Banco JPMorgan suma perdidas por 5.800 millones de dólares

Banco JPMorgan suma perdidas por 5.800 millones de dólares

El detrimento podría llegar a los US$7.000 millones una vez concluidas las investigaciones.

13 de julio 2012 , 07:25 p. m.

JPMorgan Chase & Co, el banco más grande de Estados Unidos, reveló ayer que perdió 5.800 millones de dólares en el 2012 en sus apuestas con derivados de crédito, y que operadores del grupo pueden haber tratado de ocultar la magnitud del desastre.

De las pérdidas por las cuestionadas operaciones con derivados, 4.400 millones de dólares se registraron en el segundo trimestre.

La revelación de JPMorgan de que algunos operadores expusieron de mala manera el valor de sus posiciones fue la primera señal de que los problemas podían ir más allá de una mala evaluación de los mercados.

El banco dijo que su Oficina de Presidencia de Inversiones (CIO, por su sigla en inglés), responsable por el escándalo financiero, ya no estaba haciendo apuestas con derivados de créditos, y que otro grupo administrará las operaciones que quedaron pendientes.

Aunque el banco dijo que el problema fue un caso aislado, los operadores involucrados podrían perder entre 700 millones y 1.700 millones de dólares más, señaló el presidente ejecutivo de JPMorgan, Jamie Dimon, en una teleconferencia con inversionistas. La CIO, que administra el riesgo general del banco e invierte los depósitos excedentes, ahora se enfocará en inversiones conservadoras.

La unidad se volvió tristemente célebre en mayo pasado cuando JPMorgan dijo que las apuestas con derivados de su portafolio de bonos corporativos habían generado un pérdida de 2.000 millones de dólares, una cifra que fue aumentando hasta los 4.400 millones reportados en el segundo trimestre.

Las pérdidas por derivados surgieron por una estrategia de cobertura de la oficina de Londres que no funcionó y en la que, según fuentes del mercado, el operador Bruno Iksil era parte de un equipo que estaba haciendo apuestas gigantescas.

Una fuente dijo que Iksil, apodado ‘la ballena de Londres’, dejó el banco.

Ina Drew, que dirigía la CIO, abandonó la empresa y ofreció devolver sus beneficios de dos años, dijo Dimon, que también vería comprometidos sus ingresos personales.

Renuncias

Tres de los empleados en el centro de la polémica por las operaciones de derivados que ocasionaron a JPMorgan Chase unas pérdidas de 4.400 millones de dólares, entre ellos el ‘trader’ francés conocido como la ‘ballena de Londres’, han abandonado el banco, publicó ayer el diario The Wall Street Journal.

Bruno Iksil, que recibía ese apodo por las masivas sumas de dinero que controlaba desde la capital británica, así como el español Javier Martín-Artajo y Achilles Macris, ya no constan como empleados del mayor banco de Estados Unidos.

Los tres trabajaban en la oficina de inversiones que fue responsable de las arriesgadas operaciones que causaron las pérdidas.

CLAVE EN MERCADO DE DERIVADOS

A pesar de las pérdidas por derivados, la ganancia neta del banco en el segundo trimestre fue de US$4.960 millones.

JPMorgan fue uno de los inversores claves en el mercado de derivados de créditos y su banca de inversión es uno de los actores más importantes en esa línea de productos en Wall Street.

“Hemos dejado la mayor parte de ese problema atrás y ahora podemos enfocar toda nuestra energía en lo que hacemos mejor”, dijo en un comunicado el presidente ejecutivo de la entidad, Jamie Dimon.

Las pérdidas operacionales fueron un duro golpe para un presidente ejecutivo que era respetado por haber mantenido a su banco rentable durante la crisis financiera.

A pesar de las pérdidas por derivados, la ganancia neta de JPMorgan en el segundo trimestre fue de 4.960 millones de dólares, que se comparan con un beneficio de 5.430 millones de dólares en el mismo período del año anterior.

En el trimestre, JPMorgan hizo más créditos hipotecarios, lo que ayudó a los resultados del grupo.

El banco también dijo que redujo sus ganancias del primer trimestre en 459 millones de dólares por las pérdidas con derivados, al decir que sus operadores estimaron mal el valor de sus posiciones.

DEBILIDAD EN CONTROLES INTERNOS

La firma dijo que la mala información proporcionada reflejaba la debilidad de su sistema de controles internos al reportar los resultados de su primer trimestre.

Asimismo, JPMorgan espera presentar sus resultados ajustados del primer trimestre en las próximas semanas.

El reporte de resultados se conoció tres meses después de que Dimon, de 56 años, dijo a analistas que las noticias sobre Iksil y las crecientes pérdidas en Londres eran una “tormenta en una taza de te”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.