Robots, al acecho del mundo laboral

Robots, al acecho del mundo laboral

Si se automatiza el trabajo rutinario de las profesiones, se perderá una importante manera mediante la cual los principiantes perfeccionan sus conocimientos.

12 de febrero 2016 , 07:17 p.m.

Hay un punto durante cualquier conversación sobre el futuro automatizado de las profesiones en que el público visiblemente se relaja.

Y este ocurre cuando los futuristas admiten que todavía serán necesarios unos cuantos abogados, consultores o contadores expertos, incluso después de que los sistemas informáticos más económicos y más eficientes se hayan adueñado del control de muchas de las tareas de sus colegas de menor experiencia.

Sucedió en días pasados durante una conferencia de Richard y Daniel Susskind, la cual los organizadores afirmaron era la más grande reunión de altos directivos en empresas de servicios profesionales del Reino Unido jamás realizada.

Los autores, padre e hijo, del libro The Future of the Professions (El futuro de las profesiones) predijeron un cambio radical en el sector. Pero el tenso escepticismo en la sala se disipó conforme cada socio o director experimentado reconoció que él o ella sería un sobreviviente, incluso si los algoritmos y la inteligencia artificial eliminaran al consultor o al abogado del asiento de al lado.

Esta cohorte bien puede llegar indemne a su jubilación, y sin muchos incentivos para alterar la forma en la que trabajan. Tal y como me dijo Richard Susskind después de la conferencia, “es difícil convencer a un salón lleno de millonarios de que están usando un modelo equivocado”. Pero el cambio está próximo. La principal diferencia de opinión es acerca del ritmo y del alcance.

Ya es posible pedirle ayuda a Kim –una “asistente virtual” legal lanzada por Riverview Law– en relación con el manejo de tus casos; o pedirle a Ross –el “abogado superinteligente” de IBM Watson –que investigue todo el conjunto de leyes en cuestión de segundos. Sin embargo, un informe predictor del futuro de la Law Society– el organismo profesional para los abogados en Inglaterra y Gales — anticipa que el impacto de este tipo de automatización se nivelaría en 2020.

Stephen Denyer, un miembro de esta sociedad, declaró durante la reunión de la semana pasada que los clientes no sólo estaban buscando consejos prácticos, sino también “habilidades de negociación, capacidad de juicio, posesión de estándares éticos, y confirmación sobre la dirección que están tomando”.

Todo esto está muy bien. Pero ¿cómo lograrán los socios experimentados del futuro ese nivel de sabiduría cuando las máquinas están haciendo las tareas que les permiten adquirir y perfeccionar sus conocimientos?

Tomemos el caso del periodismo financiero. Me pasé tres años como aprendiz fomentando mi confianza y habilidad mediante la preparación de noticias sobre las ganancias corporativas. Este es precisamente el tipo de informe que, con toda la razón, la Associated Press ahora produce de forma automática, en asociación con una compañía llamada –algo siniestramente inquietante para todos los columnistas– Automated Insights, o ‘conocimiento automatizado’.

Como el profesor Susskind señaló, los estudiantes de derecho de la Universidad de Strathclyde practican los problemas jurídicos del mundo real en una comunidad virtual ficticia llamada “Ardcalloch”.

En el mundo real, los profesionales deben reconocer que gran parte del trabajo que se les asigna a los principiantes es equivalente a una servidumbre repetitiva, y que a menudo se les impone basado en el supuesto tácito de que, si ellos tuvieron que hacerlo, también debieran hacerlo los de la nueva generación. Los clientes puede que todavía prefieran tratar con expertos humanos, pero no les gusta mucho el tener que pagar por la capacitación facturable de los menos experimentados.

El conocimiento puede impartirse en otras formas, incluyendo simplemente mediante el trabajar estrechamente, al estilo de un aprendiz, con colegas de alto nivel. Yo todavía valoro la orientación que recibí como principiante de los editores y de los escritores experimentados, pero no estoy seguro de que necesitara escribir cinco historias similares acerca de las ganancias corporativas al día para alcanzar maestría. Bajo estrecha supervisión, los novatos pueden adquirir habilidades específicas a través del trabajo en una muestra de las tareas básicas que alguna vez pasaban años duramente llevando a cabo.

Mientras tanto, nuevos roles van a evolucionar. Los Señores Susskind sugieren que uno pudiera ser el “empatizador”. Un ser humano comprensivo puede llegar a actuar, con el tiempo, como asistente de Kim o de Ross o de sus descendientes más cognitivamente capaces.

Esta perspectiva llega a alterar entre algunos consultores y contadores. Puede que no ocurra por años, o quizá nunca, en casos de demandas complejas o de auditorías fiscales. Pero, por si acaso, los socios aspirantes debieran comenzar a perfeccionar sus habilidades de escucha.

LA TECNOLOGÍA ES PARTE DE LA SOLUCIÓN

Otro paralelo es la aviación, en donde las colisiones a menudo desencadenan los temores de que los pilotos automáticos están socavando las capacidades humanas.

Entrevistado el año pasado sobre el accidente de Air France en 2009, Delmar Fadden, el exjefe de tecnología de cabina de Boeing, declaró a ‘Vanity Fair’ que, habiendo automatizado el 98 por ciento de las labores rutinarias de los pilotos, “realmente nos preocupamos acerca de las tareas que les pedimos que lleven a cabo solamente de vez en cuando”.

La respuesta no es detener el avance de los robots. De hecho, la tecnología es parte de la solución. Los astronautas novatos no se capacitan enviándolos como parte de repetidos y costosos lanzamientos espaciales lunares.

Ellos practican las tareas y los retos que enfrentarán en simulaciones cuidadosamente diseñadas hasta que finalmente están listos para la plataforma de lanzamiento.

Financial Times

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.