Comercio, agro y el sector financiero jalonaron el PIB

Comercio, agro y el sector financiero jalonaron el PIB

El Dane reveló que la economía creció 3,2 por ciento en el tercer trimestre del año. Industria y servicios públicos mostraron buen desempeño, pero la construcción registró una desaceleración.

10 de diciembre 2015 , 11:16 a.m.

Pese a la desaceleración de la economía, los pronósticos de expertos y analistas frente al crecimiento en el tercer trimestre se cumplieron ya que el PIB registró una expansión de 3,2 por ciento durante ese periodo. Sin embargo, el sector de la construcción –que había sido uno de los impulsores durante el 2015–, no presentó el mejor desempeño entre julio y septiembre.

Mauricio Perfetti, director del Dane, explicó que durante el tercer trimestre los mejores crecimientos se registraron en renglones como comercio, reparación, restaurantes y hoteles (4,8 por ciento); agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca (4,5 por ciento) y establecimientos financieros, seguros, servicios a las empresas y actividades inmobiliarias (4,3 por ciento).

Además de estos sectores, durante el tercer trimestre creció por encima del promedio el suministro de electricidad, gas y agua (3,7 por ciento). Sin embargo, servicios comunales, sociales y personales tuvieron una expansión de 3,1 por ciento (ver gráfico). Entretanto, la industria tuvo un aumento de 2,5 por ciento.

Por el lado del comercio, destacó el Director del Dane, los servicios en hoteles, bares y restaurantes crecieron 8,4 por ciento, mientras que la reparación de vehículos y el comercio se expandieron 5 por ciento y 3,7 por ciento respectivamente.

Entretanto, en la rama del agro se destaca el repunte del 17,4 por ciento en la producción cafetera durante el tercer trimestre. Sin embargo, la actividad agrícola (sin contar café) aumentó 3,7 por ciento en ese lapso.

Cabe anotar también que el sector agropecuario nacional es el que más crece entre las economías de la región como México, Perú, Chile y Brasil.

En cuanto al renglón de la construcción, el Banco de la República estimaba que podía haberse dado una recuperación entre julio y septiembre. No obstante, las cifras del Dane mostraron que el desempeño fue de 0,8 por ciento en ese periodo, ya que la ejecución de edificaciones bajó un 8,1 por ciento como consecuencia de una menor construcción de edificios residenciales. En contraste, incrementó en 8,5 por ciento el desarrollo de obras civiles.

Pese a ese comportamiento en la construcción, destaca el informe estadístico, el sector ha sido uno de los jalonadores del crecimiento económico durante el año (la expansión entre enero y septiembre fue de 4,6 por ciento, cifra similar a la vista en la rama del comercio).

El único sector que decreció en el trimestre mencionado fue el de minas y canteras (–1,1 por ciento) debido a una reducción en la explotación de minerales metálicos, de petróleo crudo, gas y carbón.

Frente a los resultados, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, comentó que el desempeño de la economía en el tercer trimestre fue sobresaliente pese a la desaceleración mundial, a la caída en los precios de las materias primas y al lento desempeño de Latinoamérica. “El crecimiento de 3,2 por ciento nos permite ser la economía con mayor crecimiento dentro de las seis más grandes de la región en lo corrido de 2015”.

Asimismo, el jefe de las finanzas públicas manifestó que el país atraviesa un año de ajustes macroeconómicos que incorporan la devaluación del peso (este último factor, según Cárdenas, debe contribuir a impulsar el crecimiento de sectores como agro, industria y turismo.

Frente al comportamiento de la industria, el Ministro destacó que esta ya está dando señales de mejoría. Incluso, agregó, hay perspectivas de un mejor comportamiento con la entrada en funcionamiento de la Refinería de Cartagena (Reficar).

Juan Pablo Espinosa, gerente de Investigaciones Económicas de Bancolombia, comentó que es positivo ver en los resultados del PIB que la devaluación del peso ya comienza a generar efectos alentadores desde sectores como hotelería, restaurantes y turismo.

Pero más allá de este efecto, explicó que la segunda versión del Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo (Pipe 2.0) que puso a andar el Gobierno ayudará a impulsar a sectores estratégicos como la construcción. “Para todo el 2015, se espera un crecimiento de 3,1 por ciento”.

Asimismo, un informe de la firma Credicorp Capital, señala que para el 2016 se espera un crecimiento económico mucho más lento, el cual estaría para todo el año alrededor de 2,5 por ciento. “El escenario fiscal va a ser desafiante”.

Sin embargo, dice el documento, el arranque de las vías 4G, la reapertura de Reficar y la reactivación de algunos sectores por cuenta de la tasa de cambio ayudarán a compensar la caída de los precios del crudo.

Por su parte, el director del Departamento Nacional de Planeación, Simón Gaviria Muñoz, señaló que los resultados vistos son positivos teniendo en cuenta que organismos como la Cepal pronostican un crecimiento de –0,3 por ciento para América Latina y el Caribe al cierre de este año.

Gaviria destacó que el país tiene un nivel de inversión que ronda el 30 por ciento del Producto Interno Bruto, lo cual funciona “como un ancla para sostener el crecimiento y la confianza de los agentes” en la economía colombiana. Concluyó que al 20 de noviembre la Inversión Extranjera Directa (IED) sumaba los US$10.300 millones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.