Secciones
Síguenos en:
En el campo, casi 90% recibe el mínimo o menos

En el campo, casi 90% recibe el mínimo o menos

Hay 2,5 millones de trabajadores rurales en la informalidad. Desempleo es el doble que en los 90.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
28 de abril 2011 , 10:52 p. m.

 

La situación del trabajo en el campo es tan difícil, que los sectores que mejor están –palma, caña y flores– serán vigilados para cumplirle a Estados Unidos el plan de acción que permitirá debatir en su congreso el Tratado de Libre Comercio (TLC).

Estudios destacan la formalidad y calidad del trabajo en esas actividades. De acuerdo con la Encuesta de Opinión Empresarial Agropecuaria (EOEA), casi nueve de cada 10 trabajadores del campo reciben ingresos equivalentes al salario mínimo o menos.

El estudio encuentra que el 88 por ciento de los trabajadores laboran por jornales de 25.000 pesos o menos que, si se trabajaran 20 días al mes, significarían un ingreso de máximo 500.000 pesos.

De esta manera, los trabajadores del campo vinculados a cooperativas de trabajo asociado, que tanto le preocupan a Estados Unidos, podrían ser de los que mejores condiciones tienen en el sector rural. Allí, por lo menos 2,5 millones de colombianos son informales y, por esa condición, carecen de acceso a beneficios como pensiones, cesantías y coberturas en salud y riesgos profesionales.

Además, el desempleo aqueja más a quienes han terminado el bachillerato (14,3 por ciento), que a los que apenas tienen la educación básica primaria (5,6 por ciento). Hoy, en las cuentas del Dane, el desempleo en el campo es del 8,3 por ciento, más del doble del cuatro por ciento que promediaba en los 90, recuerda Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC).

Además del mayor desempleo, preocupa la creciente informalidad, que ha llevado a la precarización de los ingresos de las familias campesinas. “Esto –dice Mejía– podría contribuir a incrementar los índices de pobreza y miseria del campo y a detener el esperado relevo generacional y la modernización de la producción”. El Presidente de la SAC denuncia el aumento de quienes trabajan por la comida y la dormida, un mal que padecen 374.000 colombianos, luego de que a mediados del 2008 eran 229.000.

Sector floricultor ha logrado mejoras laborales 

El 97 % de la producción Va a mercados internacionales, a punta de mano de obra nacional  En medio de los problemas financieros agravados por la caída del dólar, Asocolflores, gremio del sector, señala que la actividad genera unos 200.000 empleos, todos con contratos laborales formales.

Del total, el 88,5 por ciento de los trabajadores son operarios, mientras sus ingresos salariales son superiores al mínimo legal vigente. De ese total anotado, el 60 por ciento (120.000 trabajadores) son mujeres, y se estima que esta actividad genera el 25 por ciento del empleo rural femenino de Colombia. El gremio también destacó haber erradicado, en su totalidad, el trabajo infantil. La antigüedad promedio es de 5,44 años en los cultivos.

Además, genera empleo en 48 municipios, mientras que , por salarios, el sector inyecta a la economía no menos de un billón de pesos al año. El sector le ha ofrecido a los trabajadores más de 25.000 soluciones de vivienda.

Palmeros, con un alto grado de formalidad 

Fedesarrollo e Iquartil destacan que la formalidad en el sector palmero es tres veces más alta que la que se registra en otros sectores. En su estudio, afirman que en las empresas del área palmera se encuentran niveles de formalidad en donde más del 60 por ciento de empleados está en esa condición, cifra muy positiva, si se tiene en cuenta que están ubicadas en zonas rurales y las pequeñas ciudades, en las cuales, según el Dane, hay altos niveles de informalidad laboral. El estudio señala que pertenecer o estar laborando en el sector aumenta en 20 por ciento el salario.

En la caña, empleo ‘de alta calidad’ 

Tras el paro de corteros de caña del 2008, el sector ha depurado la contratación a través de las cooperativas de trabajo asociado (CTA). Según Fedesarrollo, el empleo en el sector es permanente, estable y de alta calidad. De los 10.997 corteros, 426 están contratados directamente, 646 lo hacen a través de contratos sindicales, 2.201 están contratado por proveedores de servicios y 6.607 lo hacen a través de las CTA. Según Fedesarrollo, los salarios pagados por los ingenios son 3,3 veces el salario mínimo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.