Europa alerta sobre el riesgo de bancarrota en Grecia

Europa alerta sobre el riesgo de bancarrota en Grecia

Unión Europea busca presionar al Parlamento griego vote el plan de austeridad.

28 de junio 2011 , 03:49 p.m.

Riesgo de bancarrota "inmediata" de Grecia, peligro del euro y de la economía mundial: Europa ha enarbolado el mensaje del miedo para que el Parlamento griego asuma sus responsabilidades en la crucial votación del impopular plan de austeridad que debate actualmente. 

El Parlamento griego tiene previsto votar el miércoles o el jueves el nuevo paquete de medidas que prevé recortes de 28.400 millones de euros para 2015 y privatizaciones por valor de 50.000 millones de euros adicionales para reducir la descomunal deuda del país, que se eleva a más del 150% del PIB. 

Dicho plan es "la única forma de evitar un default (impago) inmediato" de Grecia y "no hay plan B", aseguró este martes el comisario europeo de Relaciones Económicas, Olli Rehn. 

La crisis griega "amenaza con desestabilizar a otras economías de la zona euro e incluso el buen funcionamiento de la Unión Monetaria, con efectos serios para las perspectivas de crecimiento en grandes partes de Europa y fuera", insistió el comisario de la Competencia, Joaquín Almunia. 

"Las horas que vienen serán decisivas (...) no sólo para el pueblo griego, sino también para la Eurozona e incluso para la estabilidad de la economía mundial", dijo el presidente de la UE, Herman Van Rompuy, ante el Parlamento europeo. 

La nueva cura de austeridad, impuesta por los acreedores de Grecia, es la condición para la entrega del 5º tramo de 12.000 millones de euros del préstamo de 110.000 millones concedido en mayo del 2010 por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional por un periodo de tres años, e imprescindible para evitar la bancarrota del país heleno. 

En juego está también un segundo paquete de ayuda, de un monto similar al primer crédito, solicitado oficialmente por el gobierno griego la semana pasada. 

"Europa solo puede ayudar a Grecia si Grecia se ayuda a sí misma", dijo Rehn. 

Los ministros de Finanzas de la Eurozona, que se reúnen este domingo, podrían desbloquear los 12.000 millones de euros, así como la nueva ayuda, pero la Comisión Europea y el ministro holandés de Finanzas, Jan Kees De Jager, dejaron entrever que quizá haya que esperar un poco para el segundo crédito. 

La salva de declaraciones alarmistas del martes trata de disipar los rumores extendidos los últimos días sobre la posibilidad de un plan B si el Parlamento griego votara en contra de las medidas de austeridad. 

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schõuble, señaló que "todo debe organizarse para enfrentar lo peor" y un alto responsable europeo anunció la víspera, bajo condición de anonimato, que se está preparando un plan B, asegurando que "la próxima etapa no es el impago". 

Los responsables de la UE han vuelto a lanzar su artillería para que no cese la presión sobre los diputados griegos. Sin este voto "no se entregará más dinero y se tendrá que reestructurar (la deuda griega)", insistió el ministro eslovaco de Finanzas, Ivan Miklos. 

Los europeos lo repiten de todas las formas y recuerdan que los dirigentes políticos griegos deben "asumir sus responsabilidades". 

"Europa no es la responsable de los problemas. Los problemas se crearon hace diez años", subrayó Herman Van Rompuy, al denunciar "la falta de (responsabilidad) política, la falta de vigilancia" de las cuentas de Grecia y "un fraude fiscal masivo".

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.