Monitoreo al Buen Gobierno

Monitoreo al Buen Gobierno

El modelo de Buen Gobierno que ha implantado el Gobierno actual exige asegurar que los enunciados se conviertan en realizaciones efectivas.

02 de abril 2012 , 06:24 p.m.

Uno de los principios del Buen Gobierno es lograr efectividad en las políticas trazadas sobre la población objetivo, región o sector productivo donde se busca impactar con las acciones emprendidas.

Para lograr acercarnos a un modelo de gestión de Buen Gobierno es preciso que el Presidente y su equipo de Gobierno trabajen sobre una carta de navegación muy clara que cuente con los instrumentos, recursos y mecanismos a emplear; al igual que con un Plan de Acción que detalle acciones, responsables y un cronograma minucioso de ejecución.

Este Modelo exige también un potente Sistema de Monitoreo y Control para asegurar que todo el equipo de Gobierno, incluyendo sus instituciones adscritas y vinculadas, se ajusten a los propósitos del Plan de Gobierno, evitando que se conviertan en ruedas sueltas con poca efectividad.

En este sentido, el Presidente debe asegurarse permanentemente de que sus colaboradores competentes, demuestren liderazgo, sean transparentes, creativos y capaces de generar resultados eficaces.

Hoy en día, la tecnología aporta herramientas potentes para realizar el monitoreo de Programas y Proyectos que reducen los riesgos de improvisación, que ayudan a confrontar periódicamente los objetivos con la realidad.

En pocos minutos se puede comprender la calidad de la gestión.

De tal modo,es hora de hacer un balance objetivo y detallado de los logros de cada Ministerio frente a las prioridades nacionales, de asegurarse que vayan en la vía correcta, de que abarquen todos los temas y acciones que son necesarias, pues hay que evitar centrarse solamente en los temas que dejan “imagen” o en dispersar los recursos en pequeñas cosas, sacrificando con ello el interés nacional. Hay que pasar del símil de la locomotora al del del tren bala.

El tiempo perdido los santos lo lloran.

Recientemente, el Presidente realizó un Consejo de Ministros para evaluar los resultados de la gestión en lo que va corrido de su Gobierno. Cada Ministro pasó al tablero a mostrar sus logros.

Es destacable lo obtenido en materia de relaciones internacionales y globalización.

El país viene abriendo espacios de diálogo constructivo con los vecinos, que se habían cerrado, se ha logrado mejorar la imagen del país y se hacen esfuerzos por crear un ambiente favorable a la inversión; ya se mira a Colombia como una región de alta dinámica económica y mayores perspectivas de desarrollo.

Así mismo, el manejo de las finanzas públicas y de la política macroeconómica es reconocido, pues la economía muestra signos de estabilidad, que permite mitigar de mejor manera los efectos de la crisis internacional.

Hay frentes donde todavía es necesario imprimir una dinámica más ejecutiva para que las apuestas del Plan “Prosperidad para Todos” se cumplan.

Basta citar unos pocos ejemplos.

En materia de infraestructura vial y transporte son muchos los anuncios que se han hecho sobre autopistas, túneles, vías férreas y mejoramiento de aeropuertos para contribuir en la competitividad.

Hasta ahora, el logro más importante son 10 kilómetros de la Autopista del Sol de los 1.000 que se deben construir.

La doble calzada Bogotá - Girardot sigue muy atrasada y con pocas perspectivas de concluirse este año; las carreteras nacionales y secundarias siguen muy afectadas por los daños del invierno, lo cual complica sensiblemente la movilidad.

En cuanto al sector agropecuario, si bien se está haciendo un esfuerzo muy grande en el proceso de restitución de tierras, tarea que es plausible y de alto contenido social, también es cierto que debe darse igual prioridad a los programas orientados a mejorar la competitividad agropecuaria y los encadenamientos productivos porque ellos son vitales para aprovechar las oportunidades que brindan los distintos tratados de libre comercio firmados, al igual que para mitigar las amenazas latentes para algunos productos ya identificados como lácteos y arroz.

Igualmente, es necesario darle un giro significativo a los Programas de Transformación Productiva y al Emprendimiento, pues en ellos están fincadas las esperanzas de fortalecer y diversificar la oferta exportable existente y de crear las condiciones para el desarrollo de iniciativas empresariales de talla mundial.

El mayor pecado sería abrirnos al mundo sin una oferta exportable competitiva y de alto contenido tecnológico.

Es necesario modificar de fondo el manejo de los programas de ola invernal por los permanentes cuestionamientos a la forma como se vienen ejecutando estos recursos por parte de los Departamentos y Municipios; si bien el Gobierno Nacional ha asignado importantes partidas para distintas obras, su ejecución no ha sido ajena a la corrupción, la politiquería y la mala calidad de las mismas.

Además de asignar recursos, hay que hacer un monitoreo detallado para que las soluciones tengan el impacto esperado.

En fin, el modelo de Buen Gobierno que ha implantado el Gobierno actual exige asegurar que los enunciados se conviertan en realizaciones efectivas, hacer monitoreo a la dirección e intensidad de la gestión, y tomar los correctivos necesarios para asegurar que al final del partido los resultados superen las expectativas.

Jesús Antonio Vargas Orozco

Consultor Empresarial 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.