Editorial: Volcanes y otros desastres

Editorial: Volcanes y otros desastres

No hay que ser san Juan para ponerse nervioso.

09 de junio 2011 , 08:24 p.m.

    El primer ángel desató una lluvia de "granizo y fuego mezclado con sangre" que incendió un tercio de la Tierra. El segundo anunció el derrumbe de una montaña ardiente sobre el mar. El tercero anticipó la caída de un enorme y flamígero objeto celeste que hizo arder los ríos. La penumbra y un apagón de estrellas sobrevinieron al cuarto. Y los otros tres -eran siete heraldos de la destrucción- introdujeron pestes y horrores parecidos.

    Si le creemos al Apocalipsis, aquel libro de san Juan que describe el fin del mundo, no estamos tan lejos del pavoroso panorama: volcanes humeantes, huracanes indómitos, tsunamis, nubes tóxicas, hortalizas mortíferas... Agreguen cientos de aviones en tierra, miles de barcos en puerto, millones de pasajeros inmóviles y estarán describiendo lo que ha vivido el planeta en los últimos años.

    La gente, inquieta, se interesa cada vez más por las catástrofes. Esta semana, una de las noticias más leídas de EL TIEMPO es la que enumera "siete eventos que podrían acabar con el mundo". Falsos profetas fijan fecha exacta para el Día del Juicio Final. Ya pasó, sin mayores inconvenientes, el agorero 25 de mayo del 2011; ahora dicen que será el próximo 25 de octubre. Nos queda poco tiempo, según estos alarmistas. Seguramente el Apocalipsis tardará bastante más. Pero es imposible no detectar graves señales de deterioro del modo de vida terrícola en el calentamiento del clima, las amenazas nucleares accidentales, el avance de los desiertos, la reducción de los bosques, la contaminación marina y otras tropelías del hombre.

    Como si fuera poco, la naturaleza exhibe a menudo sus poderosos músculos. El Cono Sur está sufriendo las emisiones del volcán chileno Puyehue, cuyas cenizas cierran aeropuertos en Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile y carreteras en la Patagonia, amén de arruinar cultivos y contaminar aguas. El Puyehue recuerda a dos volcanes islandeses, el Eyjafjalla -que hace un año paralizó el tráfico aéreo de 11 países europeos- y el Grimsyötn, que resopla amenazas en las últimas semanas. México, entre tanto, se enfrenta al huracán Adrián, uno de los 17 que azotarán el Pacífico y el Caribe en la temporada que empieza. Y Colombia aún lucha contra las calamitosas inundaciones. No hay que ser san Juan para ponerse nervioso.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.