‘En Colombia se puede optimizar el uso de la energía’

‘En Colombia se puede optimizar el uso de la energía’

La utilización de tecnologías que permitan la medición inteligente de los gastos de electricidad es uno de esos mecanismos que están implementando algunas empresas de energía para lograr una mayor eficiencia en el servicio.

15 de diciembre 2015 , 05:51 p. m.

Reglamentar la gestión activa de la demanda es uno de los retos que debe emprender el Gobierno, con el fin de que el consumidor de electricidad reciba incentivos económicos que lo motiven a modificar su consumo.

Así lo considera Agustín Escobar Cañadas, vicepresidente de la División Energy Management de Siemens, para Suramérica (sin Brasil), quien, en diálogo con Portafolio, señala que, a pesar de que el precio de la energía no es el mismo durante el día, el usuario no tiene información de esas tarifas para cambiar su hábito y lograr un ahorro neto de esta. Así respondió otras preguntas.

¿Cómo ve el sector energético en el país?

En Colombia, los sistemas eléctricos tienden a ser más complejos porque habrá mayor incorporación de energías renovables no convencionales. Además, los usuarios tendrán un rol cada vez más importante, porque a futuro podrán generar su propio flujo eléctrico y vender los excedentes a la red. Asimismo, con los efectos climáticos que están afectando al sector energético, es importante garantizar técnicas que ofrezcan este suministro, y que sean óptimas en el costo para un precio competitivo para la población.

¿Cómo afrontar esos retos?

Con tecnología e innovación. Nosotros tenemos soluciones que permiten optimizar el consumo de la energía y tener estructuras energéticas más eficientes, y eso redundará en un mejor costo.

También hay mecanismos que permiten garantizarla y llevarla con sistemas de generación distribuida a zonas que no están interconectadas; por tanto, podemos generar con los hidrocarburos que hay en la región, pero también utilizar recursos renovables, como la fuente solar fotovoltaica, poniendo en marcha métodos de almacenamiento.

¿Qué otras tecnologías tienen para este fin?

Las tecnologías de la información aplicadas al sector energético también nos permiten, por ejemplo, disponer de datos en tiempo real de los consumos que tienen los diferentes usuarios y, con ella, hacer agrupación de estos, de forma que podamos gestionar ese gasto, y así asegurar el suministro.

¿De estos, cuál se podría implementar?

El de la gestión activa de la demanda. Sin duda, estos sistemas tienen que ir apoyados por una regulación y un método de mercado que permita la entrada no solamente a las compañías grandes de generación, sino también a agrupaciones de consumidores que puedan ofrecer esa reducción de consumo. También se podría incorporar nuevas tecnologías renovables, como es el caso de fuentes fotovoltaicas, eólicas, almacenamiento de energía y la inteligencia adecuada para lograrlo.

¿Algún mecanismo de estos entrará a funcionar pronto en el país?

No a corto plazo. Estamos trabajando en diferentes iniciativas. Pero ya hay una regulación, como la Ley de Energías Renovables no Convencionales (1715 de 2014), pero queda aún espacio para empezar a plasmar de forma más amplia este tipo de iniciativas.

¿Falta más regulación?

Sí, por ejemplo, que se adapten los costos para que el usuario sea parte más activa del valor de la electricidad. También se debe permitir la incorporación de tecnologías que dejen diligenciar activamente la demanda y dar espacios para que los usuarios puedan ofrecer reducciones de tipo de consumo en momentos puntuales.

¿Es muy difícil aplicar este nuevo concepto?

Cualquier introducción de una tecnología distinta implica un reto, pero creo que están dadas las condiciones en Colombia para poder aplicar este concepto. Por un lado, ya existe una regulación que va a permitir la incorporación de las energías renovables no convencionales al sistema eléctrico colombiano y el siguiente paso que se debe dar es tratar el consumo de los usuarios finales, de forma que se pueda optimizar toda esta cadena energética.

Eso implicaría tener más sensores en medición inteligente en cada una de las viviendas, en la industria y en el comercio. La tecnología existe y en Colombia hay iniciativas concretas que se están desarrollando por parte de Codensa y Epsa, por tanto, ya hay entornos para que eso se pueda materializar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.