Mónica Fonseca y Marck Tacher...¡Se separaron!

Mónica Fonseca y Marck Tacher...¡Se separaron!

Finalizando el 2010 corrían fuertes rumores sobre el fin del matrimonio de los artistas.

notitle
19 de enero 2011 , 11:50 p.m.

La presentadora en ese momento fue consultada por elenco y desmintió el rumor, sin embargo ahora habla en exclusiva y confirma su separación. Fuentes cercanas a la pareja cuentan detalles de la ruptura y afirman que esta se dio en el mes de agosto de 2010.

En diciembre pasado, en los corrillos de la farándula colombiana se decía que a la presentadora se le veía últimamente mucho en Colombia y sin su esposo. Algunos afirmaban que era por sus compromisos laborales y comerciales, otros, por el contrario, aseguraban que la rubia andaba muy sola y triste.

Mónica Fonseca y Mark Tacher se conocieron en el 2009, al principio fue una gran amistad que surgió entre dos personajes de la farándula que se encontraban en ese momento solos y pasando por una 'tusa'. Con el tiempo se les vio frecuentar juntos varios sitios y eventos y comenzó el rumor de un romance que después fue confirmado por la pareja. Desde ese mismo instante estuvieron en todos los medios como una de las parejas bonitas y queridas que había nacido en la farándula criolla.

El noviazgo duró poco, pues se fueron a vivir juntos y luego a los pocos meses anunciaron su matrimonio con bombos y platillos. Desde que comenzaron fue una relación mediática y a eso contribuyeron ellos mismos, pues 'mojaron prensa' contando su historia de amor y los detalles de lo que sería la boda del año; hasta hicieron un reality en la Internet que llamaron Los Fontacher y que también fue blanco de muchas críticas por la forma como 'comercializaron su matrimonio'. Es por esta misma razón que su separación se vuelve igual de mediática. El matrimonio que no alcanzó a durar un año.

elenco consultó varias fuentes cercanas a la pareja que no quisieron ser reveladas y todas coinciden en que a pesar de que a los dos se les vio muy enamorados al inicio de la relación, se pronosticaba que iba a ser muy difícil la convivencia pues Mark es judío-mexicano y sus deseos de formar un hogar y tener rápidamente hijos no coincidían con los de Mónica, que siempre ha sido muy entregada a su trabajo.

Justamente cuando se casaron empezaron las ofertas de trabajo en México para Mark. Mónica se fue con su esposo para el país azteca, sin embargo, los compromisos de la presentadora la obligaban a venir a Colombia muchas veces durante el año. Así, la pareja no se veía muy seguido y era más el tiempo que permanecían lejos, afirma una fuente, quien agrega además que ese pudo ser uno de los motivos para que la relación se enfriara.

Otros cercanos a los dos bellos van más allá y cuentan que los dos eran como el agua y el aceite y que Mark estaba enamorado de una Mónica en la que vio a la mujer perfecta para ser la mamá de sus hijos; no obstante, con el tiempo se dio cuenta de que Mónica era una mujer independiente y con ganas de escalar profesionalmente: "Él quería una esposa, quería una mujer que estuviera con él en su casa y no la gran mayoría del tiempo lejos; quería hijos ya y ella no lo tenía contemplado entre sus planes.

Se podría decir que culturalmente Mark podría llegar a tener un pensamiento machista, pero es más bien tradicionalista; y al darse cuenta de que Mónica no era la mujer de la que él se enamoró comenzó la decepción".

La fuente en México agrega: "Hay que rescatar que Mónica lo intentó, ella viajaba y trataba de recuperar su matrimonio; pero Mark ya estaba muy decepcionado y sentía que a ella solo le importaba su carrera, y que al parecer ninguno de los dos daría su brazo a torcer".

Alrededor de una noticia como esta suelen generarse muchas especulaciones, como que uno de los dos fue infiel, que Mónica quería conquistar el mercado mexicano y que Mark se oponía; lo cierto de todo esto es que la pareja está distanciada.

Añaden otras fuentes cercanas a Mark que él ya está haciendo vida de soltero desde hace meses e incluso otro conocido del actor dice que el galán ya tiene un nuevo amor y que aunque le dio muy duro tener a su esposa lejos, ahora se le ve muy tranquilo con sus amigos.

¿Qué dice Mónica Fonseca?

"Solo mi Dios sabe si la separación irá a ser un hecho o no; por ahora llevo un mes y quince días en Colombia, no muy sola; por el contrario, estoy en este país porque aquí tengo mi trabajo, mi familia y mis amigos. Vivo desde hace un mes y quince días en el departamento que es de Mark y mío en Colombia, como siempre que venía una sola vez al mes. Me llevé a mi abuela, quien me cuida y no estoy sola... Sí, sin Mark, pero más acompañada, más protegida de cualquier cosa.

"En este momento nos estamos tomando un tiempo, nos estamos distanciando, le pusimos millas al matrimonio, porque tuvimos varios inconvenientes que llevaron a que nos diéramos este tiempo. Cuando elenco me llamó (en diciembre pasado), aún estaba con mi marido en México, en este momento estoy viviendo en mi casa en Colombia y Mark viviendo en México".

¿Son motivos irreconciliables?

"Lo único irreconciliable en la vida es la muerte. Por ahora, en este momento, cada cual necesita su espacio y su tiempo. Él está en México haciendo una obra de teatro llamada Los insignificantes, acaba novela el 30 de enero y le han hecho muchas ofertas en Colombia, sin embargo tiene contrato de exclusividad con Televisa y seguramente allá seguirá tranquilo. No puedo decir si habrá reconciliación o si la separación va a ser eterna, no me atrevo a decir nada de eso, ni Mark tampoco. En este momento tenemos unas diferencias que son de base y ni el uno ni el otro va a echar para atrás.

"Un matrimonio es algo muy serio y es doloroso tener que hablar de esto, pero es una realidad. Estoy acompañada por mis amigos que se han portado maravilloso, no puedo dar más detalles, no es apropiado, es algo muy privado, muy de la pareja, muy delicado; creo que es importante respetar los espacios y ya estaría pisando el terreno de él, y Mark se merece tanto respeto como yo.

"Lo quiero muchísimo, le tengo cariño, amor, respeto, pero también me quiero más a mí; eso lo tengo clarísimo y esa es la razón básica por la que pienso que el individuo primero se tiene que querer a sí mismo y después puede amar al resto. El respeto por uno mismo es lo más grande que uno tiene, es lo único que uno tiene al final del día".

Por GLORIA FRANCO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.