Complejo panorama macroeconómico

Complejo panorama macroeconómico

Una vez esté controlada la inflación, la economía colombiana necesitará un impulso contracíclico, que solo lo puede ofrecer la política monetaria, dado que por las apretadas cuentas fiscales el Gobierno no estará en capacidad de ofrecer una política fiscal de gasto en ese sentido.

02 de febrero 2016 , 08:35 p.m.

El Banco de la República incrementó su tasa de interés de intervención 25 puntos básicos de 5,75% a 6% (en línea con nuestra expectativa), y redujo su proyección de crecimiento económico para 2016.

Anteriormente el equipo técnico calculaba un crecimiento de 3% como el resultado más probable, que bajó a 2,7%.

Cabe recordar que desde que el Banrepública incrementó las tasas de intervención en septiembre del año pasado, en Corficolombiana redujimos nuestro pronóstico de crecimiento de 2016 de 3,3% a 2,8%.

Creemos que la inflación va a volver a aumentar significativamente en enero, los riesgos de corto plazo están sesgados al alza por el fuerte fenómeno de ‘El Niño’.

Adicionalmente, el alto nivel de la inflación anual al cierre de 2015, comparado con el del cierre de 2014, implicará unos mayores ajustes al alza por indexación en algunos componentes del IPC, principalmente en transporte, arrendamiento, salud y educación.

En el caso de educación y transporte el incremento será más pronunciado en febrero. Por ejemplo, el incremento de las matrículas y los precios de los útiles escolares se sentirá con más fuerza en ese mes y el alza de las tarifas de TransMilenio anunciado en Bogotá generará un fuerte aumento en el IPC de buses y busetas dentro de los regulados.

Sin embargo, creemos que la inflación de algunos bienes y servicios no transables (incluso el componente de arrendamientos) estará contenida por el debilitamiento de la demanda interna, y por una brecha negativa del producto mucho más amplia en 2016.

Creemos que existe una mayor probabilidad de que no se renueven algunos contratos existentes y de que el mercado de nuevos arrendamientos se debilite.

La inflación anual de arrendamiento no siempre se ajusta al máximo incremento normativo. Si bien los contratos en curso no pueden incrementarse más de lo que estipula la Ley, la libre competencia del mercado inmobiliario determinará si hay incrementos diferentes al normativo.

Es decir, hay periodos en los que la inflación anual de arrendamiento está por encima o por debajo de la inflación anual causada del año anterior.

Sin embargo, la inflación de arrendamiento está más determinada por el comportamiento de los precios de la vivienda, que a su vez están correlacionados con el comportamiento de la actividad económica. Los precios de la vivienda en Colombia tuvieron un fuerte incremento cercano al 20% a/a a finales de 2007, cuando la economía crecía a tasas cercanas a 8% a/a.

No obstante, el incremento de los precios de la vivienda en Colombia, tanto nueva como usada, se ha desacelerado fuertemente en los últimos meses. Incluso según Galería Inmobiliaria y el Banrepública en diciembre de 2015 ya estarían cayendo.

A pesar de que la economía colombiana se había mostrado resistente al choque de términos de intercambio asociado al fuerte descenso de los precios del petróleo desde mediados de 2014, la información disponible de actividad económica para el cuarto trimestre del 2015 estaría indicando un crecimiento similar al del tercer trimestre, pero con algunas señales de debilitamiento.

En conclusión, creemos que la inflación permanecerá por encima del 7% durante el primer trimestre, debido a las fuertes presiones que está ejerciendo el fenómeno de ‘El Niño’ sobre la inflación de los alimentos, a una parte de la devaluación que aún no se ha transmitido completamente y a la activación de mecanismos de indexación más altos.

Creemos que una vez termine este ciclo de incrementos de tasa de interés en marzo, el Banrepública se verá forzado a mantener su tasa de intervención en esos niveles durante la mayor parte de 2016.

Sin embargo, consideramos que la inflación empezará a corregir a mediados del año por el debilitamiento de la demanda interna y por una brecha negativa del producto más amplia.

La desaceleración económica se agudizará hacia finales de 2016 y será en ese momento cuando el Banrepública deberá considerar hacer recortes en su tasa de intervención a niveles de 5% al cierre del cuarto trimestre.

Una vez esté controlada la inflación, la economía colombiana necesitará un impulso contracíclico, que solo lo puede ofrecer la política monetaria, dado que por las apretadas cuentas fiscales el Gobierno no estará en capacidad de ofrecer una política fiscal de gasto contracíclico.

Ana María Rodríguez Pulecio

Analista Macroeconómica Corficolombiana

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.