Secretario de la ONU llegó a Colombia para respaldar Ley de Víctimas

Secretario de la ONU llegó a Colombia para respaldar Ley de Víctimas

En su visita de tres días al país, Ban Ki-moon será testigo de la firma de la histórica ley.

10 de junio 2011 , 12:14 a.m.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, llegó este viernes a Bogotá para una visita de 48 horas. Este será el primer punto de una gira suramericana en la que también visitará Argentina, Uruguay y Brasil, informó la cancillería colombiana.

El secretario general se reunirá esta tarde con funcionarios de la ONU en Colombia y acompañará al presidente Juan Manuel Santos en la firma de la ley de reparación a víctimas del conflicto armado y de restitución de tierras.

Ban llegó a Bogotá procedente de Nueva York cerca de la 1 de la tarde en un vuelo comercial, y no hizo declaraciones a su arribo.

El presidente Juan Manuel Santos convocó a una reunión el lunes en la Casa de Nariño con el objetivo de que todas las entidades encargadas de la atención a víctimas definan sus estrategias para iniciar el proceso de reglamentación y aplicación de la norma.

El anuncio lo hizo el ministro del Interior y Justicia, Germán Vargas Lleras, poca antes de la llegada de Ban al país.

Agregó el ministro que a partir del lunes se redefine el esquema de atención a víctimas en el país, priorizando a quienes sufrieron el despojo de tierras.

La agenda de Ban

Ban acompañará al presidente Juan Manuel Santos en el acto de sanción de la ley para reparación de víctimas del conflicto armado. (Lea algunos datos curiosos sobre Ban Ki-moon)

La ceremonia para la promulgación de esta ley, que se realizará en la sede de la presidencia sobre las 5:30 de la tarde del viernes, será la actividad más destacable de Ban en Colombia, donde permanecerá hasta el domingo, cuando seguirá viaje a Argentina, Uruguay y Brasil.

Después de la ceremonia de promulgación de la ley de víctimas, Ban se reunirá en Bogotá con la secretaria general de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), la  colombiana María Emma Mejía, y luego tendrá una cena privada con Santos.

El secretario general de la ONU también acompañará al presidente colombiano a una visita el sábado a comunidades en la costa Caribe afectadas por las fuertes lluvias que desde 2010 han dejado 469 muertos, y estará junto con el mandatario en su programa semanal Acuerdos por la prosperidad, que se emitirá desde Cartagena (1.090 km al norte de Bogotá).

El domingo, Ban visitará proyectos de agencias de Naciones Unidas en la población de Soacha, en la periferia sur de Bogotá, donde se asienta la mayor cantidad de desplazados internos de  Colombia.

Hacia las 13H00 locales del domingo, proseguirá viaje a Buenos Aires. La ONU y sus diferentes agencias han sido durante años la principal voz de denuncia a las violaciones de derechos humanos en  Colombia, lo que provocó roces con el anterior gobierno del ex presidente Alvaro Uribe (2002-2010).

Colombia ocupa este año y el próximo un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU. La última visita oficial de un secretario general de la ONU a
Colombia la realizó Javier Pérez de Cuéllar en 1990.

Ban anunció esta semana su intención de buscar un nuevo período de cinco años como secretario general de Naciones Unidas, cargo al que accedió en 2007.

Ya Estados Unidos, la Unión Europea y Uruguay le manifestaron públicamente su apoyo. La Asamblea General de la ONU hará una votación antes que finalice junio.

La Ley de Víctimas, un histórico paso para la reparación

La ley para la reparación y restitución de tierras a las víctimas del conflicto armado, que Santos presentó personalmente a los parlamentarios en 2010, fue aprobada por el Congreso hace dos semanas.

En ese momento, Santos anunció que esperaría la llegada de Ban para sancionarla en su presencia, con la intención de darle mayor relevancia a esta ley, que considera la iniciativa más importante de su gestión (2010-2014).

La ley debe cobijar a las personas que han sufrido el conflicto armado de casi medio siglo en  Colombia, aunque solo indemnizará a las víctimas de grupos guerrilleros, paramilitares y de agentes de la fuerza pública a partir de 1985 (cerca de 4 millones) y restituirá tierras a desplazados por la fuerza a partir de 1991 (unas 400.000 familias).

La legislación contempla también el apoyo psicocial a las víctimas, y medidas de reparación simbólica como el establecimiento de la verdad sobre lo ocurrido y la preservación de la memoria histórica.

Esta norma tendrá una vigencia de 10 años y su principal desafío será devolver a campesinos desplazados 2 millones de hectáreas de tierras que les fueron arrebatadas y otras 4 millones de hectáreas que quedaron en el abandono, según el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo.

Para ello, se llevarán a cabo juicios abreviados, con inversión de la carga de la prueba. Pero diversos organismos humanitarios, entre ellos la Oficina de la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, han alertado de que el mayor riesgo a conjurar será el de violencia contra los desplazados.

Desde que el gobierno de Santos anunció su intención de devolver al menos 2,5 millones de hectáreas entre 2010 y 2014, diez dirigentes campesinos han sido asesinados. El caso más reciente, el de Ana Fabricia Córdoba, ocurrió esta misma semana en Medellín (400 km al noroeste de Bogotá).

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.