Falleció el ex canciller Augusto Ramírez Ocampo

Falleció el ex canciller Augusto Ramírez Ocampo

El ex alcalde de Bogotá (82-84) murió a los 77 años a causa de una deficiencia cardiaca.

notitle
14 de junio 2011 , 09:51 p.m.

Destacado líder conservador, se distinguió por ser un progresista. Un hombre de paz. Llegó a la política muy temprano, siguiendo la huella de su padre, Augusto Ramírez Moreno, uno de los llamados 'Leopardos', que a mediados del siglo pasado se caracterizó por librar una fuerte lucha ideológica.

Aunque en sus últimos años su labor trascendió las fronteras, fue Bogotá la ciudad que testimonió sus batallas políticas. Ella lo hizo concejal y representante. También lo coronó como su alcalde mayor, dejando como uno de sus legados las llamadas "ciclovías" dominicales, que volcaron a las calles cientos de miles de ciudadanos en busca de un esparcimiento equitativo para ricos y pobres.

En su agitada carrera estuvo cerca de los ex presidentes Misael Pastrana y Belisario Betancur. De este último fue su canciller. En el gobierno de Andrés Pastrana fue Ministro de Desarrollo Económico.

Cuando algunos de sus amigos lo desafiaron a presentar su candidatura presidencial en el 2002, su partido, el Conservador, no lo acompañó. Por algunas semanas fungió como tal, pero la falta de apoyo de su propia colectividad lo sacó de esa competencia.

No fue solo un hombre en busca del poder de las urnas. Su vocación real era la búsqueda de la paz. En esa empresa, como canciller de Betancur, fue protagonista del Grupo de Contadora, que se empeñó en el fin de la guerra centroamericana.

Fue representante personal del Secretario General de las Naciones Unidas para el Plan Especial de Cooperación Económica para la Paz en Centroamérica. Durante años sirvió como un apóstol en la Comisión Nacional de Reconciliación, que buscó sin tregua la paz con los grupos armados ilegales en Colombia. Esa obsesión formó parte de su vida hasta el final de sus días.

Se desempeñó de manera ejemplar en la Asamblea Constituyente de 1991, y hasta última hora se caracterizó como un decidido defensor de la Constitución. Su perfil intelectual lo mantuvo siempre como columnista de diversos diarios, escritor y conferencista internacional. Durante 13 años fue jurado del Premio Nacional de Paz, que entregan cada año varias organizaciones privadas, entre ellas EL TIEMPO.

El presidente Juan Manuel Santos lamentó su muerte a través de Twitter:

"Lamentamos de corazón la muerte del ex canciller Augusto Ramírez Ocampo. Se nos fue un gran colombiano. Nuestras condolencias a su familia", escribió el Jefe de Estado.

Su partido, el Conservador, lamentó su muerte

El Directorio Nacional Conservador, en cabeza de su presidente, José Darío Salazar Cruz, "lamentaron profundamente (...) esta dolorosa e inesperada partida, que enluta no solo al Partido Conservador y sino a  Colombia".

La colectividad, a través de un comunicado de prensa, destacó la "exitosa carrera política y de servicio al país" de Ramírez Ocampo .  

"Fue  un firme defensor de los  principios conservadores, destacándose por ser un luchador incansable de caminos que condujeran a la paz en nuestro país", señaló la colectividad.

Augusto Ramírez Ocampo, un gran latinoamericano 

La Unasur expidió un comunicado de prensa lamentado la muerte y exaltando el trabajo del ex canciller.

Este es el texto del comunicado:

La Secretaria General de Unasur lamenta profundamente la muerte del ex canciller colombiano Augusto Ramirez Ocampo. 

El excanciller Ramirez Ocampo se distinguió por sus incontables servicios a su país, pero es de resaltar en el ámbito internacional,  su aporte sustancial a la conformación y desarrollo del Grupo de Contadora, el cual tuvo un papel central en evitar la extensión de los conflictos centroamericanos en la década de los ochenta.

Igualmente fue un promotor de paz, por la vía institucional de la OEA y las Naciones Unidas, habiendo sido relevante su presencia en los procesos de Guatemala y  sobre todo en El Salvador.  

Impulsó también  el acercamiento entre los países latinoamericanos y de estos con los de Asia y Africa, así como la cooperación internacional. 

Su importante rol en la preservación y profundización de los valores democráticos  y el respeto a los derechos humanos, es parte de su legado. Su actividad universitaria y su vigencia pública fueron también notables.

Se ha ido un gran latinoamericano y suramericano. Su ejemplo, como el de otros que le han precedido, guiará nuestros pasos en nuestro proceso de integración y entendimiento entre nuestros pueblos.

MARIA EMMA MEJIA
Secretaria General de la UNASUR

REDACCIÓN POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.