Indignación por crimen del capellán del Minuto de Dios

Indignación por crimen del capellán del Minuto de Dios

Primera hipótesis de autoridades es que Gustavo García fue víctima de mafias que venden celulares.

notitle
13 de mayo 2011 , 11:40 p.m.

"Tranquilo, no me vaya a hacer daño", fue lo último que escuchó Gregorio Cuestas al otro lado de la línea. El pianista del grupo juvenil que dirigía el padre Gustavo García Bohórquez hablaba con él cuando lo mataron. El asesino se llevó su Blackberry.

Fue el jueves, a eso de las 7 de la noche, cuando el religioso caminaba bajo el puente de la avenida 68 con calle 26, en el occidente de Bogotá, donde un mensajero de Servientrega fue asesinado una semana antes por robarle el celular.

Gregorio marcó de inmediato y de manera repetida al otro teléfono móvil del sacerdote, pero pasaron 20 minutos antes de que le contestara personal médico de la Clínica Colombia para decirle que el religioso estaba muerto.

Le habían dado siete puñaladas justo cuando caminaba hacia ese centro asistencial para orar por una niña enferma. La hipótesis que durante buena parte del día manejaron las autoridades es que el religioso fue asesinado por robarle el teléfono celular.

Pero anoche, la Policía empezó a manejar otra tesis. La nueva hipótesis surge porque en el levantamiento del cadáver, los peritos encontraron que el sacerdote llevaba en un bolsillo del pantalón otro celular, la billetera con 100 mil pesos y sus documentos.

Además, las características de las heridas: tres en el pecho, una en el cuello, otra en la pierna y dos en los brazos, hacen dudar a los investigadores.

"Si lo querían robar por qué no se llevaron el otro celular y el dinero que tenía",
dijo un investigador del caso, luego de presentar este informe a la alcaldesa encargada.

En todo caso, los allegados del sacerdote insisten en que el robo del celular fue la explicación del brutal asesinato. De llegarse a confirmar, García sería la víctima número ocho este año, en Bogotá, del negocio de hurto y venta ilegal de celulares que son comercializados hasta en Ecuador y Venezuela.

Un Blackberry como el que llevaba el padre García, según la Sijín, es vendido desde 230.000 pesos. Y en el sitio donde fue asesinado, dicen autoridades, actúa una banda de cuatro hombres conocida como 'Los negros', dedicada a nutrir el negocio del robo de celulares. Una fuente allegada a la investigación le dijo a EL TIEMPO que a los cuatro los han capturado varias veces, pero los acusan de hurto simple y vuelven a quedar libres.

El capellán, de 34 años, se dedicaba "a rescatar a jóvenes" como
esos. Así lo contó Nicolás Rodríguez, que hace parte del Ministerio Jóvenes del Espíritu Santo, fundado por el cura.

"Era como un padre para mí", dice. "Él quería que todos se acercaran a Dios", cuenta también la hermana Aurora Cañas, de la comunidad Minuto de Dios. Desde enero de este año, el padre era el capellán de la universidad que lleva ese nombre.

Se había graduado como bachiller del colegio Cafam y había ingresado en 1996 a la Congregación Jesús y María de los sacerdotes eudistas, aunque de niño se enojaba cuando su hermana Olga le decía que él iba a ser cura. "Años después me dijo que quería servirle a Dios, porque no se veía casado ni con hijos", recuerda ella.

Estudió filosofía en la Universidad Minuto de Dios y teología en la Javeriana. En el 2006 formó sacerdotes en Tegucigalpa (Honduras) y se ordenó como sacerdote el 31 de marzo del 2007.
En julio se vinculó al Minuto de Dios. En el teatro con ese nombre era velado anoche.

El padre Diego Jaramillo, presidente de la Organización Minuto de Dios, dijo en un homenaje al padre que perdona a sus asesinos pero que espera justicia. La comunidad está indignada y marchará el próximo el jueves. (Vea la despedida del sacerdote asesinado)

600 policías más saldrán a la calle

En Consejo extraordinario de seguridad se anunciaron algunas medidas para Bogotá

Desde el lunes

La alcaldesa (e.) de Bogotá, María Fernanda Campo, dijo que el presidente Santos prometió 600 policías más para la ciudad, desde el lunes.

Recorridos por la 26

La Policía de Carabineros hará recorridos por la calle 26 las 24 horas. Unos 1.300 policías de escuelas apoyarán la vigilancia en fines de semana.

Mayor luminosidad

Las zonas de obra de la calle 26 serán dotadas de mayor luminosidad, para tratar de reducir los casos de hurto a personas.

'Solo 40 de 945 detenidos están presos'

El general Francisco Patiño, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, denuncia que los ladrones quedan libres. Pide a los contratistas de las obras de la calle 26 con avenida 68 quitar las polisombras e iluminar.

La gente se queja de poca vigilancia en la calle 26 con 68, donde en una semana han matado a 2 personas...

En ese punto hay vigilancia permanente de policías de tres localidades: Teusaquillo, Engativá y Fontibón. La patrulla estaba haciendo una ronda al otro lado de la calle 26 cuando agredieron al sacerdote, y acudimos de inmediato. Lo llevamos hasta la clínica, pero no había nada que hacer.

¿Qué han hecho para combatir el robo de celulares? Ustedes saben dónde se venden...

Este año hemos hecho 30 allanamientos, desarticulado 6 bandas y recuperado 2.933 celulares. Pero solo unas 40 de las 945 personas capturadas están tras las rejas. El hurto de celulares es excarcelable.

A la ley solo le falta un debate

Mininterior pide a la cámara aprobar pronto la penalización

Las compañías de telefonía móvil estarían obligadas a desactivar, de por vida, todo celular que sea robado. Esta disposición, incluida en el proyecto de Estatuto de Seguridad Ciudadana, al que le falta un debate en el Congreso, hace parte de la ofensiva que el Gobierno lanzó para frenar el robo desbordado de equipos móviles.

Ayer, tras condenar el asesinato del sacerdote García, apuñalado para robarle su celular, el ministro del Interior, Germán Vargas, les pidió a los congresistas aprobar, a la mayor brevedad, la iniciativa.
"La semana entrante, la plenaria de la Cámara se va a ocupar de este proyecto en último debate; así, quedará absolutamente penalizado, y de la forma más severa, el robo de celulares", dijo Vargas.

Para el Ministro, los operadores de telefonía celular "no pueden seguir siendo indiferentes" con este delito, pues "poseen la tecnología para que un celular hurtado sea bloqueado". Del total de hurtos que se cometen, el 53 por ciento corresponde a celulares.

Mecánico y bombero, las dos últimas víctimas en Tolima y Valle

Un menor, sindicado de hacer parte de una banda delincuencial en Flandes (Tolima), asesinó a Julio César Avendaño Vargas, un mecánico de 25 años, porque no se dejó robar el celular ni otras pertenencias.

Para obligarlo a entregar el equipo, el joven, de 14 años, le dio una puñalada en el cuello, que le ocasionó la muerte instantánea. El hecho se registró en la mañana del jueves, en el barrio Iqueima, de estrato uno.

El alcalde de Flandes, Santos Eduardo Suárez Montaño, confirmó que el agresor tiene antecedentes penales y que incluso la semana anterior le había robado el bolso y el celular a la Secretaria de Gobierno del municipio.

En el Valle, las autoridades ofrecieron 20 millones de pesos de recompensa por información que permita dar con el responsable del crimen del capitán de bomberos de Palmira, Luis Alfonso Durán, de 72 años. Al parecer lo mataron, el fin de semana pasado, por robarle el celular y una cámara.

El voluntario fue atacado por hombres que se movilizaban en una moticicleta.

Carlos Guevara
Redactor de EL TIEMPO
(Con Redacción Ibagué)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.