Motivos de indignación

Motivos de indignación

26 de junio 2011 , 07:55 p.m.

"Os deseo a todos, a cada uno de vosotros, que tengáis vuestro motivo de indignación. Es algo precioso. Cuando algo nos indigna, como a mí me indignó el nazismo, nos volvemos militantes, fuertes y comprometidos".

Estas palabras escritas por Stéphane Hessel en Indignaos han inspirado a los muy indignados jóvenes españoles del 15-M y a otros movimientos de resistencia pacífica que siguen regándose por Europa y el mundo. ¡Quién iba a pensar que su panfleto de 30 páginas, cuya publicación pasó sin pena ni gloria en los medios, se convirtiera, gracias a las redes sociales, en texto de cabecera de los ciudadanos más jóvenes! En este milenio de la Eterna Juventud, que tan poca atención presta a los mayores, resulta esperanzador que un anciano de 93 años haya activado aquel mecanismo ancestral de transmisión cultural entre el sabio de la tribu y los "hombres y mujeres que harán este siglo", como él llama a los destinatarios de su libro.

Hessel es un personaje legendario: nació en 1917 y creció en una familia de intelectuales, en el París de las Vanguardias de los años 20. En la Segunda Guerra Mundial, se alistó en la Resistencia, fue deportado por los nazis al campo de concentración de Buchenwald y condenado a la horca, pero logró escaparse y, a los 28 años, fue uno de los redactores de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, adoptada por la ONU en 1948.

En su condición de veterano de los movimientos de resistencia, Hessel llama a las nuevas generaciones a una insurrección pacífica para retomar valores y principios como la preocupación por la ética y la justicia y los invita a tomar el relevo para construir "una sociedad de la que podamos sentirnos orgullosos". Como alternativa al consumismo en masa, al desprecio por los más débiles, a la cultura de la amnesia generalizada y a la competición a ultranza de todos contra todos que, según el autor, proponen los medios masivos de comunicación a los muchachos, él les señala algunos desafíos para sus luchas: la gran diferencia entre muy ricos y muy pobres, los derechos humanos y el estado del planeta.

Inspirado en figuras como Nelson Mandela y Martin Luther King, Hessel descalifica cualquier forma de violencia, pues "vuelve la espalda a la esperanza". Justamente, su "esperanza en la capacidad de las sociedades modernas para sobrepasar los conflictos por medio de una comprensión mutua y una paciencia vigilante" le hace albergar la ilusión de que "el futuro pertenece a la no violencia y a la conciliación de las diferentes culturas" y, por ello, sugiere basarse en los derechos humanos, "cuya violación, sea cual sea el autor, debe provocar nuestra indignación".

Ahora, cuando nuestra Constitución cumple la edad que tienen muchos de los lectores de Hessel, su llamado debería ser escuchado en Colombia para contrarrestar esta indiferencia que el autor considera "la peor de las actitudes". Si, como dice su libro, "uno de los componentes del ser humano es la capacidad de indignarse", aquí sobran los motivos.

De mi lista, que llenaría varias columnas, menciono dos: la indignación de tener que pagar predial, impuestos de carro y valorización para financiar el 'carrusel de la contratación' y otra más dolorosa y desesperanzada de ver cómo nuestros jóvenes deben usar su energía vital para sobrevivir a la violencia, la muerte y la inequidad, en vez de emplear sus mejores años en imaginar alternativas para construir "una sociedad de la que podamos sentirnos orgullosos", como lo hacen tantos muchachos en otras orillas del mundo. Ese No Futuro que la semana pasada se reflejó en el asesinato de Sandra Patricia y Érika, de 14 y 7 años, en Kennedy, y que cada semana cobra más víctimas, me tiene indignada. Aunque, pensándolo bien, me indigna más que a casi nadie le importe.

Y a usted, ¿qué lo indigna?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.