Secciones
Síguenos en:
Diversificación de exportaciones se dará gracias a las pymes

Diversificación de exportaciones se dará gracias a las pymes

Aunque el 2016 va a ser un año complejo para la economía global, la meta de ProColombia es que el país aproveche su valor agregado y que los empresarios se animen a exportar y sean constantes.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
17 de enero 2016 , 06:22 p. m.

En Colombia hay más de 6.000 empresas de todos los tamaños, que con productos de 145 subsectores de agro, industria e incluso servicios, han llegado a clientes en 177 países del mundo.

Aunque en su conjunto todavía están lejos de compensar el impacto del desplome de las exportaciones minero-energéticas, lo cierto es que son una muestra de que aún en un entorno complicado es posible encontrar nuevos mercados.

“El 2015 fue un año de ajuste, pero vimos que los empresarios han tomado el reto de mejorar su competitividad y de llegar a nuevos mercados para diversificar el riesgo. Los esfuerzos de los últimos años están dando resultados, y la Ocde y la Cepal han reconocido que Colombia es uno de los países que más ha logrado la diversificación”, explica la presidenta de ProColombia, María Claudia Lacouture.

La directiva destaca que, si bien las grandes empresas responden por el grueso de las cifras, “se ha logrado que sean las pymes quienes traen la diversificación. Tal vez no sean montos muy grandes, pero lo importante es que algunas ya llevan años, y otras están empezando”.

De hecho, datos de la entidad hasta octubre señalan que 6.183 empresas estaban exportando más de 10.000 dólares. De ellas, el 73,6 por ciento son micro-empresas, un 19 por ciento son pequeñas y medianas, y el 7 por ciento restante son las grandes.

LA EXPECTATIVA

Aunque el 2016 pinta ser más complicado, por el menor crecimiento de las economías, la tarea no queda relegada.

“Es un año más cauteloso, pero también más interesante. Nos exige ser mucho más eficientes al detectar las oportunidades y el interés de los compradores en los productos colombianos. La idea es seguir trabajando de acuerdo con la demanda y acompañando al empresario, pero se necesita que tenga interés en salir, y en mejorar su productividad”, dice Lacouture.

En la práctica, para aumentar la presencia en otros mercados no hay una estrategia general, pues la tarea depende específicamente de cada mercado, cada producto y cada región exportadora.

Es más, al tener el conocimiento detallado sobre la demanda en distintos países, este insumo es compartido con los distintos departamentos, de manera que lo puedan adaptar a sus apuestas productivas.

Como parte de esto, se está trabajando en los encadenamientos productivos (ver recuadro).

Sin embargo, hay unos desafíos comunes. Por un lado, la idea es que Colombia pueda aprovechar sus valores agregados en términos de tiempos de entrega, recurso humano y posicionamiento en ciertos mercados, principalmente de América Latina, y fortalecer este punto en Estados Unidos y Europa.

Todo esto, acompañado del trabajo conjunto con los empresarios para que no solo lleguen a nuevos mercados, sino que sean constantes en sus ventas.

La meta del Gobierno es que las exportaciones no minero-energéticas lleguen a 30.000 millones de dólares en el 2018.

Si bien 2015 poco ayudó a lograr el cometido, pues a octubre apenas superaban los 12.000 millones de dólares, ProColombia estima que desde el segundo semestre de este año empiecen a verse los frutos de la diversificación.

SIETE SECTORES TRABAJAN EN ENCADENAMIENTOS PRODUCTIVOS

Los productos que se comercializan a nivel global y que tienen mayor valor agregado son fruto del trabajo de varios países. Por eso, una de las estrategias de Colombia es insertarse en las cadenas globales de valor, no solo al proveer materias primas, sino transformando insumos que llegan de otros socios para exportar.

En línea con esto, ProColombia ha identificado al menos siete sectores que tienen el potencial para formar encadenamientos.

Uno de ellos es el de aceites y grasas, pues hay excedentes de esta materia prima, y ya hay mercados identificados en Europa, África y el Medio Oriente para aceites crudos de palma y palmiste, y aceites refinados.

Otra cadena con oportunidades es la de los productos lácteos, que incluye procesos logísticos y productivos, así como venta de insumos y productos terminados en Estados Unidos y varios países de Latinoamérica.

Siguiendo con agroindustria, el cacao tiene muchas oportunidades, pues hay mercados relevantes como EE.UU. que no tienen producción de este insumo.

Algo similar ocurre con los abonos, plaguicidas y químicos de uso agropecuario, en donde las ventas han crecido.

En industria, la fabricación de maquinaria, equipos eléctricos, vehículos y autopartes, pueden ayudar a que el país venda a mercados como EE. UU y México.

La idea es que se incorporen más sectores. Por lo pronto se evalúan la confitería y la ropa deportiva.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.