Secciones
Síguenos en:
Turismo, apuesta estratégica

Turismo, apuesta estratégica

Bogotá se ha consolidado como uno de los más importantes destinos de negocios en la región.

 

Colombia también ha considerado al turismo como un sector de talla mundial que impulsa la prosperidad y la buena imagen del país.

Esta definición no es ajena a las tendencias globales, pues cada vez más naciones lo reconocen como pilar esencial para alcanzar su desarrollo.

Mirar las tendencias y no los titulares resulta trascendental para Bogotá, en un momento tan próximo a decisiones que definirán su futuro.

Si bien la coyuntura actual conlleva a determinaciones claves que deben resolverse como ‘pasivos’ de la ciudad, también es claro que en paralelo, bajo la complejidad actual, se sobreponen realidades muy favorables y tendencias generadoras de oportunidades de desarrollo que constituyen ‘activos’ a potencializar como apuestas estratégicas.

El turismo es uno de los sectores que por sus tendencias y por lo que representa para la ciudad es claramente un activo, sobre el cual Bogotá hizo una gran apuesta que debe mantenerse, como sector promotor de una mejor imagen y jalonador de desarrollo económico, social, cultural y ambiental.

Esa apuesta se evidenció en su inclusión por parte del sector privado como uno de los ramos estratégicos en la Agenda de Competitividad de Bogotá-Región y desde el ámbito público en la creación del Instituto Distrital de Turismo (IDT) y en la formulación de la Política Distrital de Turismo, bitácora del sector.Colombia también ha considerado al turismo como un sector de talla mundial que impulsa la prosperidad y la buena imagen del país.

Esta definición no es ajena a las tendencias globales, pues cada vez más países lo reconocen como pilar esencial para alcanzar su desarrollo.

Es un ramo estratégico como fuente de divisas y empleo y por su amplia capacidad económica, que genera oportunidades para vastos segmentos de la población en diversos estratos sociales, con beneficios no sólo para los prestadores de servicios turísticos, sino para otros sectores como el de artesanías y comercio, salud, educación, cultura, industria de eventos, entre muchos otros, que se convierten asimismo en áreas exportadoras indirectas de servicios.

El turismo tiene también un claro impacto en materia cultural, que se refleja en la valorización del patrimonio nacional, en la recuperación de la identidad de los pueblos, en el desarrollo de las industrias culturales y en el alcance por la vía del intercambio cultural de una visión más global y tolerante.

En materia ambiental el turismo sostenible se ha convertido en cómplice de la preservación del medio ambiente, de la puesta en valor de los atractivos naturales y de la valorización del entorno, así como en un claro diferenciador de mercados responsables. Hablar de turismo es hablar de asociaciones positivas.

El impacto de este en la imagen de un lugar es tan fuerte, que destinos referentes en el mundo como Londres, Nueva York, Barcelona, México y Buenos Aires, entre otras, han hecho del turismo el eje de sus estrategias de mercadeo de ciudad.

Los resultados de esta apuesta han sido muy buenos. Hoy, el turismo es la tercera fuente de divisas para el país después del petróleo y el carbón, y la primera en exportaciones no tradicionales, con un crecimiento vertiginoso en el número de turistas internacionales en los últimos ocho años.

En Bogotá esa apuesta ha rendido excelentes frutos.

La capital se ha consolidado como el primer destino turístico internacional del país; es uno de los más importantes destinos de negocios en Suramérica y uno de los mercados receptores de mayor crecimiento; y ha sido reconocida por Lonely Planet como el lugar turístico urbano verde con más diversidad por metro cuadrado en el mundo, y por Fortune como un “paraíso” para las compras.

Es un imán para los múltiples turistas nacionales e internacionales que la visitan atraídos por ser una de las grandes metrópolis de Latinoamérica, puerta de entrada al país y un importante centro cultural, financiero y de negocios, de ferias y convenciones, que cuenta con la mejor oferta educativa y de salud de la región y una amplia propuesta turística representada en un patrimonio cultural e histórico, buenos hoteles, restaurantes, bares, parques de diversiones, centros comerciales, entretenimiento y diversión y una agenda cultural que la proyectan como una ciudad cosmopolita, referente en América Latina.

En particular el turismo de negocios, eventos y convenciones, el cultural y el de salud se perfilan como una opción clara de desarrollo económico.

En el ranking del 2010 de la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones, Bogotá se ubica como la principal sede de grandes eventos y convenciones en Colombia, la sexta en América Latina, y la 47 en el mundo entre 340 ciudades.

Las mayores apuestas al turismo en Bogotá las han realizado los empresarios del sector privado, que han hecho y están haciendo grandes inversiones que le permiten ofrecer la más completa y sofisticada oferta hotelera con marcas y estándares de talla mundial.

En materia hotelera, hablamos de inversiones que superan los 800 millones de dólares en más de 20 proyectos que dejarán a la ciudad una capacidad instalada de casi 17.000 habitaciones al cierre del 2012, principalmente en segmentos lujo y superior. Las inversiones en el nuevo centro de convenciones, en grandes conciertos y eventos deportivos, restaurantes, spas, entre otros proyectos, dan cuenta de una dinámica sectorial clave para la ciudad.

No menos importante es el impacto en materia de empleo, toda vez que los servicios de turismo y afines generaron en Bogotá en el 2010 poco más de un millón de empleos, esto es el 28 por ciento del total, siendo este sector el principal generador de trabajo.

El impacto del turismo en la imagen de la ciudad ha sido muy favorable. Hasta ahora su posicionamiento ha estado a cargo del IDT a nivel nacional, y en la parte internacional, de manera coordinada con Proexport, con un norte claro, enfocado no sólo en impulsar la demanda a través de más de 30 proyectos enmarcados en estrategias de promoción y mercadeo con visión de largo plazo, y en mejorar su realidad por medio de la gestión del destino para hacer de ella lugar grato para vivir y visitar.

Como resultado del trabajo en esos dos frentes, medios como New Tork Times, USA Today, BBC de Londres, Fortune, entre otros, destacan y recomiendan a la Bogotá turística en un free press que estimamos supera los 3 millones de dólares en el último año y medio.

Así las cosas, la realidad no debe conllevar a nada distinto de la valoración propia y de continuar con decisión la senda ya trazada.

Nohora Isabel Vargas Castro

Directora Instituto Distrital de Turismo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.