Construcción de paz se inicia después de firmar el acuerdo

Construcción de paz se inicia después de firmar el acuerdo

"Es necesario tener facilitadores neutrales con profundo conocimiento y experiencia para ayudar a eliminar las resistencias que aparecen en este tipo de negociaciones", dice Vamik Volkan, quien ha sido nominado cuatro veces al premio Nobel.

19 de noviembre 2015 , 09:33 p.m.

La paz no es firmar un documento. Comenzará en el momento en que empecemos a aceptar al ‘otro’, a trabajar los duelos, la convivencia y la herida psiquis colectiva dejada por una guerra que desangró a nuestro país durante más de medio siglo.

Se iniciará cuando Colombia empiece a trabajar y a curarse tras décadas de traumas y tragedias que dejan miles de asesinatos, desplazamiento, rabia, humillación, sentimientos de venganza, impotencia, desesperanza y ansiedad generalizada, según el destacado psiquiatra y psicoanalista turco chipriota Vamik Volkan, cuatro veces candidato al Premio Nobel de la Paz y quien ha participado en las negociaciones de los conflictos más importantes del mundo en los últimos 40 años.

“Colombia es un país traumatizado. La gente tiene que pasar por el dolor y el luto después de pérdidas severas. En condiciones traumáticas, el proceso de duelo se complica. Cuando cientos de miles o millones de personas comparten ciertas emociones y expectativas, deseos y temores lo que vemos son procesos socio políticos que pueden no conducir a la paz y convertirse en obstáculos pues se produce la transmisión transgeneracional del trauma, lo que contamina el bienestar de la nueva generación”, afirma Volkan a Portafolio.

Desde hace cuatro décadas, el famoso experto se convirtió en un referente mundial en psicología social de la guerra y superación de los conflictos armados, entre otras cosas.

Inició sus estudios sobre las barreras psicológicas que frenan la paz después que el asesinado presidente y nobel de Paz Answar Sadat (1978) le dijo que el 70 por ciento de los problemas entre árabes e israelíes era “un muro psicológico” levantado entre ellos.

Volkan comenzó a investigar entonces y, junto con un grupo interdisciplinario, sentó en el diván, en los últimos 40 años, a guerras y conflictos de toda índole: desde la paranoia entre EE. UU. y la URSS, hasta conflictos como el de Yugoslavia y delicados acercamientos como el de la reunificación alemana.

“La construcción de la paz se inicia después de la firma del acuerdo. Es de esperar que se presenten obstáculos en ese proceso pues, junto con un equipo interdisciplinario, he trabajado en muchos lugares, traumatizados por conflictos en el mundo, y algunos de los obstáculos que se presentaron entre los grandes grupos enfrentados provinieron de factores psicológicos. Algunos de ellos se pueden observar a simple vista pero, otros están ‘ocultos’ y requieren de investigación para ser entendidos”, afirma.

El respetado experto vino a Colombia invitado por el Área Psicosocial de la Facultad de Medicina de la Universidad El Bosque para participar en el foro de dos días ‘Diálogo entre enemigos’, por su experiencia como facilitador de diálogos entre líderes de grupos grandes enfrentados en numerosos conflictos internacionales, explica Alfonso Rodríguez, director de esa área y organizador del evento, que se realizó en Bogotá entre el 29 y 30 de octubre.

“En Colombia no se ha prestado suficiente atención al manejo del clima psicoemocional que aflora cuando estos diálogos se dan. Son muchos los duelos colectivos que las comunidades deben superar para que se transite hacia la paz. Por eso, la experiencia del Volkan y de su equipo de la Iniciativa internacional de diálogo (IDI, (por sus siglas en inglés) son de gran utilidad para incorporar la dimensión psicopolítica en los procesos para llegar a acuerdos que promuevan la convivencia y la transformación cultural que requerimos para sostener el camino hacia la paz”, resalta.

Las conferencias de Volkan en Bogotá se basaron en sus experiencias sobre cómo se lidió con el duelo personal y social, cómo establecieron recuerdos y se previnieron transmisiones transgeneracionales de trauma en otros proceso y cómo se removieron los obstáculos para el éxito en los diálogos.

El vicepresidente Humberto de la Calle admitió en una videoconferencia, que inauguró el foro, que “el reconocimiento y aceptación del otro es fundamental para la consolidación de la paz y la reconciliación en una sociedad como la colombiana” y Volkan consideró que eso es de suma importancia porque es cuando se comienza a construir la paz
El experto reiteró que sólo vino a hablar sobre sus experiencias en otras zonas en conflicto en el mundo. Sobre cómo se removieron los obstáculos psicológicos que existieron, cómo la agresión fue domesticada y cómo se logró la coexistencia pacífica.

“Entiendo que se buscaba que la audiencia colombiana empezara a pensar sobre cómo iniciará la construcción de la paz cuando se firmen los acuerdos en La Habana, aunque ya hay grupos colaborando pero cuyo trabajo no conozco en detalle”, dice.

Recordó que cuando él y su grupo intervinieron en “las conversaciones no oficiales de paz entre estadounidenses y soviéticos, israelíes y egipcios / palestinos, croatas y bosnios, turcos y griegos desarrollamos, junto con los líderes influyentes de los grupos opositores, un modelo que bautizamos como árbol. Es necesario tener facilitadores neutrales con profundo conocimiento y experiencia en la psicología humana y social para ayudar a eliminar las resistencias que aparecen en este tipo de negociaciones”.

El equipo interdisciplinario de Volkan incluye psicoanalistas experimentados, psiquiatras, psicólogos, exdiplomáticos de alto nivel, politólogos, historiadores y sociólogos, que, como facilitadores, han ayudado a los delegados de los grupos de oposición para llegar a las ideas y, sobre todo, a acciones, que garantizaron la coexistencia pacífica.

Pero, la presencia del investigador en Colombia sólo fue el primer paso de un proceso pues “la tarea apenas comienza y ahora se centrará en lograr una interlocución directa entre el equipo negociador de La Habana y el de Volkan”, revela Rodríguez.

En caso de que ese encuentro se realice, se empezaría por establecer los interlocutores y actores clave que puedan brindar información contextual para iniciar una fase de evaluación.

En otras experiencias, el IDI de Volkan ha facilitado los diálogos y promovido el clima de confianza que se requiere en el posconflicto.

Rodríguez finaliza diciendo que “para conseguir vivir relaciones pacíficas, los grupos grandes deben trabajar acerca de la forma en que construyen su identidad, tramitando de manera realista sus traumas, sus glorias y sus duelos y, por eso, la facilitación del experto Volkan y su grupo será fundamental para la paz en Colombia”.

Gloria Helena Rey
 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.