Secciones
Síguenos en:
¿Cansada de las mentiras de tu pareja? ¡Que no te 'tomen el pelo'!

¿Cansada de las mentiras de tu pareja? ¡Que no te 'tomen el pelo'!

20 máximas para que no caigas en sus mentiras.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
19 de abril 2011 , 03:17 p. m.

Para que dejen de 'tomarnos del pelo', pusimos al banquillo a César Borja, un hombre sin pelos en la cabeza, ni en la lengua, quien nos revela los principios masculinos para que empecemos a entender sus pistas, descifremos sus coordenadas y dejemos de ser las bobas del paseo.

La expresión "tomar el pelo" nace cuando a algunos delincuentes les quitaban -o tomaban- el pelo en público, lo cual provocaba la burla de todos. Con el fin de congraciarme con las mujeres -pues es siempre a los hombres a quienes ilustro sobre los secretos femeninos-, Revista ALÓ me invitó, como representante del género, para revelarles las 20 máximas -mentiras- masculinas para que abran los ojos y no se dejen "tomar el pelo". Algunas suenan descarnadas, pero absolutamente ciertas.

1. "Dejé a mi ex por celosa, intensa y porque el sexo con ella era terrible".

¿Han escuchado alguna vez a un hombre decir que fue a él a quien echaron por tacaño, desentendido, sin compromiso y para rematar, por mal polvo?

2. "Nunca le he pedido a una mujer que hagamos esto, es que tú sacas 'el niño malo' que hay en mí"

La verdad es que los hombres no tenemos un niño malo adentro, nosotros somos niños malos por naturaleza. Lo que hay que sacarnos es el niño bueno que los más bobitos llevamos dentro.

3. "Me encantaría pasar el resto de mi vida contigo"

Ojo, en ningún momento dijo: "Sólo contigo".

4. "Hacía mucho tiempo que una mujer no me hacía sentir así"

¿Cuándo se van a dar cuenta las mujeres que los hombres no medimos el tiempo en años sino en minutos?

5. "Es que una mujer me rompió el corazón y tengo mucho tiempo sin enamorarme"

Sí, claro, y mis dientes son de leche.

6. "No me gustan las niñas, no tienen nada en la cabeza, solo son bonitas"

A ver, cómo les cuento esto... Si el man lo dice de corazón, es gay.

7. "Odio los gimnasios porque las viejas solo van a exhibirse y a mostrar. ¡Qué mamera!"

Los hombres somos 100 por ciento visuales, nuestro lema es: "si no le puedo echar un zarpazo, por lo menos le echo un vistazo".

8. "No te estreses, a mí me encantan tus gorditos"

A menos que el man sea familia de Porky, el único gordito que a los hombres nos gusta es el del chicharrón. Es malvado esto, pero sincero: no nos gustan los gordos.

9. "No entiendo a los hombres cuya fantasía es estar con dos mujeres"

¡Corran! Ese man es el embustero-farsante-embaucador más grande que jamás hayan conocido.

10. "¿Y toca llevar a tu amiga hasta la casa? Bueno, pero te dejo a ti primero, para que no me toque dar tantas vueltas"

Bah... a ver, bobitas sí no.

11. "Me encantaría ir contigo, pero es que tengo que acompañar a mi mamá"

Cerciórense de que su mamá no sea menor que él y si resulta ser realmente su mamá, ¡huyan!, el señorito es peor que un mentiroso: es un hijo de mami.

12. "Tengo que verme con mi ex, ¡qué jartera!"

Sí, claro, a todos los hombres nos da jartera intimar, hablando en plata suelta: acostarnos, con la ex, porque es que solo quiere sexo sin ningún compromiso ni obligación. ¡Qué jartera!

13. "Yo no podría vivir sin ti"

"...ni sin María, ni Kelly, ni Nancy, ni Mónica..."

14. "Yo me defino como un hombre inteligente, cariñoso, romántico, fiel, generoso, interesante..."

Se encuentran frente a un mitómano-maniaco-depravado-compulsivo. ¡A metros!

15. "Para qué me voy a buscar una vieja común y corriente en la calle cuando en la casa tengo una princesa"

Sí, claro, pero cuando uno está acostumbrado a comer comida chatarra o corrientazo todos los días, cualquier sancochito cae de perlas.

16. "A mí lo que realmente me gusta de una mujer es su belleza interior".

"Mmm... pero si no viene acompañada de un buen trasero, gracias, pero no, gracias".

17. "¡Los shows de strippers son tan degradantes!

¡Y esa es precisamente la razón por la que nos encantan!

18. "Sólo estoy esperando que mis hijos crezcan para separarme de mi mujer, ya ni duermo con ella".

Esta es tal vez la mentira más usada por los hombres en los últimos 3.000 años, pero si es verdad, ¡desaparezcan!, pues el mancito no tiene ni carácter ni personalidad.

19. "Esa vieja no hace sino llamarme, ¡me tiene mamado!"

Tranquila, que tan pronto se acueste con ella, él mismo la manda pa'l carajo. ¡Así somos!

20. "La inteligencia es lo que realmente me despierta el interés en una mujer".

Sí, claro, pero lo que realmente le despierta las ganas es un cuerpazo, una superpinta, una cara bonita y, lo siento, tengo que decirlo: un buen par de puchecas".

César Borja. Autor del libro El imperio fálico, es un escritor colombiano criado en Nueva York, donde estudió cine y administración de empresas. Ha escrito y dirigido obras de teatro off Broadway y participó en producciones fílmicas y televisivas. En Colombia ha desarrollado guiones para cine y televisión; recientemente escribió y dirigió la obra: "Infiel?... Imposible!"

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.