Wall Street cerró al alza, pero el nerviosismo continuará

Wall Street cerró al alza, pero el nerviosismo continuará

La bolsa de Nueva York registró su tercer día consecutivo de ganancias, pero esa subida no significa que sea sostenible, entre otras, porque se mantienen los precios bajos del petróleo.

17 de febrero 2016 , 11:08 a.m.

Los mercados bursátiles de Nueva York terminaron el miércoles con la tercera jornada consecutiva con ganancias, el período más largo de subidas concatenadas en lo que va de año, aunque los operadores creen que no hay razones para la euforia.

El Dow Jones, el principal indicador del mercado, tuvo un avance del 1,59 %, que se suma a la ganancia del 1,39 % del martes y del 2,00 % del viernes pasado (el lunes no hubo sesión porque fue festivo).

Teniendo en cuenta el comienzo del año tan penoso que ha tenido Wall Street, que haya tres subidas consecutivas es algo para alegrarse, aunque tampoco implica que los pesares postnavideños hayan terminado y que el mercado esté recuperando rumbo.

La subida del miércoles fue atribuida a las explicaciones que difundió la Reserva Federal (Fed) al dar a conocer el documento de la última reunión de enero del Comité Federal de Mercado Abierto, que define las decisiones sobre las tasas de interés en EE.UU.

La Fed reflejó que se ha incrementado la incertidumbre sobre el marco económico global y algunos de sus representantes estaban preocupados por el "potencial freno" sobre la economía de Estados Unidos y "una ralentización mayor de la esperada en China".

Son señales que en Wall Street se reciben sin sorpresas y que confirman el sentimiento que existe entre los operadores, que llevan insistiendo últimamente en la necesidad de que haya algún elemento "catalizador" para que saque al mercado de este letargo.

La subida de los últimos días no significa que sea sostenible, entre otras cosas porque se mantienen los precios bajos del petróleo, a pesar del repunte de hoy, que el dólar sigue fuerte y que la Fed también tiene sus límites de actuación.

En diciembre pasado, la Fed elevó en un cuarto de punto porcentual las tasas de interés de preferencia, hasta colocarlas entre el 0,25 % y el 0,50 %, con la idea de aplicar subidas graduales a lo largo del año.

La próxima reunión es el 15 y 16 de marzo, pero para entonces en Wall Street ya se ha descartado prácticamente que, dado el panorama, la Fed vaya a aplicar otra subida.

Al contrario, la discusión más reciente de los operadores es si en algún momento se llegará a tasas negativas.

En una nota a sus clientes, la firma inversora Bank of America Merrill Lynch, una de las de mayor peso del país, afirmó hoy que, según su análisis y teniendo en cuenta la "reciente fragilidad del mercado", si hay algún aumento nuevo de tasas no será hasta junio.

Pero cree que la siguiente no será hasta diciembre, y serán solo dos incrementos anuales, en lugar de los tres o cuatro que hasta hace varias semanas se estaban manejando.

De acuerdo con el informe, existe cerca de un 40 % de posibilidades de que la Fed interrumpa la subida gradual de las tasas o, inclusive, que aplique medidas contrarias, es decir, que las reduzca de nuevo hasta los niveles próximos al 0 %. Y si todo falla, dice la nota, se moverá "hacia el mundo incierto de las tasas negativas".

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.