Secciones
Síguenos en:
Para aprovechar el TLC

Para aprovechar el TLC

Es urgente agilizar estrategias público privadas para el desarrollo productivo nacional.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
12 de abril 2011 , 05:43 p. m.

 

 El impulso dado por el presidente Santos al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos hace necesario pensar que se necesita también una estrategia en las instituciones empresariales.  Luego de los mensajes de la reciente asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre la importancia de América Latina para la economía mundial y sobre la ausencia de liderazgo de Estados Unidos para proyectarse en la región y ayudarla en su impulso hacia el desarrollo integral, ha sido muy importante la visita del presidente Juan Manuel Santos al país del norte, llevando la vocería de Colombia y de la región con temas de la mayor relevancia para el futuro y la estrategia de desarrollo de Latinoamérica. Cuando invitó a Estados Unidos a corregir su hipermetropía, consistente en ver bien de lejos pero mal de cerca, ignorando a sus vecinos del sur, y cuando se reunió con el presidente Barack Obama para acordar el plan de acción para enviar el acuerdo al Congreso norteamericano, nos demostró que una estrategia bien planeada e impulsada por la Presidencia de la República y la embajada en Washington era más efectiva que la sola actitud de ir de tanto en tanto a rogar y hacer cabildeo. Debemos demostrarnos que los condicionamientos sobre derechos humanos, protección a sindicalistas, lucha contra la impunidad, ampliación de las capacidades de la fiscalía y fortalecimiento del Estado de Derecho, hacen parte de nuestra convicción permanente de trabajar sin descanso en resolver, por nosotros mismos, los temas que nos mantienen como una sociedad excluyente y alejados de la paz y no sólo desarrollan una agenda puntual, movidos por el afán del TLC.

 SIN COMPLEJOS

 El encuentro de dos agendas presidenciales a propósito del tratado no es bueno ni malo per se. Es parte del realismo necesario en las relaciones internacionales, de entender que un país periférico como Colombia debe saber hacer sus tareas, tener su propia agenda estratégica de política doméstica e internacional, y saber que lo que mueve a los demás países son los intereses de ellos más que los nuestros. Si tenemos claro hacia dónde ir, qué nos conviene buscar de cada país a través de la cooperación internacional y cómo hacerlo en los temas de nuestro interés, de seguro revertirá en un proceso más inteligente y eficaz para insertarnos en esta época global, mediante coincidencias con otros actores internacionales positivos para nuestro desarrollo, transformación manufacturera y exportaciones, sin los complejos de inferioridad de los nacionalistas del discurso trasnochado de siempre. 

Es urgente, eso sí, agilizar estrategias público-privadas para el desarrollo productivo nacional. Lograr un mejor aprovechamiento del potencial agrícola colombiano -el verdadero desarrollo rural-, convertirnos en la despensa de buena parte del mundo mediante el procesamiento industrial de la producción del campo, y revisar la estrategia industrial del país para garantizar el crecimiento exportador de manufacturas competitivas derivadas del conocimiento y la innovación que, aprovechando la bonanza minero-energética, generen empleos en Colombia desde el día siguiente a la ratificación del TLC.

¿Qué pasó con la estrategia de productividad y competitividad de las diferentes cadenas de la producción acordada con cientos de empresarios en la administración de Andrés Pastrana? Entonces firmamos 32 acuerdos de competitividad para la mayor transformación y manufacturas que dieran valor agregado e innovación a nuestros productos para competir en el mercado interno y externo. ¿Cuál ha sido su resultado? El tema de nuestra competitividad en el mercado internacional y de Estados Unidos no es simple ni automático, ni se producirá porque se haga la sola ratificación del TLC.  ¿Cuál ha sido el trabajo de nuestras organizaciones empresariales y gremiales en la elaboración de los estudios de mercado de EE. UU. que nos muestren dónde tenemos oportunidades? ¿Cuáles han sido las propuestas al Gobierno durante estos años en innovación y en políticas públicas para la integración de eslabones de valor agregado industrial competitivos en las cadenas productivas? ¿Cuáles son los criterios de asociatividad de pymes con industrias nacionales para exportar un paquete completo hacia el mercado estadounidense? ¿Por qué la actitud vergonzante frente a una estrategia de desarrollo industrial y de manufactura de productos en Colombia?   El país debe aprovechar su potencial agrícola y transitar al procesamiento industrial de la producción del campo,

Marta Lucía Ramírez de Rincón

Ex ministra de Comercio

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.