Valenzuela es optimista respecto a la suerte de los TLC con Colombia

Valenzuela es optimista respecto a la suerte de los TLC con Colombia

El subsecretario de Estado para América Latina insiste en que el apoyo se irá dando.

notitle
15 de junio 2011 , 09:51 p.m.

Al juicio de Arturo Valenzuela, subsecretario de Estado para América Latina, hay un compromiso profundo del presidente Barack Obama, no solo con Colombia, sino también con Panamá y Corea del Sur.

En la que puede ser su última visita como funcionario del Gobierno estadounidense -pues anunció que regresará próximamente a la academia- reitera que, contrario a lo que se cree, el compromiso de su país hacia Colombia sigue firme.

¿Qué tan cerca está realmente el TLC con Colombia?

Yo estoy muy optimista de que este tratado se va a lograr; es un compromiso del presidente Obama. Yo quisiera decirles algo a los colombianos: me tocó trabajar en otros TLC. Por ejemplo, el que hay con Chile se demoró nueve años, no porque hubiera mala voluntad de Santiago, lo contrario. Estos procesos se empantanan por complejísimos procesos legislativos en EE. UU. que no necesariamente tienen que ver con los tratados mismos.

He venido mucho a Colombia y se me ha planteado este tema. Entiendo la frustración, pero al mismo tiempo hay que entender que esto toma tiempo; estoy convencido de que se va a resolver.

¿El último escollo es la exigencia demócrata de que los republicanos acepten la renovación del Programa de Asistencia al Ajuste Comercial (TAA), unos beneficios para afectados por los TLC?

Esos son temas del debate interno. Yo no puedo decirle lo que va a suceder con relación a ese programa. Hay que entender que, al día de hoy, los TLC deben considerar los temas laborales y ambientales y, en general, pensar cómo se pueden mitigar los efectos adversos de cualquier tratado de libre comercio. Eso es natural, sabemos que eso se tiene que hacer. Esperemos que se
realice lo más rápido posible.

El presidente Obama visitará Colombia en el 2012, para la Cumbre de las Américas. ¿Qué expectativas hay allá de su visita?

El Presidente ha manifestado la importancia de ir a la cumbre y se ve con buenos ojos lo que vendrá en Cartagena. La reciente reunión de la asamblea general de la OEA fue ejemplar, se lograron muchos consensos y regresó Honduras. Entonces, la cita en Colombia será mucho menos controvertida y mucho más propositiva que la cumbre de Mar del Plata, que fue tan difícil en otra época.

El embajador de Colombia en Washington, Gabriel Silva, le pidió a EE. UU. no 'salir corriendo', en alusión a la disminución de ayuda hacia Bogotá. ¿Cómo se reciben en su país esas palabras?

Es que no es disminución en el compromiso de EE. UU. con Colombia, para nada. Lo que sí ocurre es que algunos de los montos que se contemplaban en otras épocas hoy son distintos, precisamente porque se han logrado avances significativos, especialmente en seguridad.

Entonces, ¿a dónde va la cooperación ahora? Ya no son helicópteros, ahora son los temas sociales, los desplazados, la reinserción, la ley de víctimas y el tema de la sustitución de tierras.
Todo se enmarca en una estrategia distinta.

Un helicóptero podrá costar 40 millones de dólares, pero un plan social de 40 millones de dólares es una cosa monstruosa. Los costos militares son enormes, y a corto plazo. Pero si, por ejemplo, usted crea un sistema de justicia, es más barato, conlleva más tiempo, pero es más valioso.

Resumo con esto: Colombia representa el 20% de la ayuda que EE. UU. les brinda a las Américas, y Colombia, desde luego, no representa el 20% de la población.

Hace unos meses usted dijo que no pensaba que la relación Santos-Chávez iba a ser duradera. ¿Hoy piensa lo mismo?

Fíjese que no me acuerdo de haber dicho eso. Quizás se me malinterpretó. De hecho, cuando en su posesión el presidente Santos invitó a Chávez y a Correa, en su momento dije que era una buena medida. La verdad, estamos viendo que este acercamiento es algo positivo, Venezuela ha cambiado mucho su discurso y está cooperando en temas económicos que le importan y, además, en la situación con las Farc. Por ello, quiero hacer un reconocimiento sincero al presidente Santos. Creo que esta política hacia la región ha ayudado a Colombia, a la misma región, y a la relación de EE. UU. con la región.

¿Qué tanto afectó las relaciones de Bogotá con Washington la extradición de Walid Makled a Venezuela?

Es muy importante subrayar que una decisión como esta la tiene que tomar un país en relación con sus propias leyes, sus propios tratados. Lo que le quiero asegurar es que la información que este señor (Makled) tenía, le interesaba mucho a EE. UU., y por ello queríamos que fuera extraditado. Estamos confiados en que las autoridades norteamericanas pudieron tener acceso al señor Makled para obtener esa información.

Tras el fracaso del acuerdo de utilización de bases con Colombia, se habló de otros mecanismos de cooperación militar. ¿En qué va eso?

Aquí no hubo ningún fracaso. Lo que ha habido es una cooperación militar muy fuerte, no fue un revés importante. Obviamente, hay modalidades de la relación que se afectan de alguna forma, pero el mismo éxito de la cooperación hizo que esto fuera algo que pudimos superar sin problema.

Hay rumores muy fuertes de que Hillary Clinton se podría ir al Banco Mundial, usted también se va. ¿Eso implicaría algún viraje en la política exterior de EE. UU.?

Es curioso que me haga esa pregunta. En la Casa Blanca se han ido muchos para volver a cumplir con las universidades a las que deben compromisos. Esto es natural en los gobiernos de EE. UU., en los que entra gente que no hace una carrera pública y que vuelve al sector privado o a la academia. No sé cuál será el futuro de la secretaria Clinton. Lo que sí quisiera decir on the record es que ha sido un honor y un privilegio trabajar con ella: es inteligente, extraordinaria diplomática y conoce el mundo. He tenido mucha suerte de trabajar también con el presidente Barack Obama, que es fuera de serie.

EDUARD SOTO
EDITOR INTERNACIONAL

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.