Sabor y placer a domicilio. "El Catering está in'.

Sabor y placer a domicilio. "El Catering está in'.

notitle
28 de enero 2011 , 02:06 p.m.

Grandes empresas prestadoras de servicios de alimentos y bebidas, restaurantes y hasta hoteles ofrecen en la actualidad un amplio portafolio de opciones para que los clientes más sofisticados logren satisfacer sus antojos en las celebraciones.

El arte de producir, procesar, empacar,  transportar y servir alimentos y bebidas para consumo masivo o de grupos empresariales o sociales en diferentes lugares, ha logrado mucha acogida en el país y en el mundo, y cada vez con más ímpetu, pero la pregunta es: ¿cómo, dónde y para qué nace esta modalidad?
Sus inicios pueden remontarse a la Edad Media, cuando durante las peregrinaciones, a lo cristianos se les suministraba alimento. Hecho que fue expandiéndose por todo Europa hasta que en el siglo XV, Alemania lo volvió popular con el sustento en los albergues y, más adelante, en los barcos y aviones.

Según el jefe de Grupos y Banquetes del hotel Sofitel Cartagena Santa Clara, Juan Pablo Estrada, esta modalidad nace oficialmente en los años 60, en el estado de California, Estados Unidos, cuando la producción de películas de Hollywood solicitó atender las necesidades de alimentación de sus estrellas famosas y el equipo de filmación en sets ubicados fuera de los estudios cinematográficos. "Este servicio empezó a desarrollarse desde los años 40, durante el apogeo de la realización cinematográfica, pero sólo hasta los años 60 se difundió y se convirtió en una industria", agrega.

No pasó mucho tiempo para que en Colombia nacieran establecimientos dedicados al montaje y realización de celebraciones, bajo el nombre de casas de banquetes. Es el caso de Banquetes Pierre, fundado en 1952 por el señor Pedro Vélez Toro. La empresa se inició con la inauguración del edificio Carolina Vásquez Ospina, hoy Residencias Colón, en el centro de la capital, a la que asistieron 500 personas. Un factura por $2.72 impresa en papel membrete del Jockey Club, del cual era gerente el señor Velez, bastó para garantizar el éxito de aquella empresa que apenas comenzaba.

Banquetes Pierre empezó en una casa pequeña, con una sola estufa de carbón donde la esposa y las hermanas del señor Vélez se hacían cargo de las labores gastronómicas. Hoy, 59 años después, es una gran empresa ubicada en el sector del Parque El Virrey, por la que han pasado distinguidos chefs europeos que han elaborado los más sofisticados platos para eventos empresariales y matrimonios de prestigiosos personajes. Hoy se encuentra en manos de los señores Roberto y Pedro Vélez, hijo y nieto del fundador. Así inició esta industria en Colombia.

¿Pero cómo es que llega la palabra catering a nuestro idioma? El sector de la alimentación a domicilio crecía en Colombia, pero las cadenas hoteleras americanas importaron la palabra, en el entendido de que un término extranjero lo haría desarrollarse y posicionarse más. Aun así, la expresión catering (inglés) no queda pequeña para el anteriormente llamado domicilio o servicio de banquetes.

La fidelidad de un estilo

El catering parece una labor sencilla y fácil, pero va más allá de servir la alimentación de un evento. Por ello cada detalle cuenta para cumplir con las expectativas de los anfitriones e invitados y hacer del momento uno imborrable.
Como dice Claudia Corredor, gerente de Mercadeo y Ventas del Bogotá Plaza Summit Hotel, la comida a domicilio es también catering. Sin embargo, el término es más utilizado para servicios masivos o a grupos, tales como la preparación y empaque de comidas para aviones y servicios en línea para grandes eventos, entre otros. En el caso de la hotelería formal, el Departamento Catering es equivalente a eventos, banquetes y domicilios.
Hoy, los hoteles más importantes del país le han apostado a incrementar la calidad de sus servicios implementando esta modalidad, la misma que busca brindarles seguridad y comodidad a sus clientes. El desafío más grande para el sector hotelero es lograr llevar hasta el lugar donde el cliente desea, el sabor y la calidad de su hotel y hacer sentir al usuario como si estuviera en las instalaciones del mismo.

Ejemplo de ello es el Bogotá Marriott, que desde hace unos años ofrece este servicio para eventos corporativos, sociales y de entretenimiento como una alternativa para estar a la vanguardia en celebraciones. El objetivo es que el cliente cuente la calidad, innovación y servicio de los expertos en la locación que se desee.

"Generar este tipo de productos y servicios es interesante ya que a medida que sigue creciendo y desarrollándose en el país también se están incrementando las oportunidades de negocio. No solo tomamos la decisión de llevar la experiencia del hotel hasta donde nuestros clientes nos soliciten, sino también decidimos darle la importancia que el servicio amerita y especializarnos en el tema de logística e infraestructura", explica Alexandra Romero, gerente de Banquetes del hotel Bogotá Marriott.
El catering en el Bogotá Plaza Summit Hotel nació de la necesidad de los clientes, ya que ellos, reconociéndolo como un lugar tradicional y de alta reputación en gastronomía, deseaban llevar ese sabor y etiqueta a su empresa, o a su casa, o a una sede social o campestre para reunir a sus invitados. "El cliente se siente seguro y confiado porque ya ha probado nuestra gastronomía y personal" asegura Claudia Corredor.
Aunque la labor de un catering va más allá de brindar la alimentación del evento, la importancia de tener un buen conocedor de la gastronomía es un valor necesario para la prestación de un excelente servicio. Javier Fuentes Venegas, Chef  Ejecutivo del Bogotá Plaza, dirige toda la operación de cocina, asegurando la preparación de una gastronomía nueva que combina la New World Cuisine y la cocina clásica, produciendo una amplia selección de menús y recetas de fusión de cocinas americanas, europeas y orientales.
El prestigioso hotel  Crowne Plaza Tequendama Bogotá ha reaccionado frente a la demanda de este tipo de eventos en todos los sectores. En primer lugar, sus domicilios de catering  son reconocidos por poseer excelente infraestructura y enseres necesarios para el montaje de una celebración. Sin embargo, hay que decir que el proceso tiene más arandelas de lo que se piensa. Aspectos como el clima, número de personas, tipo de evento, tipo de alimentación y la ubicación, son fundamentales a la hora de empezar.

Sandra Bernal, jefe de Banquetes del Hotel, asegura que es numeroso el personal necesario para la realización de un catering. El maître, el jefe de montajes, los meseros, el chef  de cada sector, entre otros, son fundamentales a la hora de la planeación y la ejecución del evento. Cada uno de ellos realiza una función indispensable para lograr que el cliente se sienta como en el propio hotel.

Bernal y su equipo también reconocen lo importante que es para el grupo contar con el arte que desempeña el chef Sergio González. Sus combinaciones, aromas, colores y detalles en sus platos, marcan la diferencia a la hora de servir. Además, este famoso hotel, ubicado en el Centro Internacional de Bogotá,  logró ver de una manera amable la problemática de las obras en las principales avenidas de la ciudad y obtuvo un incremento en el negocio durante 2010. "El cliente temía encontrarse con problemas de tránsito, pero frente a nuestra propuesta de llevarle el hotel hasta el lugar donde deseaba hacer el evento, se incrementó nuestro negocio durante el año pasado" afirma Bernal.
En segundo lugar, el hotel también ofrece otro servicio de catering, el cual es brindado a las empresas que deseen tener la calidad de la alimentación de éste diariamente en sus oficinas.  El suministro de alimentación institucional del Hotel Crowne Plaza Tequendama Bogotá, dirigida a los casinos de las compañías,  ha tenido también gran acogida en el mercado.

No cabe duda que el catering en Colombia ha tomado mucha fuerza por tratarse de una alternativa práctica que permite ahorrar tiempo, evita problemas de organización y ofrece una variedad de opciones en decoración, alimentación y ubicación. Muestra de ello es el hotel Sofitel Santa Clara de Cartagena que ha logrado sorprender a sus clientes e invitados de los eventos, con montajes en lugares históricos como museos, plazas y teatros, lugares al aire libre como campiñas y haciendas, a bordo de yates y de aviones y las islas de los archipiélagos cercanos  a Cartagena, los servicios de almuerzos, cenas, cocteles, galas, coffee break, etcétera.

No se pierda la historia del Catering aéreo.

Por Angélica Garzón Martínez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.