Se cae el Gobierno holandés por la crisis financiera

Se cae el Gobierno holandés por la crisis financiera

El Gobierno de Holanda anunciaría este lunes su dimisión en medio de una crisis por recortes presupuestarios con los que no lograron ponerse de acuerdo.

23 de abril 2012 , 08:46 a.m.

De esa manera se pone fin a una coalición que había respaldado fuertemente un pacto fiscal de la Unión Europea y que dio clases a Grecia sobre cómo mantener las finanzas en orden.

El primer ministro Mark Rutte presentará la renuncia de su gabinete, que depende del populista Partido de la Libertad para legislar en el Parlamento, cuando se reúna con la Reina Beatriz cerca de las 1200 GMT, reportaron RTL y NOS.

La renuncia del gabinete abonaría el camino hacia nuevas elecciones. Ministros declinaron comentar cuándo abandonarían el gabinete. Sin embargo, la turbulencia política en el que es tradicionalmente uno de los miembros más estables y prósperos de la zona euro, golpeó a los mercados financieros, ya preocupados sobre la probabilidad de una victoria socialista en las elecciones presidenciales francesas.

La crisis explotó el fin de semana cuando el Partido de la Libertad, anti Unión Europea, no quiso llegar a un acuerdo con la coalición de centro-derecha sobre la manera de recortar entre 14.000 y 16.000 millones de euros del presupuesto y reducir el déficit holandés para llevarlo al objetivo de la UE el próximo año. 'Asumo que es inevitable', dijo el viceministro de Relaciones Exteriores, Ben Knapen, al programa de noticias RTL Z. "Es importante que todos quienes tenemos responsabilidad mantengamos la calma y logremos tener un presupuesto ordenado. Si no, tendremos grandes problemas", agregó Knapen antes de entrar a una reunión de gabinete.

Se podría llamar a elecciones el mismo lunes y probablemente se realicen en septiembre u octubre, dijeron analistas. Rutte y el ministro de Finanzas, Jan Kees de Jager -quien voló de urgencia desde la asamblea del FMI en Washington cuando se desató la crisis- han estado entre los más severos críticos de los países 'pecadores presupuestarios' como Grecia y Portugal.

El fracaso de Rutte, cuya coalición ha estado en el poder desde octubre del 2010, en lograr un acuerdo para reducir el déficit del próximo año hasta el techo exigido por la UE de un 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) generó fulminantes comentarios en Bruselas.

"Primero tienes una boca bien grande para los que incumplen los presupuestos y después tú mismo no puedes cumplir, y en vez de eso tienes que llamar a nuevas elecciones a solo un año y medio de que asumió el nuevo Gobierno", dijo un diplomático en Bruselas.

Los inversionistas salieron a vender bonos de Holanda y de los países de la periferia de la zona euro el lunes, con los rendimientos de emisores de deuda como España por sobre el 6 por ciento. "Nuestra competitividad, credibilidad y estatus AAA están en riesgo (...) Eso es muy costoso. La tasa de interés de nuestros bonos estatales pueden dispararse", dijo el ex ministro holandés y actual comisario europeo Neelie Kroes al diario De Telegraaf.

El costo de asegurar deuda holandesa contra la moratoria subió a su nivel más alto desde enero, de 128 puntos base. 'Esto representa un posible escollo considerable al ya complicado pacto fiscal', dijo Rabobank en una nota.  

CRECE EL DÉFICIT EN ESPAÑA

El déficit presupuestario de España en el 2011 fue confirmado el lunes en un 8,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) por la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, descartando cualquier duda sobre las cifras entregadas por el nuevo Gobierno español.

El último brote en la crisis de deuda de la zona euro fue desatado en parte por el anuncio de Madrid de que había heredado un déficit peor al esperado de su antecesor.

Algunos funcionarios en Bruselas sospechaban que el Gobierno conservador del presidente Mariano Rajoy podría haber sobre-estimado el déficit del 2011 para que el dato de este año se viera mejor, algo que Madrid ha negado con fuerza. Inspectores de la Comisión Europea fueron a España para evaluar las cuentas públicas después de que Madrid dijera a fines de febrero que su déficit del año pasado fue del 8,5 por ciento del PIB, superior a la previsión anterior de la Comisión de un 6 por ciento.

La visita parece haber confirmado esa cifra, según el dato de Eurostat, por lo que la Comisión expresó su confianza en España. "No creo que debiéramos tener ninguna duda sobre la confiabilidad de la oficina de estadísticas española y del compromiso de las autoridades españolas para dar claridad", dijo el portavoz de la UE Amadeu Altafaj.

"Por el contrario, hemos tenido intercambios fluidos y reguladores con las autoridades hispanas, en orden a clarificar las actuales posiciones fiscales pero también el ritmo de la consolidación fiscal. Por tanto, no tenemos preocupaciones ni dudas al respecto", agregó.

El déficit de la endeudada Italia llegó a un 3,9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), dijo Eurostat, como había reportado previamente Roma, mientras que las cifras de Portugal y Grecia, ambos rescatados de la insolvencia por fondos de emergencia de la zona euro, también fueron confirmadas con déficits del 4,2 por ciento y 9,1 por ciento, respectivamente.

En Irlanda, el Gobierno dijo que tuvo un déficit presupuestario subyacente del 9,4 por ciento el año pasado, superando las metas de déficit de la UE y el Fondo Monetario Internacional en más de un punto porcentual, según Eurostat.

El déficit presupuestario en Holanda, donde el Partido de la Libertad contrario a la Unión Europea se ha negado a acordar con la coalición de centro derecha cómo recortar el presupuesto del 2012, fue de un 4,7 por ciento del PIB en el 2011, según dijo en marzo la agencia de estadísticas holandesa.

Las cifras del 2011 se conocen mientras la Comisión Europea busca castigar a los gobiernos que acomodan sus estadísticas económicas, en un intento por eliminar la interferencia política que le permitió a Grecia mentir sobre su endeudamiento en el 2009 y desató la crisis.

Pese a sus nuevos poderes, Eurostat sigue dependiendo de los datos de cada país para confeccionar sus cifras y la Comisión quiere que las estadísticas de la UE sean consideradas creíbles, lo que podría ayudar a recuperar la confianza de los inversionistas.  

CON AGENCIAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.