TPP o el futuro de los acuerdos comerciales

TPP o el futuro de los acuerdos comerciales

Colombia, al no hacer parte del Tratado de Asociación Transpacífico, se podría ver afectada, pues los países firmantes preferirán insumos de sus pares en vez de los colombianos.

02 de febrero 2016 , 08:39 p.m.

Mañana 4 de febrero se firmará en Nueva Zelanda el acuerdo comercial más grande de la historia, que involucra 12 economías del Pacífico: Australia, Canadá, Japón, Malasia, México, Perú, Chile, Vietnam, Brunei, Singapur, Nueva Zelanda y EE. UU. El Tratado de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) concluyó negociaciones a inicios de octubre pasado y se espera la ratificación por parte del legislativo de cada país.

En cifras, los países firmantes conforman el 36% del PIB mundial. En el 2014 representaron el 23% de las exportaciones y 26% de las importaciones globales, según datos de la Cepal.

En un discurso pronunciado el año pasado en Oregón, el presidente Obama defendió el acuerdo como “el más progresista”. El presidente de EE. UU. mantiene no poder permitir que países como China escriban las reglas de la economía mundial. Jeffrey Sachs, reconocido economista y profesor estadounidense, considera esta idea como ingenua e hipócrita, ya que China tendrá de igual forma un gran rol en el establecimiento de las reglas del comercio en el siglo XXI. Además, es el principal socio comercial de varios de los países firmantes, y sin duda negociará sus propios tratados con estos.

Dada la complejidad de su contenido (30 capítulos), el Congreso no podrá votar para aprobar solo algunas de sus partes, es un todo o nada. Tampoco podrá modificarlo ni enmendarlo. En este sentido, el profesor de Columbia advierte que las partes ‘malas’ del acuerdo, son más fuertes que las ‘buenas’, y, por lo tanto, el Congreso no lo debería aprobar.

Según Sachs, el gobierno prometió un acuerdo digno del siglo XXI, sin embargo, el resultado es otro tratado del siglo XX con resultados previsibles: crecimiento económico a expensas de un incremento en la desigualdad de los ingresos; excesivo poder para las grandes farmacéuticas; aumento del poder de lobby, además de consagrar el poder del capital corporativo frente a la sociedad, incluyendo los trabajadores y hasta los gobiernos. No obstante, lo más grave, anota, son los poderes otorgados a los inversionistas y la injustificada expansión de las protecciones del copyright y la cobertura de las patentes.

A este respecto el nobel de economía Joseph Stiglitz, también se ha mostrado en contra del TPP, pues abre las puertas a enormes demandas de compañías privadas a los gobiernos por utilidades no percibidas en un negocio particular. Un ejemplo es lo que sucedió con Philip Morris, la cual demandó al Gobierno uruguayo por presentar una norma obligando a que en las cajetillas se advirtiera los riesgos para la salud de los cigarrillos. La compañía pretendía una compensación por los daños causados a su negocio, fruto de la decisión.

En el Foro Económico Mundial, el nobel advirtió que el TPP podría afectar también el empleo, y dio como ejemplo a México que exporta a China piezas para automóviles, que podría quedar expuesto a la competencia de las producidas por Japón. Ciertos críticos del Partido Demócrata, alegan que el acuerdo alienta a las empresas a enviar los empleos a naciones con salarios más bajos.

Según la Cepal, entre los posibles riesgos para los países de la región está un posible incremento en el precio de los medicamentos, como efecto de las barreras al ingreso de versiones genéricas al mercado. Además, a pesar de que no hacen parte del acuerdo, la apertura del mercado textil estadounidense podría afectar a los productores centroamericanos, por la mayor competencia que significa Vietnam, dadas las nuevas cadenas productivas que se generarían.

Ciertos analistas consideran que Colombia, al no participar, se podría ver afectada, pues los países firmantes preferirán insumos de sus pares en vez de los colombianos, así los de acá sean más baratos. Asimismo, las empresas colombianas quedarían excluidas de dichas cadenas, teniendo en cuenta que es común en los acuerdos comerciales establecer hasta qué porcentaje de un bien final puede proceder de un país que no haga parte del acuerdo, de modo que el bien en cuestión se vea libre de aranceles. Una de las oportunidades identificadas por la Cepal, es el acceso de productos agrícolas a mercados fuertemente protegidos como Japón, Canadá y Malasia.

De otro lado, los defensores del tratado argumentan que este traería desarrollo económico global al demandar estándares laborales y sostenibilidad ambiental. Por ejemplo, se les exigiría a países como Brunei, Malasia y Vietnam prohibir el trabajo infantil y abrir las puertas a los trabajadores a formar sindicatos independientes y a la negociación colectiva. Todos los Estados firmantes deben adoptar y mantener en sus legislaciones los derechos fundamentales del trabajo reconocidos por la OIT.

El Banco Mundial publicó el informe ‘Potenciales implicaciones macroeconómicas del TPP’, en el cual prevé un alza tanto en las exportaciones de todos los países que hacen parte del acuerdo, como del PIB, siendo Vietnam y Malasia los más beneficiados. Igualmente, señala los cambios en estos dos rubros para países no firmantes como Colombia. De acuerdo con los gráficos del texto, Colombia se vería beneficiada en cuanto a sus exportaciones, sin embargo vería un cambio ligeramente negativo en su PIB.

A la espera de la firma y posterior ratificación del tratado, países como Canadá advierten que “firmar no significa ratificar”, mientras que otros han evidenciado protestas en contra del mismo.

Diana Vidal Rojas

Consultora

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.