Secciones
Síguenos en:
Editorial: El gurú en casa

Editorial: El gurú en casa

De las lecciones que el presidente Santos puede extraer de Blair están las bondades del pragmatismo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
27 de abril 2011 , 08:14 p. m.

    Desde ayer se encuentra en Colombia el ex primer ministro británico Tony Blair para participar en la conferencia inaugural de Expogestión en Barranquilla junto al presidente Juan Manuel Santos. El político escocés, que gobernó el Reino Unido entre 1997 y el 2007, no solo es amigo del mandatario colombiano, sino también su principal inspirador ideológico.

    Blair fue conocido en la década de los 90, con el líder estadounidense Bill Clinton, entre otros, como el promotor de la llamada 'tercera vía'. En su versión más pura, esta ideología centrista buscaba la conjunción de los postulados neoliberales, exitosos en ese entonces, con el papel clave para el Estado de las teorías socialdemocrátas.

    El hoy jefe de Estado colombiano se destacó en América Latina por ser uno de los impulsores de esta plataforma política y forma de concebir el gobierno. De hecho, en 1999 Santos publicó el libro La tercera vía: una alternativa para Colombia, escrito en colaboración con el ilustre visitante. Una década después, el mayor representante de esta escuela lleva cuatro años fuera del número 10 de Downing Street, mientras que el discípulo goza de la invaluable oportunidad de aplicarla desde la Casa de Nariño.

    Son varias las lecciones que el presidente Santos puede extraer del recorrido de Tony Blair. Por ejemplo, las bondades del pragmatismo. El 'nuevo laborismo' no dudó en mantener el legado conservador de su antecesora, Margaret Thatcher, incluir agresivas reformas de mercado de la salud y la educación y devolver autonomías regionales a Gales y Escocia. Similares movidas han marcado el primer año del actual gobierno.

    Otra puede ser el peligro de los 'mejores amigos' en política exterior. El legado de Blair quedó marcado negativamente por su cercana alianza con el ex presidente estadounidense George W. Bush en la invasión de Irak.

    Otro mensaje, necesario en los tiempos de emergencia que vive el país y con total vigencia, es el del activo papel de un Estado que, por encima de ideologías, produce resultados, gobierna con eficiencia y protege con todo su poder a los sectores más débiles.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.