Usuarios de Caprecom, listas para pasar a EPS del subsidiado

Usuarios de Caprecom, listas para pasar a EPS del subsidiado

Elisa Torrenegra C., directora de Gestarsalud, que reúne a ocho empresas de salud, las cuales cubren a casi la mitad de los beneficiarios del Sisbén, dice que tienen cómo atender a cerca de 1,2 millones de nuevos afiliados.

17 de diciembre 2015 , 06:29 p.m.

La próxima semana el presidente, Juan Manuel Santos, y el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, darán los detalles sobre cómo será el paso de casi 3 millones de afiliados de Caprecom a otras EPS.

Elisa Carolina Torrenegra Cabrera, directora de Gestarsalud, donde están ocho EPS que atienden a casi la mitad de la población actual del régimen subsidiado (EPS-S) explica cómo se están preparando para recibir una parte importante de estos usuarios, que estima pueden ser casi 1,2 millones de personas.

¿Qué les viene a las EPS-S con la liquidación de Caprecom y cómo se están preparando?

Desde hace 20 años venimos luchando en un sistema difícil, en términos financieros, de flujo de recursos, de insuficiencia de la UPC (lo que les reconocen por cada usuario al año) y de presiones con lo público, y aún así hacemos un trabajo serio y con un programa de gestión de riesgo que ya está dando resultados. Eso es lo que hace que hoy estemos bien preparados para recibir lo de Caprecom.

¿Cuánta gente recibirían?

Creo que serán entre un millón y 1,2 millones. Estos vienen con un déficit de atención, una represa de servicios sin dar y con una inconformidad, lo que los convierte en usuarios delicados. Queremos hacer que recuperen la confianza. Obviamente, puede haber algún traumatismo de algunos días coyunturales, pero es parte de todo un proceso.

¿Tienen la capacidad suficiente?

Sí. Primero que todo, tenemos programas de gestión del riesgo dando resultados. La satisfacción de nuestros usuarios es del 90 al 92% y eso es muy bueno. Además, poseemos más de 820 oficinas en todo el país, tanto reales como virtuales; 1.500 ligas de atención al usuario y más de 3.500 IPS conectadas.

¿Esta afluencia de gente cómo los favorece?

Si llegan los usuarios, incluso pueden mejorar las economías de escala, pero no se resuelve el problema de la UPC. Al Gobierno le hemos discutido por qué a las EPS del régimen contributivo les dan recursos adicionales para promoción y prevención y a nosotros no; tenemos diferencias de un 18 % todavía en el valor de la UPC; la metodología que se usa para calcularla no contempla las variables que realmente afectan el costo, como el número de patologías de la persona y la modalidad de prestación. Aparte, nos obligan a contratar con las IPS públicas, que no tienen un modelo extrahospitalario.

¿Qué quiere decir esto?

Eso quiere decir que es una UPC ligada a una ineficiencia.

Las EPS del contributivo se quejan de que un nuevo decreto, el 2353, les sube costos. ¿A ustedes también?

Ese decreto, antes que perjudicarnos, intenta reversar algunos de nuestros problemas, porque los afiliados al régimen subsidiado son pobres que no tienen empleo. Anteriormente, si estos conseguían trabajo se tenían que trasladar a una EPS del contributivo. Por el decreto de movilidad, si una persona consigue puesto se puede quedar, lo cual es muy bueno, porque vamos a mantener los afiliados, pero estábamos teniendo problemas con unos procedimientos derivados del manejo de bases de datos para que esa gente se pudiera quedar con nosotros, y se seguían yendo. Ahora, el Decreto 2353 lo arregla y con él se respeta la voluntad del afiliado.

¿Qué más de esa norma los toca?

Las empresas sin ánimo de lucro se quedaban sin un equilibrio para la gestión, no podían capitalizarse ni transformarse y tenían que liquidarse, y era una situación inequitativa. Con este decreto se permite que estas constituyan sociedades anónimas de las que las cooperativas sean accionistas.

¿Cómo terminan el año sus afiliadas?

Desde el punto de vista de cifras, muy mal, pero si nos pagan los servicios que nos deben, sobre todo los No POS, los números mejoran. Los entes departamentales nos deben 600 mil millones de pesos.

¿Por procedimientos glosados, o es deuda sin discusión?

Son deudas sin discusión. Lo que pasa es que los departamentos no han tenido con qué pagar. La Superintendencia de Salud nos está ayudando, porque hay unos que dicen que no tienen, pero se revisan las cuentas y tienen dinerito guardado.

ALIVIO ECONÓMICO NECESARIO

Las EPS del régimen subsidiado han solicitado cerca de 250 mil millones de pesos del paquete de 800 mil millones que el Gobierno está destinando para créditos blandos que alivien la crisis de liquidez del sector salud.

Hace mes y medio, Coosalud, que despliega su acción sobre todo en la Costa Atlántica, recibió un empréstito por 60 mil millones que ya irrigó entre los prestadores que le brindan servicios. Y según la Directora de Gestarsalud, también Emssanar (Nariño) fue beneficiaria de recursos, mientras que Asmet Salud (Cauca) está en fila esperando el aval del banco, que debe salir la próxima semana. Cajacopi buscaría conseguir unos 20 mil millones de pesos.

Las demás entidades del sector no necesitan créditos, según Elsa Torrenegra.

No solo estas EPS-S sino las del contributivo han solicitado que se modifique la forma como se calcula la UPC y tienen estudios que sustentan que el reconocimiento económico que les hacen no es suficiente.

Hoy el Gobierno hará anuncios al respecto.

@nesperiodista

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.