A proteger la información se dijo

A proteger la información se dijo

Esta falta de conciencia de la seguridad informática, en un computador o un celular, es muy grave.

19 de junio 2011 , 07:47 p.m.

Los colombianos estamos acostumbrados a ver cómo se pierden o son robados computadores con datos importantes y confidenciales. Estamos sorprendidos de la ignorancia y descuido de sus dueños, seguramente, al no tener respaldos de esa información tan fundamental y por la falta de uso de software de encriptamiento para transformarla en cadenas de unos y ceros muy difíciles o casi imposibles de descifrar para poderse leer.

Un ejemplo de esto es el robo del computador de la oficina del congresista Carlos Fernando Galán y de los que se dice son hurtados con frecuencia en el Congreso. No voy a hablar de la debilidad de la seguridad de un edificio que debería contar con las máximas normas de vigilancia y aseguramiento para detectar quién entra, quién sale y qué se lleva.

Como tiene mucho valor la información almacenada en sus discos duros, es de suma importancia respaldarla, es decir, sacar un duplicado con una periodicidad directamente relacionada con la frecuencia con la que se agrega o se modifica aquella. Si la información es confidencial, y estoy seguro de que la que reposaba en el PC de Galán lo es, se deben aplicar procesos de encriptamiento para que, si alguien tiene acceso a ella, no la pueda leer.

Lo que en el fondo deja mucho que desear, además de la inseguridad física presente en el Congreso, es la carencia de normas estrictas de seguridad informática para los usuarios. Su aplicación se debe auditar con cierta regularidad, ya que, si ello no se hace, muy seguramente los usuarios, en este caso los congresistas, no las van a aplicar, así los posibles perjuicios sean grandes.

Esta falta de conciencia de la seguridad informática, en un computador o un celular, es muy grave, pues, cada día que pasa, nuestro trabajo, nuestra rutina y nuestra vida dependen más del acceso a la información que manejamos. Más aún en el caso de los servidores públicos de alto rango, como los ministros, congresistas y hasta el mismo Presidente.

* * * *

Da pena ver a la alcaldesa encargada decir que no va a permitir la venta de la ETB. Los colombianos debemos tener claro que, cuando se trató de vender la primera vez, su valor era de 4.000 millones de dólares, y la vez pasada, de 1.500 millones, y de esperar mucho más, el detrimento patrimonial que se va a causar va a ser gigantesco. Alcaldesa, deje la demagogia y tenga visión futura de lo que se viene en el sector. Bueno, eso si el sindicato de la ETB se lo permite.

guillermo.santos@enter.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.