Cumbre de Mercosur, con fuerte tinte político

Cumbre de Mercosur, con fuerte tinte político

Argentina y Venezuela entraron en disputa por acusaciones de Mauricio Macri sobre los presos de conciencia en el país caribeño.

21 de diciembre 2015 , 11:00 p.m.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, pidió este lunes ante sus colegas del bloque suramericano Mercosur que Venezuela libere pronto a los que consideró presos políticos, un reclamo que desató denuncias de injerencia del país caribeño.

La cumbre en Asunción, del grupo que reúne a Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Venezuela, estuvo marcada por el roce entre ambas naciones suramericanas, que había empezado cuando el presidente argentino criticó la política de derechos humanos venezolana, incluso el mismo día de su victoria hace un mes.

Macri, un ingeniero de centroderecha que participó por primera vez en un encuentro del Mercosur, dijo que el bloque no debería tolerar la persecución política por razones ideológicas.

“Quiero pedir expresamente aquí delante de los queridos presidentes por la pronta liberación de los presos políticos en Venezuela”, dijo Macri, que asumió la presidencia el 10 de diciembre, durante su intervención.

Aunque el presidente venezolano, el socialista Nicolás Maduro, no viajó por compromisos internos, la canciller Delcy Rodríguez acusó al mandatario argentino de interferir en los asuntos internos de su país en la cumbre.

“Usted está haciendo ‘injerencismo’ sobre los asuntos de Venezuela (...) usted está defendiendo este tipo de manifestación, esta violencia política”, dijo Rodríguez durante su intervención mostrando fotografías de las violentas protestas de inicios del 2014 que cobraron la vida de más de 40 personas.

La funcionaria venezolana acusó a Macri de querer liberar a los exmilitares que están presos por violaciones a los derechos humanos durante la cruenta dictadura de Argentina, aunque públicamente Macri no ha propuesto ninguna amnistía ni perdón.

Durante la reunión, Paraguay propuso un protocolo para vigilar el cumplimiento de los derechos humanos en los estados miembro, pero no quedó claro si Venezuela se adheriría.

Más allá de los roces políticos, el encuentro de presidentes fue un nuevo intento de dinamizar una asociación comercial estancada que debe reforzar su integración para superar la crisis de sus mayores economías, mientras agiliza pactos comerciales con bloques como la Unión Europea (UE).

“Estamos aún muy distantes de la concreción del anhelado estado común y aun más de zona de libre comercio”, dijo el mandatario paraguayo y anfitrión del encuentro, Horacio Cartes.

Reuters
 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.