Autores de masacre de Jamundí serán procesados por crímenes de guerra

Autores de masacre de Jamundí serán procesados por crímenes de guerra

Un nuevo giro dio el proceso disciplinario contra el coronel Byron Carvajal y 19 de sus hombres.

notitle
09 de junio 2011 , 09:05 a.m.

Los cargos por los que deberán responder ante la Procuraduría el oficial y los demás militares involucrados en la masacre de policías hace 5 años, será el de infracción al Derecho Internacional Humanitario (DIH).

La Procuraduría anuló los señalamientos iniciales que se habían formulado contra los militares por graves violaciones a los derechos humanos y los cambió por el de crímenes de guerra apoyándose en jurisprudencia de la Corte Constitucional y en tratados internacionales suscritos por Colombia.

Mediante esta figura -que se aplica por primera vez en materia disciplinaria- el coronel Carvajal y quienes integraban la patrulla del Ejercito emboscó a una comisión de la Dijin que adelanta un operativo antidroga en la Zona, causando la muerte de 10 policías, lo que hicieron fue protagonizar un acto de guerra que violó el DIH.

Los hechos ocurrieron la tarde del 22 de mayo del 2006 en el sector de Proterito, un área rural del municipio de Jamundi (Valle).

En esa acción, señala la nueva decisión de la Procuraduría, se violaron los principios de proporcionalidad porque los militares aplicaron la fuerza e hicieron uso de sus armas contra quienes tenían el estatus de persona protegida por no hacer parte del grupo combatiente que supuestamente se pensaba enfrentar.

La Procuraduría considera, en la nueva acusación disciplinaria, que los investigados actuaron bajo una misión táctica de guerra, denominada Ballesta III, y una orden de operaciones firmadas por el coronel Carvajal, quien comandaba el batallón de alta montaña tres, dirigida supuestamente a combatir a un grupo del frente 30 de las Farc, el cual fue señalado expresamente en el documento como el enemigo.

En esa acción se utilizaron armas que sólo son usadas para "un enfrentamiento armado propio de la guerra" contra un grupo de agentes que cumplían funciones de Policía y actuaban como un cuerpo civil armado como era la de ubicar una caleta del narcotráfico.

En los hechos, dice la Procuraduría, hay elementos para suponer que los policías no ofrecieron resistencia ni enfrentaron a la patrulla del Ejercito ni se encontraron en posición de combate, "entonces no podían ser un objetivo militar válido, ya que gozaban del estatus de inmunidad que ampara a quienes han depuesto las armas o a quienes portándolas no están en posición ofensiva alguna", agrega la decisión.

Los policías muertos no eran el enemigo al que supuestamente iban a enfrentar: una columna guerrillera que, según las órdenes impartidas por el coronel Carvajal, iba a cometer un secuestro en la zona de Potrerito, concluye la decisión de la Procuraduría.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.