El imperio rojo

Las proyecciones del Fogel muestran, que China está a pocas décadas de convertirse en la principal e

04 de agosto 2010 , 10:36 p. m.

El Premio Nobel de Economía, Robert Fogel, se ha caracterizado por saber identificar tendencias que influirán en el desarrollo internacional. Uno de sus últimos pronósticos con respecto a la configuración del poder económico mundial consiste en señalar que para el 2040, el PIB de la República Popular China representará el 40 por ciento del PIB global. Conforme a los cálculos, aunque el Dragón de Oriente no logrará superar a EE. UU. en ingreso per cápita, sus habitantes tendrán en promedio un ingreso cercano a los 85.000 dólares.


Detrás de estos vaticinios hay algunos detalles que sorprenden. El primero, que el PIB mandarín en 30 años triplicará el de todas las naciones del mundo del año 2000, al iniciarse el siglo XXI. En segundo lugar, que este proceso estará marcado por una transformación educativa en la cual se alcanzará una cobertura universitaria del 50 por ciento, y una cobertura total de primaria y secundaria.


Estas proyecciones, por supuesto, influirán en las condiciones sociales y económicas de todo el mundo. La migración de población rural china hacia centros urbanos influirá en la demanda energética, el manejo ambiental, la generación de emisiones de gases efecto invernadero, el comercio internacional, y en la demanda internacional por materias primas, lo que permite sugerir un aumento cada vez mayor en los precios de los alimentos, los minerales y los materiales para construcción.


Con el progreso también es posible que China tenga que enfrentar nuevas amenazas. El aumento de la desigualdad en el ingreso incrementará los conflictos sociales y las protestas hacia el Estado, sin siquiera mencionar los enfrentamientos que surgirán por la tenencia de la tierra, la potencial escasez de agua potable en algunas regiones, la polución urbana y la contaminación de fuentes acuíferas. Esta es la preocupación continua del Gobierno de Beijing, y quizás explique por qué muchas de las decisiones socioeconómicas que se tomarán en los próximos años estarán motivadas por intereses internos antes que por actuar coordinadamente con el resto de la comunidad internacional.


Dicho todo esto, la reciente misión del Fondo Monetario Internacional a la creciente potencia para adelantar una revisión macroeconómica, conocida técnicamente como artículo IV, produjo una serie de recomendaciones pensando en el peso de China en la economía mundial. Permitir la revaluación de la moneda, aumentar el consumo interno, incrementar tasas de interés, acelerar el proceso de urbanización sin restricciones en la migración rural y acrecentar las tarifas energéticas sin la intervención actual del Estado, son algunas de las sugerencias del ente multilateral. Muchas de ellas a pesar de su conveniencia internacional sólo tendrán el ritmo deseado en la medida que no afecten los intereses y la estabilidad política del Gobierno.


Las proyecciones del Fogel muestran que China está a pocas décadas de convertirse en la principal economía del planeta, por lo cual su comportamiento se ha ido tornado imperial frente al clamor de otros países. Ante esta contundente realidad vale la pena que los países de América Latina planeen su agenda diplomática y comercial con China, como lo han hecho a tiempo Brasil, Chile y Perú. Colombia con su potencial en el Pacífico está llamada a examinar, en detalle, las tendencias que se están presentando y consolidar una política de Estado de largo plazo para saber capitalizar oportunidades en el siglo del imperio rojo. 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.