natural creer que es más fácil mejorar cuando se viene de muy atrás que mantenerse cuando se está adelante.

Pero algo más de reflexión permite recordar que en el ámbito académico pasa lo mismo: así como el buen estudiante se mantiene y deja la sensación de que las cosas son fáciles, quienes se encuentran en el otro extremo podrían ser muy consistentes en llevar el sambenito. ¿Por qué pasa esto en las empresas? Por diversas razones.

Una es el desánimo. Las empresas en una etapa temprana sienten que la brecha es tan grande que no vale la pena ni empezar a recorrer la vía.

Otra es la permisividad con la existencia de factores altamente lesivos del ambiente laboral, que se prolongan en el tiempo, como si no fuese posible hacer algo, al menos para atenuarlos.

Cuando las personas ven que al menos se tiene esta intención, su opinión cambia y casi pasa a ser una voz de aliento para los líderes para que sigan adelante intentando modificar lo que parecía antes una realidad escrita en piedra.

Otra razón podría estar asociada a la dispersión de los esfuerzos, que estaría motivada por la existencia de muchos cuestionamientos.

Por eso es necesario no dejarse confundir y concentrarse en lo verdaderamente esencial.

Como ya se dijo en otra parte de este informe, los asuntos medulares son tan evidentes que no hacen falta especialistas para detectarlos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.