Alerta por el impacto de la sequía en la cosecha cafetera

Alerta por el impacto de la sequía en la cosecha cafetera

El grano lleva siete meses con muy buenos precios de compra, una expectativa de producción que sobrepasa los 14 millones de sacos, más una devaluación que genera mayor valor para este año.

02 de febrero 2016 , 09:18 p.m.

‘Averanado’ o ‘paloteado’. Estas son las palabras que están popularizándose a pasos agigantados en el mundo del café y que está afectando a todos los cultivos por igual.

La propia Federación Nacional de Cafeteros lo describe como un defecto físico del grano que afecta la apariencia física, el sabor y el aroma de la bebida. Además, son de superficie arrugada, pequeños, de baja densidad y malformados.

El problema lo causa la falta de agua en el desarrollo del fruto, escasa fertilización y mala salud de la planta.

Por último –explicó la Federación– los cafés averanados disminuyen el aroma, sabor y acidez del café, se presentan sabores a hierba y paja seca, producidos por la sobretostión.

La situación del café averanado está comenzado a preocupar a toda la cadena.

Por ejemplo, Carlos Ignacio Rojas, presidente de la Asociación de Exportadores de Café de Colombia (Asoexport), indicó que el tema fue discutido ayer en la junta del gremio y que sus afiliados expresaron una alta preocupación.

“Reportaron que en algunas áreas cafeteras del Tolima están cosechándose cafés ‘vanos’, es decir, cafés que solo son cáscara, no les ha nacido pepa.

Hay incertidumbre acerca de la incidencia del verano en la caficultura del país, pues el clima, derivado del fenómeno de ‘El Niño’, está afectando la producción y la productividad”, dijo el dirigente gremial cafetero.

Por último, anotó que el gremio no puede dar una cifra porcentual del área afectada por el intenso verano.

Ahora, se supo que la Federación Nacional de Cafeteros está terminando un informe que sobre este tema entregará en los próximos días.

En este notificará las áreas con mayor o menor afectación por el fenómeno climático y las posibles consecuencias que vayan a darse en la caficultura colombiana.

Vale la pena resaltar que los departamentos de Cauca, Nariño, la zona norte del Huila, sur del Tolima y Cundinamarca necesitan agua con suma urgencia para ‘llenar’ los granos que van a cosecharse durante los meses de abril y mayo próximos.

Una situación ‘grave’ está presentándose en la costa norte, en los departamentos de Magdalena, Cesar y La Guajira, reportó Clifford Bonilla Smith, miembro de estos comités de cafeteros.

Bonilla destacó que la mayor afectación está dándose en los cultivos establecidos entre los 700 y los 1.200 metros sobre el nivel del mar.

“No ha llovido” y por esto, los caficultores están desesperados, pues están comenzando a ver mermados sus ingresos.

Por ahora, con el fin de paliar esta situación, desde la segunda semana de enero, el gremio cafetero puso en marcha un programa de entrega de fertilizantes a los cafeteros, que se ejecutará durante todo este primer semestre.

En las zonas más afectadas se entregarán hasta tres bultos del insumo (150 kilos), buscando mantener la competitividad y sostenibilidad de la actividad cafetera.

“Este programa, que se ejecutará con recursos del Fondo Nacional del Café, beneficiará alrededor de 152.000 caficultores en 16 departamentos del país quienes vieron afectados por el fuerte verano del 2015, caracterizado por la escasez de lluvias”, dijo la Federación de Cafeteros.

“Señores cafeteros nutran sus cafetales, recuperen sus plantaciones y recuerden que la rentabilidad de la caficultura también está en sus manos”, dijo Hernando Duque, gerente técnico del gremio.

Por su parte, Marcelo Salazar, presidente Comité de Cafeteros de Caldas, indicó que la situación de los cafés ‘averanados’ en su departamento es ‘delicada’, pero aún no puede dar cifras acerca del área y del porcentaje de afectación.

Anunció que desde la próxima semana la Federación comenzará a trabajar en un análisis de toda la caficultura del país, con el fin de evaluar la situación.

“Esto que está presentándose podría comprometer la producción del primer semestre en esta región”, anotó Salazar.

Para el departamento del Huila, el primer productor cafetero del país, se supo que por lo menos el 70 por ciento del área sembrada tendría algún grado de afectación.

Así las cosas, la producción de este año podría ser menor a un millón de sacos de café.

Otros reportes conocidos por Portafolio indican que el fenómeno de los cafés ‘averanados’ casi que es una constante en todo el país, lo que podrá incidir en un mayor porcentaje de pasillas en el café recolectado, una menor producción y productividad cafetera del país y, por ende, menos ingresos.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.