Secciones
Síguenos en:
La salida del general

La salida del general

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
24 de abril 2011 , 08:19 p. m.

Hace algunos meses escribí en esta misma columna que las cosas no andaban bien en el Ministerio de Defensa. Después de que quedara en evidencia que si algo había contribuido a los grandes golpes contra las Farc era el espíritu de colaboración entre las distintas fuerzas, me inquietaba que regresaran los tiempos de las rencillas, los celos y las zancadillas.

Sorprendía que esto ocurriera en una administración presidida por Juan Manuel Santos, quien, como titular de Defensa, había conseguido que cesaran esas improductivas peleas y que se consolidara un mando unificado, que trabajaba en equipo, de modo coordinado y, por ello mismo, exitoso. Lo que había logrado como ministro no parecía estarlo consiguiendo como presidente.

Esas historias que entonces referí han quedado confirmadas con la abrupta salida del jefe del Estado Mayor Conjunto, el general del Ejército Gustavo Matamoros. El cargo que ocupaba es el segundo en la línea de mando después del comandante general de las Fuerzas Militares.

Y como el propio título lo indica, su función apunta a que el mando conjunto funcione. Pero no era así. "Aun si a veces tenía razón en las peleas que libraba, lo cierto es que el general Matamoros se convirtió más en un factor de división que de unión", me dijo este fin de semana un alto oficial.

Planteaba desacuerdos en temas operativos y de contratación, pero los roces se volvieron inmanejables con el escándalo de las instalaciones de Tolemaida, donde estaban detenidos militares acusados de diferentes delitos, entre ellos los cometidos dentro del horripilante caso de los falsos positivos.

Cuando salieron a la luz los lujos y fiestas en ese lugar de reclusión y el Gobierno ordenó los traslados a cárceles de verdad, Matamoros consideró que el Ejército estaba recibiendo un trato indigno.

Muchos oficiales lo acompañaron en la queja, a pesar de la gravedad de las acusaciones que pesan contra esos reclusos.

Como suele suceder en estos casos, el espíritu de cuerpo primó y produjo una reacción marcada por el sentimiento de que al Ejército nadie lo defiende y de que, en aras de quedar bien ante la opinión pública, el propio Gobierno lo maltrata. En ese ambiente tenso, revivió la queja de que, siendo el Ejército la mayor de las tres fuerzas militares, con más de 220.000 hombres, no tenía sentido que al conjunto lo estuviera mandando un hombre de la marina, el almirante Édgar Cely.

Al llegar las vacaciones de semana santa, la situación se había vuelto insostenible y, en consecuencia, el almirante le pidió al presidente Santos que tomara una decisión.

No era difícil: según las fuentes consultadas, Matamoros también se había peleado con otros altos oficiales del Ejército, entre ellos el segundo comandante, el general Ricardo Vargas. La cuerda se rompió por lo más delgado y Matamoros fue llamado a calificar servicios.

En breves declaraciones telefónicas el miércoles, el saliente oficial le dijo al noticiero CM& que esta semana daría una rueda de prensa. Entre líneas, quedó abierta la posibilidad de que revelara el alcance de sus denuncias en la contratación. Si eso es verdad, está muy bien que lo haga y que las autoridades judiciales investiguen el tema hasta sus últimas consecuencias. Matamoros dijo, además, que su salida "es un ataque directo al Ejército". "Lo están acabando", agregó.

En esto último se equivoca. Nunca la salida de un general, por bueno que sea, ha significado el fin del Ejército. Santos, que apreciaba a Matamoros y varias veces lo defendió, comprendió que, por encima de esa valoración, estaba la necesidad de recuperar en la cúpula el espíritu de concordia que tantos triunfos les ha garantizado a las Fuerzas Armadas y que, ojalá después de lo ocurrido, vuelva a instalarse en el alto mando.

mvargaslina@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.