Riesgos correctivos para el precio del petróleo

Riesgos correctivos para el precio del petróleo

Resulta factible esperar que las acciones del sector petrolero se vean presionadas a recortar parcialmente las ganancias acumuladas en los últimos meses, las cuales, si bien deberían ser de carácter temporal, seguramente afectarán los rendimientos de corto plazo.

11 de abril 2012 , 07:08 p.m.

Desde octubre del año pasado año, cuando el barril de petróleo alcanzó niveles mínimos de 74.95 dólares por barril, el precio del commodity comenzó un importante proceso de recuperación, que hacia inicios de marzo alcanzaron niveles máximos de 110,55 dólares por barril.

Sin embargo, tras probar esos valores, los precios vienen recortando ganancias en las semanas recientes.

Desde la perspectiva del análisis técnico, resulta favorecido considerar que esta baja en curso es de carácter correctiva al avance previo antes mencionado, sin embargo, no por ello debemos considerar que el recorte sería solo menor.

En efecto, si visualizamos el gráfico semanal del comportamiento del crudo, veremos que tras la caída de la cotización iniciada en los históricos de 147,3 dólares hacia mediados del año 2008, los precios vienen desarrollando un comportamiento contractivo.

Es decir, desde esos máximos históricos se observó la fuerte caída que meses más tarde llevaría los precios hacia los 33 dólares por barril. Desde allí tuvimos una importante recuperación del precio hasta los máximos del año 2011 en torno a los 114,5 dólares.

Más tarde, desde esos picos, se observó la baja hacia los mínimos de octubre del pasado año en los 74,95 dólares, y finalmente desde entonces vimos la recuperación de los últimos meses a los máximos de 110,55 dólares.

Como podrá apreciar el lector, este comportamiento de techos descendentes y pisos ascendentes conforman una estructura de precios contractiva con características técnicas de triángulo, donde la franja operativa de mediano plazo se ha venido achicando entre los 75 y 110 dólares por barril.

Sin embargo, quizás lo más importante de destacar en el corto plazo es que tras la falla del commodity en extender la recuperación más allá de la zona de 110-114 dólares, los precios vienen recortando posiciones en las últimas semanas, perforando soportes importantes de corto plazo como lo es la zona de 104-103 dólares.

Este accionar es el que nos alerta ante la posibilidad que el proceso bajista del petróleo, iniciado a comienzo del mes de marzo en los 110 dólares, pueda ser mayor y como consecuencia termine por llevar los precios debajo de los 100 dólares, mínimamente de regreso hacia la media de 200 días que actualmente pasa por la zona de 95 dólares o bien buscar el rango de 88-85 dólares por barril, donde se concentra la línea alcista que nace en los mínimos del 2008 y más tarde pasa por los mínimos del 2011.

Creemos que recién materializada esta baja mayor de corto plazo, la cual podría demandar de 8 a 10 semanas hacia adelante, el petróleo estará en condiciones de consolidar un nuevo piso y entonces sí podremos esperar la reanudación alcista en los precios, que tengan la consistencia necesaria como para acceder no sólo arriba de la zona de máximos del último año en torno a los 110-114.5 dólares, sino incluso buscar un acercamiento hacia los precios históricos del 2008.

Si esta lectura bajista favorecida de corto plazo es correcta, eventuales recuperaciones que puedan darse en el corto plazo para el petróleo deberían considerarse de corta vida y con resistencia en la zona de 105-108 dólares para finalmente luego el proceso bajista hacia los objetivos arriba sugerido continúen su curso.

¿QUÉ ESPERAR PARA EL BRENT?

Es verdad que en Londres, a diferencia de lo ocurrido con el WTI, el precio del Brent se ha visto mucho más presionado al alza, y en este caso sí se originó un quiebre de la zona de máximos del año 2011.

Sin embargo, este accionar no cambia las expectativas correctivas para el commodity, ya que si bien las condiciones técnicas son diferentes, como puede apreciarse en la gráfica del Brent el recorte actual desde los máximos de marzo pasado en torno a los 128,4 dólares por barril podría profundizarse de corto plazo y así buscar inicialmente la zona de 115 dólares, aunque bien esta corrección podría llevar los precios incluso de regreso hacia la zona de 105-100 dólares por barril en las próximas semanas.

POSIBLE REPERCUSIÓN EN EL SECTOR

En este contexto correctivo favorecido para el precio del petróleo, resulta factible esperar que las acciones del sector se vean presionadas a recortar parcialmente las ganancias acumuladas en los últimos meses, las cuales si bien deberían de carácter temporal, seguramente afectarán los rendimientos de corto plazo y mermarán el optimismo que viene acumulando la industria petrolera a los largo de los últimos meses.

Ruben Ullúa Director de Ruarte’s Reports

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.