La intolerancia cobra otra víctima

La intolerancia cobra otra víctima

Jorge Mario Ochoa murió tras ser apuñalado por un taxista con el que él y sus amigos tuvieron un altercado.

notitle
19 de junio 2011 , 10:11 p.m.

Un altercado entre un taxista, un acompañante y siete jóvenes que salían de un bar de la calle 66 con carrera 11 segó la vida de Jorge Mario Ochoa, un joven de 22 años, la madrugada del domingo.

Según relataron las autoridades a este diario, a las 3:45 de la mañana, el taxi de placas VDV 265 casi arrolla al grupo de jóvenes, hecho al que ellos respondieron golpeando con sus manos el vehículo.

De inmediato, se generó una fuerte discusión y el conductor del taxi se bajó del carro armado con un cuchillo y escoltado por un acompañante que empuñaba un tubo metálico.

En el enfrentamiento, Ochoa recibió una mortal puñalada en la garganta, mientras que otros dos jóvenes sufrieron heridas en la cabeza, en los brazos y en el pecho.

Ochoa alcanzó a ser trasladado al Hospital de Chapinero, pero allí murió.

Otra versión de los hechos

Uno de los jóvenes que estuvo presente en los hechos entregó una versión algo distinta a este diario. "Salíamos de un bar y le dijimos unos piropos a una mujer que iba en un taxi. Fue ahí cuando el conductor y un acompañante se bajaron a agredirnos", contó Camilo Botero, uno de los miembros del grupo.

Botero no desmiente que él y sus amigos hayan golpeado el taxi, pero aseguró que lo hicieron para defenderse, pues al lugar llegó otro taxi y el conductor también estaba armado con un puñal.

El conductor que está acusado de matar a Ochoa, y su acompañante, huyeron del lugar e intentaron tirar el cuchillo en un caño, pero fueron capturados antes de lograrlo, explicó el coronel Javier Perdomo, comandante de la estación de Policía de Chapinero.

El taxista fue identificado como Erley Arias Ebreo. Él y su acompañante están retenidos en la URI de La Granja, a la espera de ser judicializados. El taxi fue inmovilizado.

Los jóvenes heridos ya interpusieron una denuncia formal contra sus agresores por homicidio e intento de homicidio.

Autoridades se pronuncian

"Hago un llamado a la tolerancia y al respeto por la vida. Las diferencias se pueden solucionar en forma pacífica", dijo la secretaria de Gobierno de Bogotá, Olga Lucía Velásquez, tras conocer el caso.

Jorge Mario Ochoa cursaba octavo semestre de zootecnia en la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (Udca) y preparaba un viaje para mitad de julio, pues iba a adelantar un semestre en una universidad de Brasil.

"Es muy raro que haya ocurrido esto con Jorge, pues era una persona que le caía bien a todo el mundo. Era el más 'pinta' de la familia y solo salía ocasionalmente de rumba", contó Johan Ochoa, uno de los cuatro hermanos de la víctima.

Los dos principales líderes de los taxistas de Bogotá, Hugo Ospina y Uldarico Peña, rechazaron el hecho y dijeron que es inaceptable tomarse la justicia por sus propias manos. "Seguiremos insistiéndoles a los taxistas que no deben estar armados y nuevamente les hacemos un llamado a la cordura", declaró Ospina.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.