Aumentos que faltan en las tasas

Aumentos que faltan en las tasas

El Banco de la República aumentará la tasa repo a 4,75 por ciento en noviembre y a 5 por ciento en diciembre o antes de finalizar el 1T12.

20 de noviembre 2011 , 06:33 p. m.

 

Las minutas de la reunión del 28 de octubre revelan que el Banco de la República estuvo dividido en tres grupos para su decisión de mantener las tasas inalteradas. Uno votó a favor de aumentar la tasa repo en 25 pbs.

El segundo comparte las preocupaciones del primero y considera que la economía podría requerir menor estímulo monetario, pero votó por mantener la tasa inalterada ante la incertidumbre externa.

El último grupo también votó por mantenerla estable, pero resalta factores internos menos favorables para el 2012 que justifican su decisión, aunque sugiere analizar herramientas macroprudenciales adicionales a la tasa de interés.

Los argumentos del primer grupo fueron: i) aumento en la inflación en septiembre, que además cerrará el 2011 por encima del punto medio objetivo; ii) la inflación núcleo y las expectativas de inflación volvieron a repuntar; iii) la demanda interna sigue siendo dinámica y se puede extender en el tiempo si la confianza y los precios de las materias primas permanecen altos; iv) el crecimiento del crédito se estabilizó a una tasa elevada y los precios de vivienda alcanzaron máximos históricos, posiblemente explicado por tasas reales bajas; v) el Emisor debe actuar de forma anticipada ante riesgos de excesos de demanda y desequilibrios financieros, sin que la incertidumbre externa atrase los ajustes necesarios.

En nuestra opinión, este grupo volverá a votar a favor de aumentar las tasas en noviembre, ya que todos los argumentos se mantienen o se han fortalecido.

Por ejemplo, la inflación anual volvió a subir y supera el límite superior del rango meta; la inflación núcleo y las expectativas de inflación también se incrementaron, la confianza interna sigue alta, los precios del petróleo han aumentado considerablemente y la cartera sigue estable en niveles altos.

El tercer grupo tiene una opinión más pesimista sobre los efectos de la situación internacional y podría seguir votando por mantener las tasas inalteradas.

Sus argumentos son: i) crecimiento inferior en el 2012 debido a menores precios de las materias primas y a la desaceleración global; ii) las medidas de rescate en Europa son insuficientes; iii) menores pronósticos de crecimiento de EE. UU.; iv) la desaceleración global moderará el incremento de los precios de activos y el crecimiento del crédito, que además pueden ser el resultado de factores estructurales; v) el aumento en la inflación “parece” ser transitorio y el equipo técnico pronostica caídas en el 2012; vii) el aumento en la inflación núcleo es moderado y se ubica dentro del rango meta; viii) las tasas de mercado han subido recientemente, indicando que no hay excesos de liquidez; y x) sugiere analizar el uso de herramientas macroprudenciales.

Coincidimos con varios de los argumentos del tercer grupo; sin embargo, tenemos una serie de cuestionamientos:

-El crecimiento del PIB en el 2012 será inferior al del 2011, pero todo sugiere que la demanda interna seguirá aumentando por encima del este, con potencial de generar presiones derivadas de la demanda.

-El menor crecimiento global puede resultar en menores precios de las materias primas, pero no creemos que sean sustancialmente menores a los del 2011. En el caso del petróleo, la EIA estima que el precio promedio del WTI será 91 dpb en el 2012, un nivel elevado en términos históricos.

Incluso, los precios han aumentado sustancialmente en el último mes y bordean los 100 dpb, a pesar del deterioro de la situación europea. Los factores que soportarán precios relativamente altos serán la aún activa dinámica de las economías emergentes (particularmente China), el continuo aumento de costos, los cuellos de botella en los suministros, la fuerte reducción reciente en los excedentes de inventarios, y las renovadas tensiones políticas entre Israel e Irán, entre otros.

-La menor dinámica global no necesariamente reducirá el “incremento excesivo” de los precios de activos y el crecimiento del crédito. Ante las dificultades fiscales y políticas para que se tomen decisiones de gran envergadura en los países desarrollados, gran parte de la responsabilidad recaerá en sus bancos centrales.

Lo anterior implica mayor estímulo monetario en el mundo desarrollado y una nueva ola de flujos de capital a economías emergentes.

De ser así, el crecimiento en los precios de activos y del crédito podrían no moderarse.

-La mención de que el aumento reciente en la inflación “parece transitorio” deja abierta la posibilidad de que se presenten efectos de segunda vuelta, en momentos en que la tasa de intervención aún es expansiva.

-Sugerir el uso de medidas macroprudenciales plantea que hay preocupación sobre algunos indicadores, cuya dinámica debe ser contenida con anticipación para evitar desbalances. En un contexto en que la tasa repo sigue siendo expansiva, creemos que es conveniente llevarla a un nivel neutral y considerar medidas alternativas a partir de ese momento.

De esta forma, el segundo grupo es el que podría cambiar la balanza de votos en las próximas reuniones.

Debido a que la brecha del producto se cerró recientemente y a que la tasa repo continúa siendo expansiva, creemos que el Emisor corre el riesgo de cometer un error de política si no hace los ajustes que hacen falta para llegar a la neutralidad, y que son más consistentes con una economía que ya se encuentra en su potencial.

Si el contexto externo se deteriora aún más, el Banco de la República estaría más cómodo partiendo de una tasa repo neutral, que le dé mayor espacio de maniobra para hacer política monetaria anticíclica.

El banco siempre tendrá la opción de hacer fuertes recortes de tasa si fuera necesario.

Por lo anterior, creemos que el Emisor aumentará la tasa repo a 4,75 por ciento en noviembre y a 5 por ciento en diciembre o antes de finalizar el 1T12. Después, creemos que se mantendrá inalterada todo el 2012 ante la menor dinámica económica y las bajas presiones inflacionarias que esperamos en el año.

El Banco de la República complementará ajustes adicionales en la política monetaria a través de otras medidas macroprudenciales, en caso de ser necesarias, y se recargará menos en la tasa repo una vez llegue a su nivel neutral.

Andrés Pardo Amézquita

Gerente de Investigaciones Económicas de Corficolombiana

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.