En la mira, tres contratistas que incumplieron al Ejército

En la mira, tres contratistas que incumplieron al Ejército

Tienen pendientes trabajos en ensamble y mantenimiento de blindados por $8.000 millones.

notitle
17 de abril 2011 , 12:09 a.m.

El número de carros de guerra blindados que tiene hoy el Ejército fuera de combate alcanza los 40, por cuenta del incumplimiento de tres empresas que firmaron contratos por 8.000 millones y alcanzaron a recibir anticipos por más de la mitad. (Vea imágenes del estado de los vehículos)

Uno de los casos que EL TIEMPO encontró -y que ahora indaga el Ejército- es el de la Importadora y Comercializadora Autorama Ltda. (Imcoa), que tiene cuatro millonarios contratos con líos, tres de los cuales se ganó en menos de 43 días. (Vea video de los daños en los tanques).

El primero de ellos es el de dotación de sables, firmado en mayo del 2009 por Imcoa y su socio Jofra. Recibieron 692 millones para su elaboración, obtuvieron tres prórrogas y completaron 14 meses de incumplimiento. Ahora, el Ejército trabaja en la recuperación del anticipo a través de las pólizas. 

Esa misma firma -con un capital registrado de 100 millones de pesos- se ganó el contrato para el mantenimiento de cuatro vehículos Nyala blindados para el acompañamiento de tropa. 

Recibió 692 millones de anticipo -el 45 por ciento del contrato- y también incumplió, a pesar de obtener las prórrogas. 

El tercer contrato que se obtuvo fue el del mantenimiento de 28 vehículos M-113 Oruga, por el que recibió 2.800 millones. 

Dos años después de firmado, los carros están arrumados en batallones de la Costa a la espera de que el Ejército establezca si Imcoa tenía que reemplazarles las viejas orugas (llantas). 

Esa misma firma aparece en el caso de los 32 tanques blindados que -por presupuesto- el Ejército decidió repotenciar con motores de menor capacidad, como lo reveló EL TIEMPO hace una semana. 

Además de la polémica por los motores, ahora se investiga por qué se les están reventando los ejes, lo que pone en riesgo su funcionamiento. La firma Stewart & Stevenson -que instaló los motores- dice que cumplió y que no suministraron los ejes; según documentos fue, otra vez, Imcoa, y por este lío los blindados -cuya repotenciación costó 15 mil millones- están frenados (Ver: 'Tanques...').

Prototipos, en rines 

El último contrato en la lista de incumplimiento es el que se firmó con Multiservicios Mecanic Center para el desarrollo de tecnología militar. A esta firma se le encomendó desarrollar un prototipo de un todoterreno para portar lanzamisiles y se le giraron 285 millones para que los entregara en octubre del 2010. 

Luego de tres prórrogas, el comité técnico acaba de conceptuar que el contrato no avanza y ahora evalúa si se les decreta el incumplimiento 

El vocero de la firma adujo líos técnicos y dijo que la próxima semana harán pruebas. Pero EL TIEMPO visitó el taller, en compañía de miembros del Ejército, y comprobó que el trabajo está inconcluso. Los representantes de Imcoa no asistieron a la cita con este diario. 

El general Ricardo Vargas, segundo comandante del Ejército, dijo que el Ministro de Defensa ordenó que la Inspección General investigue estos contratos y evalúe las medidas que el Ejército ha aplicado para que los contratistas respondan. "Estamos tomando medidas y trabajando para que esto no impacte las operaciones", puntualizó. 

Tanques, a revisión 

Para evitar accidentes de la tropa, el Ejército acaba de frenar el uso de los 32 tanques repotenciados con motores de menor fuerza, hasta que se sepa por qué a 4 se les reventaron los ejes. Para identificar la falla, el general Vargas dijo que se llamaron a los contratistas a responder, entre ellos a la Stewart & Stevenson, que también tiene carros M-113 pendientes por entregar. Y aunque Vargas admitió que hubo una "discusión válida" por el tema de los motores, dijo que no tiene relación con que los comités técnico y jurídico del Ejército no firmaran el contrato: "Ellos lo avalaron". Ahora, autoridades evalúan la carta de un ex oficial que dice que las transmisiones de los tanques no son apropiadas. 

'Se están aplicando medidas'

El general Ricardo Vargas, segundo comandante del Ejército, afirmó que en todos estos casos se aplicaron las medidas previstas en la ley y se están haciendo efectivas las pólizas para recuperar los anticipos. También dijo que es la primera vez que se presentan estos niveles de incumplimiento e insistió en que se les ha exigido a los contratistas las garantías.

Cuando se le preguntó por qué la empresa Imcoa -con 100 millones de capital- se ha ganado contratos por más de 7 mil millones, dijo que, según documentos, cumplió con los requisitos. "En todos los contratos se certificaron y acreditaron las firmas que participaron. Esa información se está revisando y se entregó a la Contraloría".

Aclaró que es falso que en el caso de los 32 tanques (de 222 Cascabel-Urutu que tiene el país) se instalaran repuestos usados. Y enfa- tizó en que el Ejército ha aplicado todas las medidas contractuales para que las empresas respondan técnica y jurídicamente. 

UNIDAD INVESTIGATIVA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.