Gas de esquisto tiene alto riesgo ambiental

Gas de esquisto tiene alto riesgo ambiental

El profesor Charles Hall, de la U. de Nueva York, dijo que en esto se gasta mucha energía para extraer energía.

31 de octubre 2013 , 11:05 p.m.

La extraordinaria panacea que se adjudica a la explotación de gas y petróleo de esquisto, que cumple ya 10 años en los Estados Unidos, esconde serios riesgos en materia comercial y ambiental, y no es el gran negocio como lo quieren pintar, sostienen reconocidos expertos en Estados Unidos.

Varios de ellos acaban de exponer sus puntos de vista, en el desarrollo de la conferencia anual de la Sociedad Americana de Geología, que acaba de concluir en Denver, Colorado. El más contundente fue el consultor de la firma Labyrinth, de Texas, Arthur E. Berman, quien sostuvo que la extracción de hidrocarburos por fracturamiento de rocas es un claro fracaso comercial.

Aunque es un recurso disponible, no es la panacea que le atribuyen, por sus altos costos de producción y la altísima tasa de declinación de los campos, además de riesgos ambientales que lo hacen muy cuestionable a largo plazo, señaló.

En el mismo sentido se pronunció el presidente de la empresa canadiense Global Sustainability Research, J. David Hughes, quien reveló que los campos de Texas y Dakota del Norte, que lideran la producción de este tipo de petróleo, han mostrado tasas de declinación de hasta un 40 por ciento anual, lo que implica una intensa actividad de perforación de hasta 120 pozos por mes, en este último Estado.

Señaló que a pesar de las voces optimistas que aseguran que gracias a esta nueva fuente de explotación de energía fósil Estados Unidos logrará su independencia, lo más probable es que su extinción venga al finalizar la presente década y las importaciones de crudo sigan a la orden del día.

Por su parte, el profesor emérito de la Universidad Estatal de Nueva York Charles A. S. Hall dijo que este es uno de los casos en que se requiere gastar mucha energía para extraer energía.

Varios grupos de científicos han advertido sobre los riesgos ambientales de este tipo de explotación.

Investigadores del Centro de Investigacion Wiley-Blackwell, de New Jersey, han revelado que la perforación de pozos de esquisto en Pensilvania han generado una serie de temblores en el vecino Estado de Ohio, en sitios donde nunca habían ocurrido desde hace 2 siglos.

Según los expertos, los grandes volúmenes de agua y químicos que es necesario inyectar para penetrar las rocas de esquisto generan tantas repercusiones en el subsuelo que generan o atraen terremotos.

Germán Duque

Especial para Portafolio

Miami

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.