Fallan a favor de Comestibles Aldor en caso de marcas

Fallan a favor de Comestibles Aldor en caso de marcas

El Consejo de Estado anuló la resolución de la Superindustria en controversia por las marcas Pin Pop, Pin y Ping Pong.

02 de diciembre 2012 , 03:19 p. m.

El Consejo de Estado le ordenó a la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) conceder el registro de la marca de confites Pin Pop Hiper Shock a favor de la sociedad colombiana Comestibles Aldor S.A.

Así falló al decidir una demanda contra la resolución de la SIC que negó, en 2003, esa autorización, al considerar que ese signo causa confusión en el público con las expresiones inscritas para distinguir alimentos, dulces y chocolates Pin y Ping Pong, otorgadas a empresarios dentro de las clases 29 y 30 de la Clasificación Internacional de Niza.

Según el alto tribunal, las tres marcas en controversia no tienen similitud ni ortográfica ni fonética ni conceptual y, por lo tanto, no causan riesgo de asociación en el mercado sobre su origen comercial.

En su criterio, el signo Pin Pop Hiper Shock sí tiene la suficiente distintividad requerida por la legislación andina para diferenciarse de los otros vocablos previamente inscritos en el país.

“Es una expresión en idioma extranjero, cuyo significado podría afirmarse no es conocido por la mayoría de los consumidores medios. De manera que esta clase de marca es denominada por la doctrina de fantasía”, explicó.

Así lo dijo al anular la resolución 10099 de 24 de abril de 2003, mediante la cual la SIC negó la inscripción solicitada de Pin Pop Hiper Shock.

Para la SIC, el signo en controversia es similarmente confundible con las palabras Pin y Ping Pong.

“Además, se tiene que la marca solicitada comprende los mismos productos de la Clase 30 amparados por la marca Ping Pong que, a su vez, son productos relacionados con los de la clase 29 que ampara el signo Pin, lo cual generaría confusión para el consumidor frente al origen empresarial de los mismos”, agregó la SIC.

Mientras dicha clase 29 se refiere a alimentos como carnes, extractos de carnes, legumbres en conserva y congeladas, la 30 alude a confitería, cacao, harina, pastelería y polvos para esponjar.

LA CONTROVERSIA

Ante los estrados, uno de los empresarios en controversia le pidió al alto tribunal no acceder a las pretensiones de esta demanda porque incluso el vocablo solicitado reproduce, en su totalidad, la denominación Pin.

Basado en una interpretación prejudicial del Tribunal Andino de Justicia, el Consejo de Estado aceptó esta acción de nulidad e indicó que, en este caso, no hay riesgo de confusión para los consumidores.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.