Editorial / Jóvenes para siempre

Editorial / Jóvenes para siempre

notitle
23 de junio 2011 , 10:22 p.m.

El mundo mejor con el que siempre hemos soñado está siendo posible. Esa es la impresión que queda de esta edición. Cuando decidimos volver los ojos a los jóvenes, nos encontramos con una generación rica, orgullosa y poderosa. Gente que bulle entre la tecnología, la globalización y la multiculturalidad.

No es una mirada ilusa. Hace algunos números reconocimos que los adolescentes enfrentan situaciones difíciles: embarazos, adicciones, soledad, violencia... Eso es cierto, pero no podemos ser ciegos ni ignorar a los miles que nos dan ejemplo cuando optan por causas solidarias, pacifistas y ecologistas. Salimos a buscarlos y encontramos que "no son niños genios, hijos de millonarios ni tampoco están hechos de un material diferente, solo tienen despierta su sensibilidad social".

Son muchachos que transforman el mundo, que generan a diario pequeñas revoluciones y cambios positivos. Líderes del planeta que batallan en proyectos de alto impacto social.

Crean y trascienden. Así los encontramos en Systema solar, una banda que desarrolla un ritmo ciento por ciento colombiano, construido a partir de varias culturas y visiones, "con cuidado y respeto", y que lleva a los jóvenes al origen de sus raíces, con una buena cuota de innovación, compañerismo y tecnología.

Fue muy grato encontrarnos con Iván Chacón, un joven y experimentado ilustrador, quien con sus dibujos de trazos fuertes y buen sentido del humor nos lleva a recorrer las tribus urbanas que se toman hoy las calles. Con su trabajo invita a sus  contemporáneos a explorar el cómic, el noveno arte, una manifestación cultural que aún está muy tibia en nuestro país.

No hay duda de que es una generación con mayor acceso a la educación y a la información, que quiere estudiar, aprender otros idiomas, viajar, tener proyectos y evolucionar. Aman la libertad y la autonomía. La independencia es un bien muy preciado y es posible que sean más maduros que sus padres cuando tenían su edad.

No queda más que envidiar incluso hasta su irreverencia y su rebeldía. Esa que a su edad los hace originales y guerreros, pero que al final del día los lleva a saber quiénes son, cómo son y a establecer su personalidad.

La lección que nos dejan: vivir el aquí y el ahora, y valorar el bienestar inmediato. ¡Vamos sin prisa, no hay afán de crecer! 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.