Ventas de carros reflejan el bajo ritmo de la economía

Ventas de carros reflejan el bajo ritmo de la economía

Los departamentos productores de petróleo y carbón vieron reducir su mercado, y en los que no hay esa actividad las ventas crecieron.

01 de febrero 2016 , 01:37 p.m.

El auge de la venta de vehículos en las regiones mineroenergéticas se vio afectado por los precios de los commodities.

En efecto, en regiones como Santander la caída en las ventas de vehículos superó el 20 por ciento, y en Antioquia un 8,09 por ciento, mientras que regiones como el Valle del Cauca, que no participa de la extracción ni explotación de esos productos, registró un crecimiento en facturación de carros de 10,3 por ciento.

Durante el año anterior se colocaron en el mercado nacional 283.267 unidades, cifra un 13,1 por ciento inferior a la registrada en el 2014 cuando se facturaron 326.023 unidades, según lo muestra el informe de Fenalco, la Andi y Econometría.

En el caso del Valle según lo explica el presidente de la Cámara de Comercio de Cali, Esteban Piedrahíta, a la región le ayudaron mucho las remesas y la tasa de cambio, pues las remesas llegaron a los 3,4 billones de pesos y, de hecho, esperan que este año suban a 4,3 billones de pesos. Según el directivo, se espera que en el 2015 la economía de la región crezca entre medio y un punto más que el PIB del país.

En la primera variable también coincide el presidente de Andemos, Oliverio García, quien afirma que los departamentos donde hay una dependencia de los commodities son los que más han sufrido, “hemos observado que ciudades que no dependen de esos productos están mostrando un mejor desempeño”, agrega.

El directivo explica que incluso en ciudades como Bogotá, cuando se les suman municipios como La Calera y Soacha se nota un descenso y aquí el tema es por restricciones y vías. Bogotá se quedó sin vías para atender el mercado y se requiere atención de las autoridades y aplicar planes de reposición del parque automotor.

Por otra parte, García señala que lo que muestran las cifras es a que hay que aprovechar el desarrollo de ciudades intermedias para el mercado y para acceder a un mejor desarrollo con planeación urbana.

LA DEVALUACIÓN JUGÓ EN CONTRA DEL MERCADO

Así como para la economía del Valle la devaluación se convirtió en una fortaleza, para el mercado de vehículos esa variable se convirtió en su mayor debilidad.

Según lo explica el gerente de marca de BMW,Daniel Galindo, la razón principal para que el mercado automotor colombiano cayera dos dígitos durante 2015 fue, fundamentalmente, la devaluación del peso colombiano frente al dólar, la cual llevó a un alza de precios en el mercado que a su vez contrajo la demanda.

Sin embargo, también es claro que la economía colombiana tuvo un crecimiento por debajo del promedio registrado en los últimos años, lo que a su vez se tradujo en una reducción del consumo en general.

Esa caída del crecimiento promedio está explicada por el descenso del precio del petróleo de más del 50 por ciento y de un fuerte golpe en los precios del carbón y el ferroníquel.

Galindo agrega que en particular, el segmento de autos premium tuvo un comportamiento atípico respecto del mercado total, porque está un poco menos expuesto que los demás segmentos al precio como principal factor en el proceso de compra. Los bienes de lujo generalmente tienen una elasticidad de la demanda menor.

“A pesar de que decrecimos en unidades con relación al año 2014, en Autogermana tuvimos un año positivo, dada la coyuntura económica. Es importante mencionar que, como marcas, trasladamos menos del 60% de la devaluación del peso al precio al cliente final. Sin embargo, logramos mantener una operación financiera saludable, que es vital para el desarrollo de nuestra operación a futuro, y esto lo conseguimos de tres maneras: en primer lugar, BMW Group entendió la coyuntura del mercado colombiano y fue muy agresivo en dar las mejores condiciones de producto y precio para el mercado; segundo, tuvimos una acertada estrategia de coberturas de divisas; y, finalmente, trabajamos consistentemente en hacer nuestras operaciones más eficientes”, anota el directivo.

A MENOR RITMO

Las partes en donde más vehículos se vendieron el año anterior fueron en Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca, Cundinamarca, Santander y Atlántico.

En ese escalafón no hubo cambios con respecto al 2014.

Otro de los indicadores en dónde se refleja la caída es en el de las ventas de vehículos particulares que cayeron a 230.824 unidades el año anterior, desde las 230.824 que se registraron en el 2014.

En el caso de los carros de servicio público en el 2014 se colocaron 60.495 unidades, contra 50.251 unidades del año anterior.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.