Así se siente la inflación a la hora del 'corrientazo'

Así se siente la inflación a la hora del 'corrientazo'

Su precio es un 30 por ciento más que el año pasado. En enero, el IPC anual fue de 7,45 %.

05 de febrero 2016 , 09:36 a.m.

A diario, ya sea por motivos económicos, de cercanía o circunstanciales, muchas personas optan a la hora del almuerzo por el tradicional 'corrientazo'.

Sin embargo, la inflación no respeta estrato y este plato también experimenta la subida de los precios de sus componentes.

Un ejemplo para empezar: los que acostumbran a solicitar cambios, y le adicionan huevo en reemplazo de cualquier otro ingrediente, este ‘antojo’ ya le cuesta 30 pesos más que el año pasado.

Según el boletín diario de precios de la central mayorista de Corabastos, un huevo que en febrero del año pasado costaba $ 230, hoy se paga en $ 260.

Si a esto se suma el incremento de otros productos de la canasta básica familiar, consecuencia del crudo fenómeno de El Niño que se vive en el país, se puede decir que el almuerzo típico que millones de colombianos consumen a diario cuesta hoy casi una tercera parte más que el año pasado.

Un plato que incluya arroz, frijol rojo, papas y unas alas de pollo, acompañado con ensalada y sopa de cebada, su precio promedio para quien lo prepara, comprando por kilo, bulto, arroba, canastilla o docena, vale 30 por ciento más que hace un año.

Vea cómo han subido los precios de esos productos que, aunque siguen garantizando un precio accesible, ahora, por líos climáticos que afectan siembras y cosechas, están 'haciendo mella' en el bolsillo de las familias colombianas.

EL MENÚ

Arroz: El año pasado, un bulto de arroz, comprado en Corabastos, costaba $2.800. Hoy el bulto cuesta $3.200. En un año subió $ 400.

Frijol rojo: Para febrero de 2015, el bulto de frijol rojo se conseguía en $ 6.400. En la actualidad ese mismo bulto tiene un valor de $ 8.360. La diferencia es de $ 1.960.

Papas: Un bulto de papa sabanera cuesta hoy en Corabastos $ 2.000, hace un año se conseguía en $1.400.

Alas de pollo: El kilo hoy vale $ 400 más que el año pasado. En Corabastos se consigue actualmente en $ 2.800. En 2015, se llevaba un kilo por $ 2.400.

Ensalada: Si su ensalada incluye tomate, pepino y lechuga (ensalada básica) le puede costar $5.309. Un año atrás, esa misma ensalada no sobrepasaba los $3.618.

La canastilla de tomate que un año antes valía $ 2.045 subió este año a $ 2.091. Así mismo, el kilo de pepino que en 2015 se conseguía en $ 800, hoy vale el doble ($1.900). Finalmente, el kilo de lechuga que no baja de $1.364, se compraba el año anterior a solo $727.

La diferencia entre una ensalada hecha el año pasado y una hecha hoy es de $ 1.691.

Jugo: Un kilo de fresas para preparar jugo costaba el año pasado $ 3.000, hoy cuesta $5.000. Aumentó $ 2.000.

Así las cosas, a una ama de casa, sumando estos valores, le cuesta hoy preparar este almuerzo $ 26.669, mientras que el año pasado, para los mismos ingredientes destinaba $ 19.618. La diferencia es de $7.051.

Tenga en cuenta que el precio de su almuerzo se puede incrementar si le agrega aguacate o si en vez de pollo pide carne o pescado.   

LA INFLACIÓN

Este viernes, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística dará a conocer la cifra de inflación de enero.

Según analistas de Bancolombia, la inflación mensual alcanzaría el 0,94 por ciento.

Sus estimaciones están soportadas en el choque por los efectos climáticos, el aumento en los precios de los bienes transables producto de la aceleración del traspaso de la depreciación cambiaria, el desanclaje de las expectativas de inflación que deriva en efectos de segunda ronda y los incrementos en precios como resultado del aumento del salario mínimo (7% anual).

De acuerdo con Bancolombia, de cumplirse su expectativa, en enero la inflación anual llegaría a 7,08%, lo que llevaría a un nuevo ajuste al alza de las expectativas de inflación.

Camilo Durán, analista de Credicorp Capital, pronostica para enero un repunte de 1,13%.

"Las expectativas de inflación están respondiendo de manera relevante al fuerte incremento en los precios ocasionado por los choques de oferta, especialmente desde septiembre del año pasado. Sin embargo, me parece que el muy alto nivel de las expectativas a dos años (3,83%) no es consistente con la esperada desaceleración en la actividad económica, con el reciente ciclo alcista del BanRep y con el compromiso que ha mostrado la autoridad monetaria de mantener la inflación cerca de su meta (3%) en el horizonte de política", explica el analista.

Javier Acosta
Portafolio.co
 

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.